Muchas gracias y muy buenos días a todos ustedes. Quisiera agradecerles en varios sentidos: primero, que nos hubieran recibido hoy, que estén en domingo aquí en la mañana para que podamos platicar con ustedes; segundo, agradecerles el trabajo que hacen todos los días, que es un trabajo que tiene, sobre todo en el estado de Jalisco, dos significados muy importantes: atrás de los productores de leche de Los Altos de Jalisco está la capacidad de compra y la vinculación directa con Liconsa. Y atrás de la nutrición que, muchos días en la mañana, el mexicano digesta, pues se hace a través de la leche Liconsa.

Si nuestros niños, nuestros adultos mayores están bien nutridos, en muchos casos es porque están tomando los productos que Liconsa ofrece.

Y en la coyuntura agradecerles el esfuerzo. Hoy afortunadamente estamos celebrando buena fortuna, estamos celebrando buena suerte. Estamos celebrando el hecho de que un huracán, el más grande del que se tenga memoria en el mundo, no generó los estragos que esperábamos de él. Pero no obstante, de no haber generado esos estragos, nos puso a prueba, puso a prueba a la ciudadanía, puso a prueba la capacidad que tiene el gobierno de trabajar juntos, de trabajar coordinados.

Ayer fuimos capaces, juntos los dos gobiernos, de evacuar todo Puerto Vallarta, de revisar Puerto Vallarta y no encontrar gente, coches. Preparados estábamos para la contingencia más difícil. Afortunadamente esta no se actualizó, pero puso de relieve lo que podemos hacer cuando trabajamos de la mano, coordinados ciudadanía y gobierno.

El que no se haya actualizado como nosotros temíamos no quiere decir que no hay mexicanos en Jalisco, en Colima, en Nayarit, que están pasando momentos difíciles. Y en esos momentos difíciles, en estos días, van a sentir el afecto de Liconsa, el afecto de sus trabajadores, el empeño de los trabajadores de Liconsa que ayer suspendieron la labor usual para embotellar agua potable, y que estuviéramos ciertos de que en la dificultad, en el reto que estamos enfrentando, y estuvimos por enfrentar, el agua potable no estuviera ausente, como tampoco estuvieran ausentes los productos de Liconsa, que hoy funcionan con toda normalidad.

Entonces yo quería hoy agradecerles mucho el empeño, el compromiso, el entusiasmo, la preparación cotidiana, pero específicamente en la contingencia. Que sepan ustedes que el presidente estuvo muy pendiente de la labor que aquí se hacía.

Ayer él podía decir con satisfacción que ni leche ni agua habrían de faltar en la emergencia por el trabajo de Liconsa, y yo quería de manera personal agradecérselos visitando la planta, una planta de vanguardia, una planta de excelencia, que produce un producto también de excelencia.

Entonces quería hacerles saber que se los apreciamos, se los agradecemos. Estamos acá cerca de Jerónimo, de su director general, pero queremos estar cerca de ustedes reconociendo su trabajo y su compromiso.

Muchísimas gracias, muy buenos días. Y de verdad muy reconocidos.