La doctora Luz Esther Rangel, coordinadora de la Clínica de la Memoria del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) obtuvo el primer lugar en la categoría Investigación de la Enfermedad de Alzheimer, en el XVIII Congreso Nacional de Alzheimer, celebrado en la ciudad de Monterrey. 

El estudio “¿La diabetes mellitus es un factor de riesgo para la demencia vascular?” fue presentado de manera conjunta con la psicóloga Mariana Andrea Barragán García, quien informó que después de realizar una investigación por más de un año y revisar 600 expedientes de pacientes de la Clínica de la Memoria, se seleccionaron casos de mujeres a quienes se les aplicaron las pruebas Neuropsi Atención y Memoria, con la que se obtiene un perfil cognoscitivo, la de hemoglobina glicosilada, que mide el promedio de glucosa en sangre anterior a tres meses, y la batería de pruebas de evaluación de demencia.

Cabe destacar que en el trabajo participó también la gericultista del Inapam, Elisa Farías, y que la investigación compitió con 25 proyectos a nivel nacional, los cuales fueron seleccionados previamente.
La doctora Rangel señaló que la trascendencia de la investigación es que servirá para fomentar la conciencia entre la población de que la diabetes, la hipertensión y las enfermedades vasculares pueden generar este tipo de demencias. 

“La diabetes en México es una enfermedad crónico-degenerativa de proporciones epidémicas, que disminuye el desempeño cognitivo. Los resultados muestran que las pacientes con diabetes llegan a convertirse en dependientes, lo que genera un costo económico y emocional para la familia”, agregó la especialista.

Barragán García agregó que los años de evolución con los pacientes diabéticos no son tan significativos, ya que influyen además diversos factores como el estilo de vida y la alimentación, por lo que enfatizó la importancia de cuidarse desde edades tempranas y fomentar la cultura de autocuidado.”

Entre las recomendaciones que dieron para evitar la demencia vascular están: conocer la herencia para llevar un estilo de vida saludable; hacer ejercicio y llevar una alimentación sana.

Las especialistas señalaron que la investigación se realizó apegada al protocolo científico, que corroboró la hipótesis, e informaron que buscan ampliarla y hacer un estudio más profundo, ya que la demencia es un proceso asociado a la edad. 

Se estima que la demencia vascular tiene una prevalencia de 1.2 a 4.2 por ciento en personas mayores de 65 años de edad, representa 10 a 50 por ciento de los casos de demencia y es el segundo tipo más frecuente.

La demencia vascular es una enfermedad neurodegenerativa de origen cardiovascular o circulatorio. El control de los factores de riesgo busca detener o hacer más lenta la progresión clínica del deterioro cognitivo. 

En este sentido, la diabetes mellitus, la obesidad, la hipercolesterolemia y la hipertensión arterial han demostrado ser factores de riesgo para la demencia vascular. 

 Descarga esta información en formato PDF