Acapulco, Gro., a 17 de septiembre de 2013
Tras las graves afectaciones provocadas por las tormentas “Ingrid” y “Manuel” en gran parte del país, y especialmente en Guerrero, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, afirmó que por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, la Sedesol tendrá presencia permanente en el estado hasta que la situación mejore y se pueda levantar bandera blanca. 

En Guerrero, dijo, se restablece paulatinamente la comunicación telefónica celular y se reparan los servicios de electricidad y agua potable, además de que fueron puestos en funcionamiento 10 albergues en Acapulco, a donde “estamos llevando a todas las personas rescatadas y a aquellas que por sus condiciones de vivienda no pueden quedarse ahí; estamos generando todas las condiciones para abastecer de comida y hospedaje a quien lo necesita”, expresó Robles Berlanga.

La secretaria de Estado destacó el trabajo conjunto de las dependencias federales para restablecer las comunicaciones al ciento por ciento y tener un diagnóstico más preciso de la contingencia.

Enfatizó –asimismo- los números de emergencia a los que la población puede solicitar ayuda: Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), con el número 01 800 59 11 236; el gobierno de Guerrero, el 066, y los Ángeles Verdes, el 078. 

Robles Berlanga ordenó que todo el personal de las delegaciones de la Sedesol en el país y de las sectorizadas trabajen de manera coordinada y estén alertas a las necesidades de la población a fin de brindar el apoyo requerido, garantizando que los esfuerzos se realicen con toda puntualidad, luego que tan sólo en Guerrero se reportan 57 municipios con afectaciones.

En las zonas afectadas, las autoridades federal y estatal atienden a la población con alimento, agua y abrigo de manera inmediata.

Por su parte, el Programa de Desarrollo Humano Oportunidades dio a conocer que se suma a los esfuerzos en apoyo a la población afectada por los fenómenos meteorológicos. “ya pusimos a disposición de la secretaria Rosario Robles todo el personal del programa para levantar encuestas con el fin de saber las condiciones de las familias afectadas, además de brindar todo el trabajo humano que se pueda llevar a cabo en esta contingencia”, dijo la coordinadora nacional del Programa, Paula Hernández Olmos.

Destacó la realización de una sesión extraordinaria del Comité Técnico Nacional para determinar que en las localidades donde hay afectaciones, por única ocasión las corresponsabilidades no serán consideradas, a fin de que las familias no se vean afectadas en sus transferencias porque sus hijos no asistan a la escuela o a los puntos donde se hacen las entregas de recursos.

Para hoy se espera el arribo a Guerrero de un cargamento aéreo proveniente de la capital del país con insumos básicos, además de haberse puesto en marcha los planes DN-III y Marina. En lo que respecta a los turistas varados en el Puerto de Acapulco, se les brinda todo el apoyo para que puedan regresar a sus lugares de origen. 

SITUACIÓN NACIONAL

En Jalisco, debido a la presencia de la depresión tropical “Manuel”, Protección Civil desplegó un operativo de vigilancia y reacción ante cualquier contingencia, ya que las lluvias hicieron colapsar el puente que conecta a los municipios de Mazamitla y Tamazula. También hay daños por deslaves en carreteras y en el municipio de Sayula fue necesario desalojar a 20 familias asentadas en las inmediaciones de un arroyo.

Atenquique fue evacuado de manera preventiva debido a que el río Tuxpan aumentó considerablemenrte su nivel; Zacoalco de Torres también sufrió inundaciones. Además, se espera un aumento en la densidad de la lluvia que afecta al estado desde la tarde del sábado, advirtió la Unidad Estatal de Protección Civil de Jalisco.

“Manuel” provocó derrumbes en la carretera que conecta con el municipio de Santa María del Oro y en la zona próxima al volcán El Colima se realizó una evacuación preventiva a dos comunidades asentadas en zonas de barranca; Quitupan y Tamazula resultaron también afectados.

En Tamaulipas, el gobierno del Estado solicitó la declaratoria de emergencia y desastre para más de 20 municipios.

En Hidalgo se declaró emergencia en tres municipios, donde hay 16 localidades incomunicadas, más de 500 damnificados, tres muertos y una persona extraviada.

Asimismo, se presentan 70 derrumbes y desbordamientos de ríos; en la comunidad de Coamatla se evacuó a 120 personas de 30 viviendas, ante el riesgo de deslizamiento. Se han distribuido cinco mil apoyos, entre comidas, despensas y colchonetas.

La región de la sierra y la huasteca hidalguense también se ha visto muy afectada, al presentarse deslaves, incremento de los caudales de los ríos e incomunicación, además de afectaciones en el patrimonio de los pobladores.

En Tehuetlán, el río se llevó parte del puente que une los municipios de Huejutla y Huazalingo; en la localidad Tlanchinolense de Cuatlimax se registró el hundimiento de algunas calles, por el reblandecimiento del terreno. 

Nayarit se declaró en alerta el Consejo Estatal de Protección Civil a fin de brindar toda la seguridad y prevención a la sociedad.

En Oaxaca, la Secretaría de Gobernación declaró emergencia en 42 municipios de la costa y sierra sur. Para atender la emergencia, la Sedesol Oaxaca participa con 50 personas y el Programa Oportunidades con 16, así como con ocho vehículos.

En Chihuahua, por otra parte, se puso en marcha el Programa de Empleo Temporal Inmediato debido a las lluvias atípicas presentadas en la zona, que ocasionaron inundaciones de viviendas y carreteras.

A través de la Sedesol se implementó el PETI con 7 mil 232 empleos, para la limpieza comunitaria y de viviendas afectadas.