La Cruzada Nacional Contra el Hambre es una estrategia de resultados, y la mejor prueba es que a un año y dos meses de puesta en marcha, tres millones de los siete millones de personas que integran la población objetivo ya tienen acceso a una mejor alimentación, señaló la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, durante su visita a este municipio zapoteco de la sierra norte oaxaqueña.

En esta comunidad, la titular de la Sedesol atestiguó la firma de convenios de coordinación entre el gobierno del estado de Oaxaca con la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y con la Comisión Federal de Electricidad, acompañada por el gobernador Gabino Cué Monteagudo; la directora de la CDI, Nuvia Mayorga Delgado, y el presidente municipal Rubén Bautista Morales.

Durante su mensaje, Robles Berlanga resaltó que “más que las cifras, detrás de esos tres millones hay tres millones de personas, de seres humanos, de historias de superación, muchas de las cuales se encuentran en los tres estados que tienen alta prioridad para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, como son Chiapas, Guerrero y Oaxaca”.

Informó que en la primera etapa, la Cruzada atendió en Oaxaca a 133 municipios, y que este año, al incorporar a los municipios que se encuentran integrados en estrategias de desarrollo regional, la cifra aumentó a 291.

La funcionaria federal señaló que la estrategia del gobierno de la República para el combate al hambre y a la pobreza extrema carece de colores políticos, porque se trabaja por una sola causa, por una sola bandera, que es México.

Explicó que la Cruzada es una realidad en Oaxaca, donde se ha triplicado el número de beneficiarios de Liconsa, por lo que ahora las familias indígenas pueden consumir la mejor leche de México, fortificada y vitaminada; asimismo, Diconsa incrementó la distribución de productos y entre ambas empresas sociales realizan compras a productores locales, con lo que fortalecen la economía regional.

Al referirse a Oportunidades, la titular de la Sedesol mencionó que debido a que el 90 por ciento de sus beneficiarias son mujeres, el Programa se modificó para que puedan tener acceso a créditos para iniciar sus propios negocios, así como se escriturarán a su nombre las viviendas que se adquieran con subsidios federales.

También, continuó, hemos apostado a los proyectos productivos, para que las familias salgan de la pobreza por sus propios medios, y acabar con el mito de que los pobres sólo pueden sobrevivir con subsidios gubernamentales.

Finalmente hizo un llamado a los tres niveles de gobierno “para multiplicar estas historias de éxito, porque nuestro objetivo es que en las caras de las mujeres, de los hombres, de los niños y de las niñas, se dibujen sonrisas de felicidad”.

Al evento asistieron el subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación de la Sedesol, Juan Carlos Lastiri Quiroz; el secretario de Asuntos Indígenas de Oaxaca, Adelfo Regino Montes; el de Desarrollo Social y Humano del estado, Gerardo Albino González; el director de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga; el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza; el delegado de la Sedesol en Oaxaca, José Antonio Sebastián Aguilar, y la diputada federal Eufrosina Cruz.

140314 SANTA ANA 02jpg

140314 SANTA ANA 03jpg
Descarga esta información en formato PDF