Tras resultar afectadas alrededor de 9 mil 500 viviendas como consecuencia de los sismos acontecidos el pasado jueves en Tecpan de Galeana, por instrucciones de la secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, la Delegación de la dependencia en Guerrero echó a andar una segunda fase del Programa de Empleo Temporal Inmediato (PETI) para realizar labores de limpieza en calles y viviendas, así como reparaciones menores.

Como parte de las acciones que la Sedesol realiza, principalmente en la Costa Grande guerrerense, donde se situó el epicentro de los sismos ocurridos el 18 de abril, el 8 y 10 de mayo, se inició con el otorgamiento de un pago único de mil 260 pesos. Hasta este sábado se han realizado cuatro entregas, por un total de 5.4 millones de pesos entregados, en beneficio de cuatro mil 353 personas.

Cabe destacar que este programa contribuye al bienestar de la población afectada por emergencias mediante apoyos económicos temporales, por su participación en proyectos de beneficio familiar o comunitario, con el pago de 10 jornales dobles por vivienda, lo que da un total de 20 jornales, es decir, mil 260 pesos.

Tan sólo en Tecpan de Galeana, hasta este sábado se habrán entregado apoyos a mil 746 beneficiarios, con un desembolso de 2.2 millones de pesos.

En tanto, en Petatlán, hasta hoy se habrían pagado 880 apoyos, por 1.1 millones de pesos.

Tras el movimiento telúrico de 6.4 grados en la escala de Richter, el pasado jueves 8 de mayo, y el ocurrido esta madrugada, de 5.9 grados, la Sedesol focalizó su atención en 28 municipios de la Costa Grande, especialmente en Tecpan de Galeana y Petatlán, donde se registraron los mayores daños, así como en Zihuatanejo, Coahuayutla y Benito Juárez.

De acuerdo con el censo efectuado por el personal de la Delegación de la Sedesol en Guerrero, se han contabilizado 9 mil 500 viviendas afectadas, por lo que se estima entregar casi 12 millones de pesos. Además, faltan por atender 15 municipios.

Como parte de las mismas acciones de apoyo a las familias afectadas en sus viviendas, a partir de los recientes sismos se abrieron dos comedores comunitarios en Petatlán, que atienden a 60 personas diariamente, en tanto que en la localidad de Papanoa, correspondiente a Tecpan, se atiende cada día a 115 personas.

“Los comedores están funcionando y la gente está contenta con la ayuda. La instrucción es que no falten los alimentos; que se lleve un registro preciso, con la finalidad de que niños, niñas, mujeres embarazadas y en lactancia, así como adultos mayores, reciban alimentos, al igual que toda persona que se haya visto afectada y lo requiera; aquí el apoyo es general, sin distinciones”, expresó Dalia Pilar Peña, coordinadora de los Comedores Comunitarios de la Región Costa Grande, de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.