“Todos quieren esconder el hambre, hasta las madres. A veces uno llega a una casa y ve que hay hambre, que hay niños desnutridos, pero cuando le pregunta a la madre si tiene problemas para alimentar a los menores, se encuentra con un: ‘No’ como respuesta”, dijo.

Al encabezar en Santiago de Chile la 33 Conferencia Regional de la FAO para América Latina, Da Silva señaló que la Cruzada Nacional contra el Hambre es un programa bien focalizado que contempla el incremento de la producción para acceder a los alimentos.

“No se trata de un gobierno que busca acabar con el hambre, sino de una sociedad que decide poner fin al hambre”.