Como parte de una estrategia incluyente y de participación social para superar la pobreza extrema y el hambre, la secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, y el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, firmaron el Acuerdo Integral para el Desarrollo Social Incluyente-Cruzada Nacional Contra el Hambre.

La titular de la Sedesol informó que dicho Acuerdo contempla recursos para intervenir a través de la Cruzada en seis municipios, cinco urbanos y uno rural: Guadalajara, Zapopan, Tonalá, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga y Mezquitic.

“Los pobres no tienen por qué tener paciencia y estar esperando; nosotros tenemos que actuar y responderle a la gente que tiene esperanza, trabajar de manera muy profesional y con mucho compromiso en la tarea de erradicar la pobreza”, señaló la responsable de la política social del país, al rubricar el acuerdo número 22 con mandatarios estatales.

La secretaria Robles Berlanga dijo que hoy el Gobierno federal está llegando a un acuerdo con los gobernadores, siempre con apego a la visión federalista, para transparentar los recursos destinados a los programas.

“No se trata de llegar con la Sedesol al margen de los gobiernos estatales y de los presidentes municipales, sino de actuar coordinadamente, con apego a una visión federalista, que es la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto”, indicó.

Es interés de la Sedesol –agregó la funcionaria federal- que los recursos del Gobierno federal se puedan aplicar inmediatamente, en beneficio de quienes deben ser nuestra preocupación fundamental: los más pobres.

En su intervención, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, anunció que su entidad se sumará con gran alegría a la Cruzada, respondiendo al liderazgo del presidente Peña Nieto, en una política social incluyente, con suma de esfuerzos y participación comunitaria.

Sostuvo que no se puede seguir viendo a los ciudadanos como beneficiarios de políticas paternalistas o asistencialistas, sino como titulares de un derecho consagrado en la Constitución, a fin de acceder a un desarrollo pleno y a su felicidad.

Calificó como acertada la Cruzada Nacional Contra el Hambre porque considera municipios como Mezquitic, donde viven indígenas en condiciones de mucha pobreza, así como urbes que concentran un mayor número de pobres.

Explicó que “hoy el hambre golpea a las grandes urbes y obliga a que los cinturones de pobreza y marginalidad sean atendidos de manera transversal, porque es ahí donde se están generando los grandes problemas de inseguridad”.

En la firma del Acuerdo Integral para el Desarrollo Social Incluyente-Cruzada Nacional Contra el Hambre estuvieron presentes los subsecretarios de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri Quirós; de Desarrollo Social y Humano, Ernesto Javier Nemer, y de Desarrollo Comunitario y Participación Social, Javier Guerrero García, así como el Jefe de la Oficina de la Secretaria, Ramón Sosamontes Herreramoro.

También participaron el coordinador de asesores de la Sedesol, Enrique González Tiburcio; el oficial mayor, Emilio Zebadúa González; la delegada de la Sedesol en Jalisco, Gloria Rojas Maldonado, y el secretario de Desarrollo e Integración Social de Jalisco, Salvador Rizo Castelo, entre otros.

Descarga esta información en formato PDF