Es necesario trabajar de manera coordinada e intensa para focalizar esfuerzos en la superación de los indicadores de la pobreza y llevar bienestar y prosperidad a millones de mexicanos que viven en las comunidades más pobres y remotas del país, instruyó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, a los 122 presidentes municipales de Chiapas.

En el Centro de Convenciones Polifórum de Tuxtla Gutiérrez, la titular de la Sedesol afirmó que la política social de nueva generación es territorial y está estrechamente vinculada con la gente, por lo que se busca que los recursos se dirijan a las familias que más los necesitan, con la finalidad de que los avances puedan reflejarse de manera inmediata y traducirse en el ejercicio pleno de derechos de las familias más vulnerables.

“En agosto, informó, inicia el levantamiento de la encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que será la base para la evaluación y resultados que presentará el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en 2015; de ahí la importancia de este esfuerzo de federalismo social, enfatizó.

Acompañada del gobernador Manuel Velasco Coello y de los subsecretarios de Desarrollo Social y Humano, Ernesto Nemer Álvarez, y de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri, la funcionaria federal dijo que la responsabilidad de los tres órdenes de gobierno, y principalmente de los presidentes municipales por ser los ejecutores de los recursos del Ramo 33, es potenciar las acciones de infraestructura social.

El presidente Enrique Peña Nieto, continuó, nos instruyó a atacar la parte más lacerante, más vergonzosa de la pobreza, que es el hambre; por ello puso en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre, con una población objetivo de 7 millones de mexicanos, de los cuales 3 millones, entre ellos los chiapanecos, ya comen mejor.

Especificó que el 31 de enero la Sedesol dará a conocer el catálogo de obras a impulsar en los municipios, las cuales deberán responder a las preguntas que planteará el Inegi sobre acceso a la alimentación, servicios de salud, rezago educativo, seguridad social, calidad de la vivienda, servicios básicos de la vivienda y mejoramiento del ingreso.

Por otro lado, destacó que con las modificaciones a la Ley de Coordinación Fiscal, los municipios que avancen en la superación de los indicadores serán alentados y premiados con nuevos recursos del Ramo 33.

“De los 57 mil millones del FAIS, Chiapas recibe 10 mil millones, un monto muy importante, y los resultados en favor de los más pobres dependen directamente de ustedes, de los presidentes municipales”, enfatizó la secretaria Robles Berlanga.

Al mencionar que la Cruzada Nacional Contra el Hambre avanza en Chiapas, la titular de la Sedesol destacó que en sólo un año el Programa de Abasto Social de Leche Liconsa duplicó su padrón de beneficiarios, con 100 mil nuevas incorporaciones, quienes podrán adquirir este producto fortificado a 4.50 pesos, al entrar por primera vez en zonas rurales.

Destacó que en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en Chiapas se incorporaron 65 mil nuevas familias al Programa de Desarrollo Humano Oportunidades; 99 mil chiapanecos tienen ya la tarjeta de Apoyo Alimentario SINHambre, con lo que reciben 13 productos básicos en tiendas Diconsa, que también amplió su cobertura a zonas urbanas marginadas; 85 mil personas se incorporaron al Programa Pensión para Adultos Mayores, y 141 mil mujeres se inscribieron al Seguro de Vida para Jefas de Familia, entre otros.

Posteriormente, la secretaria Robles Berlanga viajó a la ciudad de Comitán para supervisar el modelo de trabajo de las estancias infantiles DIF-Sedesol, específicamente en la estancia “Camino a Casa”, que atiende a madres trabajadoras y padres solos en un proyecto de atención y cuidado integral de los menores, mientras sus padres estudian o trabajan.

290113 RRB FAIS CHIAPAS 02jpg

290113 RRB FAIS CHIAPAS 03jpg
Descarga esta información en formato PDF