La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, alejada de todo protocolo, se unió a los habitantes de Mártir de Cuilapan y de la colonia “Simón Bolívar”, en Acapulco, al poner en marcha las Jornadas de Trabajo Comunitario; mano con mano, hombro con hombro, agarró la brocha gorda y comenzó a pintar fachadas, como muestra de que juntos, sociedad y gobierno, pueden transformar el entorno.

Fue así como este sábado, la titular de la Dependencia dio inicio a las jornadas de trabajo comunitario en las localidades piloto de la Cruzada Nacional Contra el Hambre: el municipio rural de Mártir de Cuilapan y la colonia urbana “Simón Bolívar”, en Acapulco, donde se aplican los programas que se desarrollarán en los 400 municipios de esta estrategia del gobierno de la República.

La titular de la Sedesol supervisó a su llegada las obras de adecuación del Centro de Salud y del Centro de Rehabilitación del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), acompañada por la presidenta del DIF estatal, Laura del Rocío Herrera de Aguirre, para que tengan servicios de calidad.

Después de realizar algunos de los trabajos de mejoramiento a la comunidad, Rosario Robles encabezó en la plaza principal de Apango, la cabecera municipal de Mártir de Cuilapan, la toma de protesta a los integrantes de los Comités Municipales de la Brigada por el Hambre, evento en el cual pidió a la ciudadanía organizarse y trabajar en la solución de problemas como la inseguridad, la pobreza extrema y el hambre.

Los Comités Municipales serán los encargados de recoger las necesidades de la población y decidir las obras prioritarias, supervisar su ejecución y vigilar que se realicen en tiempo y forma, por lo que en su mensaje la secretaria Robles Berlanga dijo a sus integrantes y ante casi 500 habitantes, la mayoría indígenas amuzgos, mixtecos, tlapanecos y nahuatlacas, que ellos, “los ciudadanos, con su dignidad, su cultura solidaria, su capacidad para organizarse y participar en el mejoramiento de su comunidad, son quienes van a cambiar las cosas. No hay nada más fuerte que la unidad”.

En esta cabecera municipal, ubicada a 35 kilómetros de Chilpancingo, la responsable de la política social del país supervisó el trabajo coordinado e integral que llevan a cabo 16 secretarías de Estado y tres organismos para dotar de infraestructura a la comunidad, además de anunciarles que el próximo lunes inician las obras para abastecerla de agua potable, toda vez que esa fue una de las demandas más sentidas.

La titular de la Sedesol aclaró a los guerrerenses que “no se trata de ningún regalo; estamos cumpliendo con un derecho que ustedes tienen como mexicanos, para vivir con dignidad”.

Para revertir la situación que hoy viven, Rosario Robles dijo que todos debemos aportar energías y compromiso para que los guerrerenses y los mexicanos tengan mejores niveles de bienestar, como lo ha pedido el presidente Enrique Peña Nieto, para lograr un México más justo, con igualdad de derechos y libertades.

Posteriormente, en la colonia “Simón Bolívar”, de Acapulco, la secretaria de Desarrollo Social fue recibida por jóvenes que portaban camisetas en las que se leía “Yo quiero un México sin hambre”; dialogó con los pasantes de Odontología de la Universidad Autónoma de Guerrero, quienes realizan una jornada de salud bucal entre la población.

Asimismo, en la Clínica Simón Bolívar le fueron explicados los trabajos de salud para las mujeres, como mastografías y mamografías.

De ahí se trasladó al canal que atraviesa la colonia, donde la Sedesol aplicará el Programa de Empleo Temporal para la generación de 150 empleos para que los vecinos de la zona realicen la limpieza del afluente, apoyados por elementos del Ejército mexicano.

Acompañaron a la secretaria de Estado, durante la puesta en marcha de las Jornadas de Trabajo Comunitario, la presidenta del DIF estatal, Laura del Rocío Herrera de Aguirre; el subsecretario de Desarrollo Comunitario y Participación Social de la Sedesol, Javier Guerrero García; la secretaria estatal de Desarrollo Social, Beatriz Mojica Morga; la delegada de la Sedesol, Laura Catalina Ocampo Gutiérrez, y los presidentes municipales de Cuilapan, José Guadalupe Rivera Ocampo, y de Acapulco, Luis Walton Aburto.

 Descarga esta información en formato PDF