México, D.F., a 01 de agosto de 2014.- Ante representantes de más de 21 países de América Latina y El Caribe, México refrendó su compromiso por hacer efectiva la seguridad alimentaria y la nutrición de los mexicanos a través de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, estrategia puesta en marcha por el Presidente Enrique Peña Nieto, basada en la suma de esfuerzos y en concordancia con las experiencias de la FAO y diversas agencias internacionales”, afirmó Juan Carlos Lastiri Quirós, Subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Tras concluir la VIII Reunión del Grupo de Trabajo de la Iniciativa América Latina y El Caribe sin Hambre 2025, donde más de 50 representantes de países de la región acordaron fortalecer la seguridad alimentaria y nutricional para combatir el hambre y hacer efectivo el derecho de las personas a una alimentación adecuada, encaminada al cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo de Milenio, de la Organización de las Naciones Unidas, el Subsecretario Lastiri Quirós mencionó:

“Los planteamientos de académicos, organizaciones civiles y representantes de los gobiernos de la región, enriquecen la experiencia mexicana y confirman al Gobierno de la República que la Cruzada Nacional Contra el Hambre avanza por la ruta correcta, a través de un acertado diseño de política pública”.

Durante la VIII Reunión del Grupo de Trabajo de la Iniciativa América Latina y El Caribe sin Hambre 2025, explicó, se generó un gran debate y se hicieron planteamientos que enriquecen las políticas públicas, como los del doctor Fernando Monckeberg, para priorizar la atención a los habitantes de la región desde sus primeros años de vida para enfrentar los problemas de seguridad alimentaria y nutrición, en un mensaje reflexivo: quien no cuida su niñez descuida su Nación”.

Informó que los participantes acordaron impulsar el tema de la seguridad alimentaria en el ámbito legislativo; involucrar a las agencias internacionales, como el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de Inversión para el Desarrollo de la Agricultura (FIDA) y el Programa Mundial Alimentario(PMA); promover espacios de diagnóstico sobre la problemática de la malnutrición y sus vínculos con las políticas de salud pública, así como impulsar la producción y comercialización de alimentos, con especial énfasis en la agricultura sostenible.

UN ACIERTO, RECONOCER EL HAMBRE

El Coordinador de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre y Oficial de Seguridad Alimentaria de la FAO, Ricardo Rapallo, calificó como un acierto del gobierno mexicano haber reconocido el problema del hambre, porque permite llegar a las familias más pobres de manera focalizada.

“La experiencia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre es un acierto del actual gobierno de México para enfrentar un problema que otros consideraban del pasado”.

La estrategia impulsada por el Gobierno focaliza y articula políticas públicas de manera integral para llegar al territorio y llevar desarrollo y bienestar a donde las personas más vulnerables. Eso es ya un éxito”.

LA CRUZADA NACIONAL CONTRA EL HAMBRE
CREA CONCIENCIA EN TORNO A UN PROBLEMA

La Cruzada Nacional Contra el Hambre está creando “conciencia de todos los actores sociales en torno a un problema; por eso, el trabajo de México con la sociedad, legisladores, académicos, es digno de destacar, pues el hambre es un tema convertido en prioridad, que seguirá generando conciencia y se convertirá en una política estable en favor de quienes viven en pobreza”.

FUNDAMENTAL LA ATENCIÓN EN LOS PRIMEROS 
AÑOS DE VIDA: DR. FERNANDO MONCKEBERG

Para el doctor Fernando Monckeberg, experto en el combate del hambre y la desnutrición en el continente, la principal aportación de la Reunión es el enfoque fundamental de los gobiernos de América Latina y El Caribe a la primera etapa de la vida, donde se encuentran las bases para el desarrollo y la competitividad del individuo.

"El mensaje fundamental es el cuidado de los primeros años de vida, del primer periodo, del embarazo, y permitir la expresión plena del potencial genético, el cual permite adaptarse a un mundo competitivo, dominado por el boom del conocimiento", afirmó.