obreza extrema.

Durante la “Reunión de Alto Nivel sobre el Hambre y la Seguridad Alimentaria y Nutricional: Hacia la Agenda de Desarrollo Post 2015”, celebrada en esta ciudad el pasado jueves, el director general de la FAO, José Graziano da Silva, destacó en particular la labor del presidente Enrique Peña Nieto quien puso al hambre en la agenda pública nacional.

Al encuentro asistió el subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Juan Carlos Lastiri Quirós, con la representación de la titular, Rosario Robles Berlanga.

Durante los trabajos se hizo una evaluación de los avances en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que entraron a la cuenta regresiva de los mil días, y se analizaron los desafíos globales para disminuir la pobreza.

La participación del subsecretario de la Sedesol contribuyó a delinear la postura institucional frente a la Agenda de Desarrollo Post 2015, como parte de las consultas globales que la Organización de las Naciones Unidas lleva a cabo en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Graziano da Silva señaló que los gobiernos nacionales son responsables de garantizar la seguridad alimentaria de sus ciudadanos, aunque reconoció que en una economía globalizada ningún país puede actuar solo, ya que se requiere de los esfuerzos multilaterales.

“La única respuesta efectiva a la inseguridad alimentaria es el compromiso político nacional, reforzado a niveles regional y global por la comunidad internacional”, concluyó el director general de la FAO.

Las naciones participantes en la reunión de alto nivel se comprometieron a redoblar esfuerzos para impulsar las acciones nacionales y avanzar de manera más efectiva en la lucha contra el hambre. 

Descarga esta información en formato PDF