En el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre y con apoyo de las organizaciones de la sociedad civil, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, puso en marcha la Estrategia de Desayunos y Comidas Calientes para Hijos de los Trabajadores del Campo, en beneficio de 112 mil niñas, niños y jóvenes, que en una primera etapa se aplicará en 108 campos agrícolas sinaloenses y progresivamente se replicará en otros estados.

En el campo agrícola La Flor, ante hombres y mujeres de rostros morenos y manos curtidas por el contacto diario con la tierra, el sol y el frío; donde se siembra y pizca pepino, tomate, lechuga, brócoli y chile, la titular de la Sedesol informó que 14 mil hijos de jornaleros que aquí trabajan serán derechohabientes de esta estrategia, para hacer efectivo el derecho constitucional a una alimentación suficiente y nutritiva.

“Teníamos una deuda con ustedes, con la gente que viene de los municipios más pobres del país, de Guerrero y de Oaxaca, principalmente, pero hoy estamos aquí trabajando para darles una vida más digna”, afirmó la titular de la Sedesol, al dialogar con jornaleros, quienes hablaron de sus necesidades, de la pobreza de sus pueblos de origen, pero también de sus anhelos por vivir dignamente.

Aseguró que uno de los desafíos del gobierno de la República es “que los campos agrícolas estén exentos de trabajo infantil, en la construcción una sociedad de derechos, porque los niños deben estar en la escuela, en su comunidad, jugando y siendo felices”.

Doña Matilde, de Oaxaca, menuda de estatura y de sonrisa franca, estrechó la mano de la secretaria de Desarrollo Social federal y agradeció lo que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto está haciendo por su pueblo y por sus hijos, que son nueve y "ya van a comer calientito todos los días, pues muchas veces no nos da tiempo de hacer los alimentos, porque entramos a trabajar muy temprano”.

En camisas de manga larga, suéteres, pants, paliacates y gorras para protegerse del sol, el aire y la tierra, otros jornaleros escuchan las palabras de la secretaria, quien les habla de construir una nueva sociedad, basada en derechos, entre ellos el acceso a una alimentación nutritiva y suficiente.

“Con la Cruzada Nacional Contra el Hambre estamos trabajando en las zonas rurales, pero también en las urbanas, porque en las ciudades está la parte más lacerante de la pobreza; se fracturó el tejido social, que es imperativo atender para crear un México próspero”, enfatizó, al referirse a la pobreza que se concentra en las zonas conurbadas como resultado de la migración.

En México, los jornaleros agrícolas, muchos de ellos indígenas, se mueven periódicamente de sus comunidades de origen hacia diferentes rumbos, con el referente de los estados del noreste del país, y constituyen uno de los sectores más vulnerables que hoy atiende la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Mientras tanto, el gobernador Mario López Valdez explica que Sinaloa produce el 40 por ciento de las frutas y verduras que se consumen en los Estados Unidos, lo cual habla de la productividad y bonanza del campo sinaloense, pero también pide coordinar esfuerzos con la Federación, por ser su estado el principal receptor de la migración interna.

“La Cruzada es un gran esfuerzo del gobierno Federal, en el cual todos estamos comprometidos porque busca sacar adelante a los más pobres y tienen en Sinaloa a un aliado incondicional”, afirmó López Valdez.

En este campo agrícola de La Flor, la secretaria Rosario Robles Berlanga entregó apoyos por casi 13 millones de pesos a organizaciones de la sociedad civil que apoyan la Estrategia de Desayunos y Comidas Calientes para Hijos de Trabajadores del Campo, que se replicará paulatinamente en otros estados.

“Trabajamos para construir un México donde todos podamos ejercer un piso básico de derechos; donde podamos tener acceso a la salud, a la alimentación, a la seguridad social, ya que 7 de cada 10 mexicanos carecen de él, a pesar de que también es consagrado por la Constitución”, enfatizó.

Como parte del encuentro, los trabajadores agrícolas invitaron a la secretaria Robles Berlanga a conocer la escuela primaria, construida con recursos del Programa de Atención a Jornaleros Agrícolas (PAJA) de la Sedesol, así como su estancia infantil, certificada en materia de protección civil y cuenta con seguro de vida, en la cual se impartirá capacitación permanente a las responsables y asistentes.

Anteriormente, en el Fraccionamiento Las Torres, en pleno centro urbano, la secretaria de Desarrollo Social supervisó las medidas de protección civil puestas en marcha en 300 estancias infantiles afiliadas a la dependencia federal en Sinaloa, con las cuales se busca brindar mayor atención y seguridad a 10 mil 164 hijos de madres trabajadoras o padres solos.

Finalmente, la funcionaria federal se reunió con jóvenes promotores de la Universidad Autónoma Indígena de México, quienes se incorporarán al trabajo comunitario en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre en Culiacán, Guasave, Sinaloa y Ahome.

170114 SINALOA PAJA 02jpg
Descarga esta información en formato PDF