La Cruzada Nacional Contra el Hambre es una realidad que pertenece a todos y que en este mes de junio hace no un relanzamiento, sino un corte de caja para dar a conocer sus avances e impulsar la toma de conciencia entre la sociedad, porque la Cruzada es una estrategia del gobierno de la República que se mueve todos los días, afirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

Al hacer un balance de los trabajos realizados por la Cruzada Nacional Contra el Hambre a casi 18 meses de su lanzamiento, ante el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador César Duarte Jáquez, la titular de la Sedesol, como coordinadora del trabajo que realizan 19 dependencias, reconoció que la estrategia contra el hambre y la pobreza extrema impulsada por el gobierno de la República “ha demostrado que no tiene condicionamiento alguno, al hacer compromisos con los gobernadores de todos los colores y orígenes partidarios”.

Durante la ceremonia, el estudiante rarámuri de la Universidad Autónoma de Chihuahua, José Feliciano García Carrillo, promotor comunitario, pidió al presidente Enrique Peña Nieto que “siga adelante, porque nosotros vamos a su lado y sabemos que no hay obstáculos que no puedan vencerse; no pierda el paso, porque juntos vamos a llegar a la meta de lograr un México mejor”.

En el evento, el Primer Mandatario entregó de forma simbólica 500 viviendas construidas por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; tarjetas del Esquema de Apoyo Alimentario SINHambre; comprobantes de afiliación al Seguro Popular; apoyos de los programas de Empleo Temporal de las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Comunicaciones y Transportes y de la Sedesol; certificados de Proagro, de la Secretaría de Agricultura; del Fondo Nacional para las Artesanías, y de los Programas Pensión para Adultos Mayores y Seguro de Vida para Jefas de Familia.

En su mensaje, el presidente Peña Nieto señaló que en 2014 ya llegamos a más de tres millones de personas, quienes ya tienen garantizada su alimentación, y esperamos este mismo año llegar a 5.5 millones de personas, con lo cual estaremos cerca de la meta de atender a esos siete millones de mexicanos en extrema pobreza y carencia alimentaria.

Dio a conocer los avances de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, entre los que destacó la incorporación de más de 400 mil familias al Programa de Desarrollo Humano Oportunidades; la entrega de la tarjeta SINHambre a 294 mil familias; la creación de más de 3 mil comedores comunitarios; la apertura de 754 tiendas Diconsa y la cobertura de 4 mil 100 localidades alejadas con unidades móviles de la sectorizada de la Sedesol.

Asimismo se refirió que 1.5 millones de familias ya reciben la leche fortificada Liconsa; que 920 mil personas se afiliaron al Programa Pensión para Adultos Mayores, y 1.6 millones de mujeres se inscribieron al Seguro de Vida para Jefas de Familia, tan sólo en los municipios atendidos por la estrategia del gobierno de la República.

En el acto, donde el presidente de la República tomó protesta a 232 Comités Comunitarios de la Cruzada, la secretaria de Desarrollo Social afirmó que en cumplimiento de sus instrucciones, los funcionarios de las diferentes dependencias han visitado los 31 estados del país y se han ensuciado los zapatos para visitar los municipios más alejados para hacer realidad la política de nueva generación cercana a la gente, que conoce y atiende sus necesidades, y que les ayuda a cumplir sus anhelos.

Robles Berlanga informó que con el trabajo del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Comisión Nacional Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) se crearán 199 casas de las mujeres en diversos municipios de la Cruzada, además de las dos Ciudades Mujer en las regiones de la montaña, en Guerrero, y tierra caliente, en Michoacán.

Informó que se han firmado más de 20 convenios con instituciones de educación superior para tener a jóvenes universitarios como brigadistas, quienes son el motor y el alma misma de la promoción social en las comunidades, donde realizan asambleas, visitan casa por casa.

Por último, al referirse al estado de Chihuahua, la funcionaria federal sostuvo que antes de concluir el mandato del gobernador César Duarte Jáquez, “130 mil personas en pobreza extrema dejarán esta condición”, al tiempo que destacó que “con la Cruzada, el presupuesto para el municipio de Guachochi pasó de 115 millones a 584 millones de pesos”.

21514 chome 2jpg


21514 chome 3jpg