Hay avances en la disminución en las carencias por salud calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos de la vivienda, seguridad social y educación, sostiene.

Nadie, absolutamente nadie puede regatear los avances de la Cruzada; es una estrategia coordinada y focalizada.

La Cruzada Nacional Contra el Hambre es eficaz y nos confirma que estamos disminuyendo la carencia alimentaria, al pasar del 100 al 42.5 por ciento, en los resultados de la Encuesta Panel para el Monitoreo de los Indicadores de esta estrategia integral, dada a conocer por el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), aseguró la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

La Cruzada es integral y llega a los más pobres entre los pobres. "Tenemos un decremento del 57.5 por ciento de personas en carencia alimentaria", afirmó en conferencia de prensa conjunta con el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez Hernández.

En su oportunidad, el también Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia de la República, resaltó que la atención a la carencia alimentaria es uno de los principales compromisos del Presidente Enrique Peña Nieto, enmarcados en el Plan Nacional de Desarrollo.

Eduardo Sánchez explicó que gracias a la asignación de recursos focalizados y a la coordinación nacional de los tres niveles de gobierno, la Cruzada Nacional Contra el Hambre nos acerca a un México más justo e incluyente. “Los resultados publicados por Coneval muestran mejoría en la calidad de vida de las personas atendidas por esta estrategia integral del Gobierno de la República”.

La responsable de la política social del Gobierno de la República destacó los avances del estudio realizado en 207 mil 578 hogares, ubicados en los 400 municipios considerados en la primera etapa de la estrategia, entre 2013 y 2014, y que hablan de una disminución representativa en todos los índices de carencias sociales.

Los resultados de la Encuesta Panel para el Monitoreo de los Indicadores de la Cruzada Nacional Contra el Hambre indican lo siguiente:

  • La carencia por acceso a los servicios de salud disminuyó en 23.7 por ciento, al pasar de 32.9, en periodo 2013-2014, a 9.2 en 2015.
  • La carencia por calidad y espacios de la vivienda disminuyó en 18.3 por ciento, al pasar de 56.7 a 38.4.
  • La carencia por servicios básicos en la vivienda bajó 14.1, al pasar de 57 al 42.9 por ciento.
  • La carencia por acceso a seguridad social disminuyó en 10.6, al pasar de 97.6 al 87 por ciento.
  • El rezago educativo descendió 6.1 por ciento, al pasar de 32.7 al 26.6 por ciento.

Nadie, absolutamente nadie puede regatear los avances de la Cruzada: RRB

La secretaria Rosario Robles Berlanga resaltó la eficacia de la política social de nueva generación del Presidente Enrique Peña Nieto, que ha concentrado su atención en la población con carencia alimentaria, y que hoy llega a 7.01 millones de mexicanos en todo el país, con acciones coordinadas de los tres órdenes de gobierno y la sociedad civil.

"Nadie, absolutamente nadie puede regatear los avances de la Cruzada Nacional Contra el Hambre", y en el estudio, que no tiene precedente, el Coneval destaca la coordinación y focalización de esta estrategia integral destinada a llevar bienestar y desarrollo a los más pobres entre los pobres", enfatizó.

Comentó la alta representatividad de la encuesta que ofrece el Coneval, la cual es enriquecida con un segundo estudio elaborado en cinco municipios elegidos por el organismo para conocer los indicadores de pobreza.

El resultado de esta evaluación también presenta una disminución en los índices de carencia alimentaria en cinco municipios seleccionados: Zinacantán, Chiapas; Guachochi, Chihuahua; Mártir de Cuilapan, Guerrero; San Felipe del Progreso, Estado de México, y Tehuacán Puebla, donde el 60 por ciento de la población es indígena.

Una nueva institucionalidad para enfrentar el hambre y la pobreza

Robles Berlanga señaló que "la Cruzada Nacional Contra el Hambre ha hecho necesaria una nueva institucionalidad para las personas que padecen las peores condiciones de pobreza, con la coordinación de la Federación y gobiernos estatales y locales quienes han orientado sus acciones para atender el hambre y pobreza, identificando personas y territorios prioritarios.

18415 2jpg