San Luis Acatlán, Gro., a 20 de agosto de 2013
La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, afirmó que se ha roto con la perniciosa idea de gobiernos divididos, muchas veces enfrentados por diferencias de carácter político o partidista, para crear un frente común contra la pobreza extrema y el hambre.

Durante una gira de trabajo realizada en conjunto con la directora general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado, y el gobernador Angel Aguirre, la titular de la Sedesol llegó a regiones que contrastan la riqueza y abundancia de sus recursos naturales con la pobreza extrema de sus habitantes.

La jornada para supervisar el avance en la instrumentación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre y toma de protesta a los comités comunitarios de San Luis Acatlán e Iliatenco, sirvió también para visitar el comedor comunitario instalado en la localidad de Zentixtlahuaca y en Tierra Colorada.

La funcionaria federal señaló que este sur profundo al que pertenece Guerrero es más que pobreza, carencias o conflictividad social; es el escenario donde miles de familias luchan todos los días por superar su situación con base en su propio trabajo y en la fuerza de sus redes comunitarias e identidades.

En San Luis Acatlán, donde 27 mil de sus 45 mil habitantes son indígenas mixtecos, nahuas, tlapanecos y amuzgos, la funcionaria federal informó que con la participación de los tres órdenes de gobierno se conjuntó “una bolsa de inversión por 148.5 millones de pesos, con los cuales vamos a mover indicadores educativos, de salud, de seguridad social, de calidad y servicios en la vivienda, de alimentación y de ingresos”.

En este municipio, que ocupa el lugar 16 a nivel estatal en condiciones de pobreza y marginación, Robles Berlanga destacó que ya comienzan a verse los primeros avances del trabajo realizado en esta zona, lo cual es alentador, pues se han distribuido alimentos a 12 mil 500 personas; se otorgaron más de 500 becas para educación básica; se afiliaron 512 personas al Programa Pensión para Adultos Mayores, y se puso énfasis en el mejoramiento de la vivienda, por lo que se colocaron mil 722 techos firmes y mil 123 pisos de cemento.

Detalló que 2 mil viviendas tienen ya agua potable; 427, drenaje, y mil 290 tienen energía eléctrica; que están en marcha más de 900 proyectos productivos y se han pagado más de 23 mil jornales del Programa de Empleo Temporal.

Por otra parte, la secretaria de Desarrollo Social dijo que contar con el Comité Comunitario de San Luis Acatlán es un importante aliciente para la Cruzada, porque ésta se sustenta en la convicción democrática de la comunidad de trabajar por su propia superación.

Robles Berlanga convocó a funcionarios federales, estatales y municipales, así como a los habitantes de San Luis Acatlán, a profundizar las acciones, “porque sí se puede romper el círculo vicioso de la pobreza; porque sí se pueden construir mejores condiciones de desarrollo con base en el trabajo colectivo”.

Posteriormente, visitaron los comedores comunitarios de las localidades de Zentlixtlahuaca y Tierra Colorada, donde recorrieron las instalaciones y escucharon los informes de labores de los responsables operativos, dependientes de la Secretaría de la Defensa Nacional, por lo que la secretaria de Desarrollo Social dijo que los elementos del Ejército “llegan a las comunidades de Guerrero no con un arma en la mano, sino con su labor humanitaria, para instalar 500 comedores comunitarios” .

Al término del evento, los funcionarios federales y estatales se trasladaron a Iliatenco, donde supervisaron los avances en la instrumentación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre y tomaron protesta a los comités comunitarios respectivos.

Aquí se entregaron simbólicamente autorizaciones del Programa de Mejoramiento de Vivienda a tres representantes de los Comités Comunitarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre; un apoyo de Liconsa y el pago a un beneficiario de Programa de Empleo Temporal.

En Iliatenco, municipio que ocupa el lugar 23 a nivel estatal en condiciones de pobreza y marginación, la secretaria de Desarrollo Social manifestó que “hoy se respiran mejores tiempos gracias a la Cruzada Nacional contra el Hambre, ya que de acuerdo con el reporte de avances, 600 personas más se benefician con leche fortificada Liconsa; se abrieron dos nuevas tiendas Diconsa; más de 800 niños y mujeres embarazadas han recibido suplementos alimenticios, y se han beneficiado casi 22 mil personas con la distribución de alimentos.

Asimismo, 190 niños han recibido becas para estudiar la primaria y 20 para cursar la secundaria; 273 personas mayores de 65 años reciben el apoyo del Programa Pensión para Adultos Mayores, y se han reforzado 692 techos y colocado 74 pisos firmes”. 

En cuanto al mejoramiento de las viviendas, la titular de la Sedesol informó que hay casi mil viviendas más con drenaje, 188 con electricidad y 188 con fogones ecológicos.

Robles Berlanga destacó la constitución en Iliatenco de 38 comités comunitarios, lo que habla de su cultura de participación, uno de los principales activos para que este joven municipio pueda ser más incluyente el día de mañana.