México, D. F., a 19 de septiembre de 2014.- La Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, reafirmó esta mañana que la política social de nueva generación impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto busca que los mexicanos tengan las herramientas para poder salir de las condiciones de pobreza en que se encuentran a través de la inclusión social, productiva y financiera.

Al comparecer ante las Comisiones Unidas de Desarrollo Social, Asuntos Indígenas, Derechos de los Niños y Equidad de Género, en el Salón Legisladores de la Cámara de Diputados, para el análisis del Segundo Informe de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, en una sesión presidida por el diputado Alejandro Montano Guzmán, presidente de la Comisión de Desarrollo Social, la Titular de la Sedesol enfatizó:

“La política social de nueva generación reconoce que las políticas social y económica deben ir juntas, y por eso se han emprendido reformas de gran envergadura para garantizar el crecimiento sostenido y sustentable del país, que permita la generación de empleos, a la par de una política social que atienda la desigualdad y la pobreza”.

Se trata, continuó, de una política social que atienda los fenómenos de la pobreza y de la desigualdad poniendo en el centro la dignidad de las personas, su autonomía y su capacidad de decidir por sí mismas y de construir su propia historia de éxito.

Para ello, explicó, ha debido romperse la idea del gobierno archipiélago, donde cada Secretaría era una isla, para garantizar un ejercicio más eficaz del gasto y dar paso a la coordinación interinstitucional con los estados y municipios para alinear programas e inversiones en función de indicadores de pobreza y carencias, en una visión con enfoque de derechos.

34214 2jpg