La Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, firmó este sábado los Acuerdos Integrales para el Desarrollo Incluyente con los gobernadores de Chiapas, Manuel Velasco Coello; Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, y Guerrero, Angel Aguirre Rivero, con lo cual puso en marcha una nueva etapa de coordinación entre los tres órdenes de gobierno para la construcción de un México sin pobreza ni olvido.

La secretaria de Estado mencionó que los acuerdos suscritos con los gobiernos de Chiapas, Oaxaca y Guerrero son “más que una bolsa de dinero, una nueva estrategia de desarrollo social para actuar a nivel territorial, que permitirá que la coordinación intersecretarial que hemos construido a nivel federal vaya de la mano con una coordinación entre los tres órdenes de gobierno, para realinear programas y políticas hacia un mismo objetivo, y lleva detrás la instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto de no gastar un solo peso sin el acuerdo con los gobiernos estatales.”

La titular de la Sedesol dijo que con estas firmas se refrendó la decisión del Gobierno de la República de trabajar en comunión con los estados y municipios para hacer realidad los objetivos de la Cruzada, para poder transformar las condiciones de vida de millones de mexicanos, al trabajar conjuntamente con los gobernadores y los presidentes municipales.
Destacó que “la Cruzada va lo mismo a las zonas rurales que a las grandes ciudades, donde la pobreza extrema se traduce en ruptura del tejido social y familiar, delincuencia, creciente violencia, porque no se trata solamente de entregar despensas. La Cruzada tiene que ver con la salud, con la educación, con la vivienda, con la construcción de infraestructura, con el rompimiento de las cadenas que nos atan a la pobreza y a la desigualdad.”
La titular de la Sedesol comenzó su recorrido en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con un evento en Palacio de Gobierno, donde con el mandatario estatal firmó el acuerdo respectivo, con lo que inició de hecho la instrumentación de las políticas sociales en la entidad.

Ahí, el gobernador Manuel Velasco Coello dio a conocer que el presupuesto que la Sedesol destinará este año a la entidad tiene como piso la cifra de 10 mil 819 millones de pesos, lo que representa un gran esfuerzo del gobierno federal para llevar más beneficios a quienes más lo necesitan, con el compromiso de trabajar unidos para sacar adelante el desarrollo del estado.

Posteriormente, Rosario Robles se trasladó a la sede del gobierno oaxaqueño, donde junto con el gobernador Gabino Cué Monteagudo protocolizaron el acuerdo correspondiente.

La titular de la Sedesol enfatizó que “Oaxaca es el estado con más municipios en la estrategia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, con 133, porque queremos un estado más justo y equitativo. Es un reto moral al que el Gobierno de la República responde con esta estrategia, porque nadie podrá sentirse satisfecho mientras haya una familia con hambre”.
Por su parte, el gobernador Gabino Cué Monteagudo señaló que la Cruzada Nacional Contra el Hambre es “una iniciativa con rumbo, que tiene rostro social y un claro compromiso con los pobres, porque lo encabeza Rosario Robles, una luchadora social que mi gobierno reconoce y acredita como un enlace de gran valía con el Gobierno de la República”.
Finalmente, la secretaria de Estado viajó a Chilpancingo, Guerrero, donde se reunió con el gobernador Ángel Aguirre Rivero para firmar el Acuerdo correspondiente que coordina los esfuerzos de los tres niveles de gobierno en la superación del hambre y la pobreza extrema.

Rosario Robles Berlanga estuvo acompañada por los subsecretarios de Desarrollo Social y Humano, Ernesto Nemer Álvarez; de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri Quirós, y de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio, Javier Guerrero García.