Buenos Aires, Argentina, a 9 de octubre de 2014.- México vive un cambio sociocultural y la gente busca salir de la pobreza a través del desarrollo de sus capacidades productivas y la generación de sus propios ingresos, afirmó el Subsecretario de Desarrollo Social y Humano, Ernesto Nemer Álvarez, al participar en el XI Congreso de la Unión Iberoamericana de Municipalistas, en esta ciudad.

En el marco de la "Segunda Semana de Municipalismo Iberoamericano", cuya temática es "Economía y Desarrollo Local Sostenible", el funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) explicó que la prioridad del Presidente Enrique Peña Nieto es avanzar en el combate del hambre y la pobreza extrema, para lo cual impulsa una política social de nueva generación cuyo rasgo distintivo es la participación ciudadana y el ejercicio pleno de los derechos constitucionales.

El Subsecretario Nemer Álvarez sostuvo que las reformas estructurales impulsadas por el Gobierno de la República y avaladas por el Congreso de la Unión, sientan las bases para lograr el crecimiento económico, con inclusión social, productiva, laboral y financiera.

Por primera vez en México, agregó, “la política social se vincula con la económica y ambas con la social, porque estamos convencidos que no hay mejor política social que el empleo, con trabajos dignos y bien remunerados, para que las oportunidades de desarrollo lleguen a quienes menos tienen para alcanzar una vida digna”.

En su ponencia "La vertiente social y el desarrollo sostenible: políticas sociales e inclusión”, Nemer Álvarez señaló que la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNcH), estrategia integral del Gobierno del Presidente Peña Nieto, atiende a una población objetivo de 7 millones de mexicanos, de los cuales 3 millones ya comen mejor, tienen acceso a la educación, a la seguridad social, inclusión financiera y productividad social.

“Con la Cruzada se trabaja en las zonas rurales, pero también se pone especial énfasis en los polígonos urbanos, porque de los 53 millones de personas en pobreza, 70 por ciento radica en las ciudades, donde más se ha deteriorado el tejido social", aseguró.

Explicó que la política social de nueva generación se hace en y desde el territorio y está perfectamente focalizada para saber quienes requieren los apoyos; para eso se realiza una coordinación entre los gobiernos municipales, estatales y federal, comités comunitarios y promotores voluntarios.

El Subsecretario Ernesto Nemer se refirió asimismo al Programa de Inclusión Social Prospera, a través del cual las familias pueden acceder a más educación, más salud y más alimentación, además de incorporar la vertiente productiva, a fin de que los beneficiarios puedan acceder a créditos y proyectos productivos para mejorar sus ingresos.

Hoy, concluyó el Subsecretario Nemer Álvarez, “la política social de México es sólida, basada en un modelo sostenible, con metas claras, donde la participación ciudadana es fundamental para avanzar en la superación de la pobreza, con una nueva visión que deja atrás el asistencialismo y las dádivas”.

38514 2jpg