Al destacar que lo importante de la Cruzada Nacional Contra el Hambre es que los jóvenes están comprometidos con esta causa, que la están haciendo suya y que son precisamente ellos los que van a ayudarnos a terminar con este flagelo que afecta a nuestro país, la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, participó y convivió esta tarde con los voluntarios que se capacitaron para participar en las acciones de la estrategia presidencial.

El taller de capacitación reunió a 160 jóvenes, representantes de los 31 estados del país y del Distrito Federal durante dos días, durante los cuales intercambiaron ideas que serán sumadas a las acciones que ya se implementan en los 400 municipios prioritarios.

La secretaria enfatizó que la Cruzada es un programa que busca mover corazones, a la gente y a un país que está dividido y fragmentado, pues “ustedes se están apropiando del programa y adoptando la Cruzada Nacional contra el Hambre como su causa; la están haciendo suya, porque también quieren un México sin Hambre”.

Los jóvenes expresaron a la titular de la Sedesol su compromiso en el combate a la pobreza extrema y al hambre y sabemos que está en nosotros dar a la gente esa esperanza, ese ánimo de luchar por salir ellos mismos de la situación en que se encuentran.

Sabemos que hay muchos jóvenes como nosotros que debido a esas circunstancias no han podido continuar con sus estudios y se condenan a seguir viviendo en la pobreza. “Vamos a ir a platicar con ellos, a enseñarles que sí hay salidas, que hay oportunidades de alcanzar una vida digna y de obtener ingresos para que puedan vivir en mejores condiciones.

Por su parte, la secretaria Robles Berlanga dijo a los jóvenes que hay que hacer todo lo que podamos para sembrar esperanza en la gente, porque “ni el miedo, ni el golpeteo ni el chantaje van a derrotar las expectativas que tenemos en esta gran estrategia implementada por el presidente Enrique Peña Nieto, quien sabe que si hay una batalla por librar en este país, es contra el hambre”.

Consideró que la participación de los jóvenes va a dar una gran fuerza a la Cruzada, porque la participación de este sector va a permitir que el programa llegue a todos los rincones del país, especialmente a aquellos lugares donde viven otros jóvenes que están reclamando sus derechos.

Estoy muy contenta de escucharlos, dijo la titular de la Sedesol a los participantes del taller, luego de escuchar su compromiso con esta causa, que “es de los mexicanos, porque la cruzada no es del Gobierno, sino de todo el pueblo, y lo que buscamos es despertar la solidaridad de todos con los que menos tienen”. 

Descarga esta información en formato PDF