Muy buenas tardes tengan todas y a todos ustedes.


Llegamos unos minutos tarde al evento, apenas unos diez minutos, y sentía yo más nerviosismo y más 

preocupación de la que siento usualmente cuando se me hace un poco tarde. Y cuando reflexionaba por qué, 

pues recordé que yo aquí trabajé en mi primer empleo, en 1991. Y cada vez que llegaba yo tarde al trabajo 

me ponía más nervioso. 


Entonces, de repente la percepción de que iba a llegar tarde a Banamex me hacía recordar cómo me 

preocupaba hace ya muchos años cuando por primera vez ocupé, justamente en esta institución, un espacio 

como analista.


El gusto de encontrarme con Ernesto Torres Cantú, con Andrés Albo,  y la preocupación de encontrarme con 

Alonso García Tamés que además fue mi jefe, y que compendiaba la preocupación de llegar tarde a un 

evento en el que él iba a estar.
 

Para la Sedesol este es un evento importante, es el primer convenio de este tipo que suscribimos y es un 

convenio que tiene importancia en el siguiente sentido: nosotros en la Sedesol hemos hecho nuestro, hemos 

trabajado con seriedad por instrucciones del presidente Peña Nieto, conforme a los indicadores y a la 

definición de pobreza que tiene Coneval.


Hoy, sin que medio en ello ningún debate por parte de la Secretaría, pobreza es la que define Coneval, y 

trabajar en cambiar la vida de los mexicanos conforme a esos indicadores es lo que hemos buscado hacer en 

esta gestión. 


Y hoy Banamex con este instrumento hace suya también esa definición de pobreza y se compromete a 

trabajar y a desplegar, en su amplia labor de fomento social, en buscar junto con nosotros incidir en esos 

indicadores. 

Es importante entonces porque es la primera vez que una institución hace suyos, para evaluar el resultado de 

su gestión, estos indicadores. Y es importante porque es Banamex, es un banco de una gran profundidad, de 

una gran historia, 131 solamente en esta sede. 


En donde en su despliegue propio, cotidiano de su labor, hace una enorme diferencia en la vida de los 

mexicanos. Pero donde, además, históricamente ha tenido un enorme compromiso social que se manifiesta 

en diversas aristas, algunas de las cuales comentó Ernesto.


Pero Fomento Social Banamex está atrás de acciones de construcción de vivienda, del apoyo en la 

reconstrucción de albergues indígenas, de impulso a proyectos productivos a través de sociedades 

cooperativas e Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Yucatán.



En Fomento Social acompañan cada acción de la sociedad civil poniendo peso sobre peso, en un esfuerzo 

por estimular la construcción de una ciudadanía más responsable. En la amplitud de sus programas, el 

deporte, y el compromiso con el deporte, no escapa a su acción; en el programa “Home Runs”, por cada 

buena jugada que hacen los Diablos del México, hace una aportación relevante. Y eso implica que por arriba 

de los recursos que han comprometido con nosotros, por el hecho de que hoy en México los Diablos también 

juegan en el invierno, se multiplican las probabilidades de buenas jugadas y de proyectos que sean apoyados 

al amparo de eso. 


Hoy, por cierto, es el séptimo juego de la que se está inaugurando como la Liga de Invierno de México y 

habrán de medirse los Diablos contra los Saraperos, y yo espero que en este séptimo juego haya muchas 

buenas jugadas, el equipo que más gana es la Liga Mexicana de Béisbol.


El Voluntariado de Banamex es también un programa ejemplar que involucra y compromete al personal de 

la institución para realizar labores a favor de la comunidad. Este compromiso, este voluntariado, acredita 

miles de horas hombre de labor social.


Con todo esto Banamex acredita su profundo sentido de responsabilidad social. Por arriba de esos esfuerzos 

compromete 60 millones de pesos adicionales, pero compromete sobre todo la vocación de que cada una de 

sus intervenciones sean medidas conforme a la misma métrica que Coneval impacta.

Por lo que podemos estar ciertos de que el despliegue de Banamex nos ayudará a que en México haya menos 

rezago educativo, más certeza alimentaria, mejor acceso a la salud y a la seguridad social, mas mexicanos 

con viviendas dignas y servicios en la vivienda.


Este trabajo que Banamex hoy compromete nos permitirá que sean menos los niños que encuentren en la 

calle, en lugar de en un hogar, el espacio en el que desarrollan su vida; sean menos las familias que ocupen 

una vivienda que no tenga calidad o servicios en sus espacios; que sean menos los mexicanos que estén lejos 

de un sistema de protección de salud. 


Esto acredita, para la Sedesol, que hay posibilidad de sumar, como el presidente nos instruyó, a la sociedad 

civil y al sector empresarial en un combate decidido a afrontar claro de convicciones en contra de la pobreza. 

No puedo más que reconocer que la labor de Banamex es una labor transformativa, que en el esfuerzo de 

inclusión financiera que el presidente instruyó se hiciera a través de Prospera. Ha encontrado Prospera, en 

Banamex, un gran aliado que ha hecho de la inclusión financiera una más de sus divisas.


Y basta para terminar, señalar que el mercado vibrante de artesanías que tenemos hoy en México encuentra a 

uno de nuestros principales aliados en Banamex. Todo ese amplio despliegue, todo ese compromiso social, 

hoy se hará de la mano de la Secretaria buscando impactar en la medición de la pobreza y buscando así 

transformar historias de vida.


Muchas gracias a Banamex, muchas gracias a Ernesto, muchas gracias Andrés, muchas gracias Alonso, 

muchas gracias a ustedes por habernos acompañado.