Tuxtla Gutiérrez, Chis., 28 de enero de 2014

Palabras de la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, durante la instalación del Taller de Capacitación del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), para el estado de Chiapas.

Muy buenos días, tardes ya, a todas, a todos.
Agradezco una vez más la hospitalidad del gobernador Manuel Velasco Coello. Muchas gracias, gobernador, por recibirnos aquí en Chiapas, estado que es nuestra responsabilidad porque así nos instruyó el presidente Enrique Peña Nieto, pero además responsabilidad doble, porque es uno de los tres estados prioritarios en toda la estrategia social de nueva generación del presidente de la República. Quiero que sepa que no están solos, que cuentan con nosotros y que en este proceso, y de ahí la importancia de este taller, estaremos trabajando de manera conjunta, colegiada, para garantizar los mejores resultados. Agradezco mucho al diputado Alejandro Montano Guzmán, presidente de la Comisión de Desarrollo Social, que nos acompañe siempre de manera entusiasta en este esfuerzo. De manera especial, agradezco también que sea nuestro anfitrión y la bienvenida del presidente municipal Samuel Toledo Córdova.
Le agradezco mucho que esté aquí con nosotros y que nos abra las puertas de Tuxtla Gutiérrez. A los dos subsecretarios, por supuesto, a Ernesto Nemer, que es quien ha estado en Chiapas de manera permanente, porque es nuestra voz y el conducto de todo lo que ustedes están planteando y requieren de la Federación, y particularmente de supervisión de la Cruzada Nacional Contra el Hambre que, bien lo decía el gobernador, ya cumplió un año y se anunció aquí, en el municipio de Las Margaritas, Chiapas, el 21 de enero de 2013. Gracias, subsecretario, por este trabajo tan importante que estamos realizando en Chiapas.
A nuestro subsecretario Juan Carlos Lastiri, que es responsable de toda esta tarea de planeación, de definición de rumbo, de esta carta de navegación que vamos a realizar ahora con los recursos del FAIS, y que le toca a él seguir muy de cerca todo este proceso y por eso agradezco mucho su presencia, subsecretario Juan Carlos Lastiri, en este evento.
Al secretario de Desarrollo Social, a Miguel Ángel Córdova, con el que hemos estado trabajando también de la mano, muchas gracias. Le agradezco a Jesús María de la Torre, director general de Auditoría, que nos esté acompañando la Auditoría Superior de la Federación en todo lo que es esta nueva ruta del FAIS y, bueno, ahorita les habló muy bonito, pero espero que al rato les jale las orejas, porque también de eso se trata que esté aquí el auditor y nos diga lo que no debemos hacer para no incurrir en responsabilidades con relación a los recursos del Ramo 33. Y, por supuesto, al Coneval, a su director, al doctor Gonzalo Hernández Licona, porque siempre nos ; ésta va a ser la prueba; éste es el examen; éstas son las preguntas y nos tenemos que preparar para responder con toda . Muchas gracias, Gonzalo, por tu presencia el día de hoy.
Lo que hoy iniciamos con esta capacitación de nuestros presidentes municipales, nuestras presidentas municipales, a quienes saludo con afecto al igual que a los diputados federales y locales que hoy nos acompañan, es un proceso de planeación que tiene que ver con convertir en realidad esta política social de nueva generación que ha señalado el presidente Enrique Peña Nieto. Una política basada en derechos, en los derechos que consagra nuestra Constitución, y que son precisamente o que están relacionados con los indicadores a partir de los cuales se mide la pobreza.
Si nosotros hablamos de que hay rezago educativo, estamos hablando de que el derecho a la educación no se cumple a cabalidad y no se ejerce plenamente por una parte de la población.
Si nosotros hablamos de carencia alimentaria, estamos hablando de que el derecho a la alimentación no se cumple y no se ejerce por millones de mexicanos. Y así, cada uno de los indicadores a partir de los cuales se mide la pobreza, de acuerdo a la Ley General de Desarrollo Social, estamos hablando de la capacidad que tiene el Estado mexicano de garantizar el ejercicio de los derechos sociales que están plasmados en nuestra Carta Magna.
Por eso hablamos de una política social de nueva generación, en donde no se trata de prebendas ni se trata de clientelas, sino de derechos sociales y de ciudadanos que no están recibiendo apoyos, sino que están ejerciendo los derechos que el Estado mexicano está obligado a garantizar. Segundo, es una política social que se basa en la coordinación y en la concurrencia. Cuando se habla de la evaluación del Coneval, o se hablaba, todo el mundo pensaba y volteaba a ver a la Secretaría de Desarrollo Social, y esto es absolutamente falso. Esta evaluación compete a todos los ámbitos del gobierno federal que tienen que ver con la materia social; compete a la política económica, porque al final de cuentas tiene que ver con la capacidad de un país de crecer, de lograr generar empleos y mejores ingresos, pero compete también al ámbito social a través de múltiples estrategias.
Cuando se habla de la medición de Coneval, se habla también de los estados y de los municipios. De los estados, porque cada uno de éstos es evaluado, pero el gobernador Manuel Velasco no podrá mejorar los indicadores si en el municipio no se mejora el indicador. Y el presidente Enrique Peña Nieto no podrá mejorar los indicadores, o en el ámbito federal no se podrán mejorar los indicadores, si en el municipio no aterrizamos esta estrategia. El municipio se convierte, así, en el eje articulador de toda la política social, y es a partir de ahí donde vamos agregando para llegar a un indicador nacional. Entonces, tenemos que trabajar de manera coordinada y concurrente, porque si no lo hacemos así no podemos potenciar los múltiples esfuerzos que realizamos los tres órdenes de gobierno y direccionarlos claramente hacia eso que tenemos que mover.
La prueba ahí está. Ya nos dijeron las preguntas, ahora nos toca responderlas pero, como decía el gobernador, esta respuesta la tenemos que preparar en tan sólo cinco meses; en agosto inicia el levantamiento de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto del Inegi, a partir de la cual Coneval nos presentará resultados en 2015. Son dos mil encuestas por estado. Chiapas tendrá sus encuestas; sus municipios serán encuestados. De ahí la importancia de este gran esfuerzo de federalismo social para que, desde abajo, desde el núcleo del gobierno más cercano a la gente, que es el municipio, podamos potenciar todo esta perspectiva. Este es el otro gran cambio: la política social es una política de territorio; no es una política que pueda decidirse en una ventanilla o en un escritorio; tiene que ver con la localidad, tiene que ver con la comunidad; tiene que ver con la gente, y por eso tenemos que focalizar los recursos para garantizar que el ejercicio de estos derechos sea verdaderamente universal. tenemos que at en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que podemos decir que a un año de haberse anunciado y de haberse planteado una población objetivo de 7 millones de mexicanos y mexicanas, hoy de esos 7, tres millones ya comen mejor a partir de los diversos programas que instrumenta la Cruzada Nacional Contra el Hambre. Y de esos 3 millones, una parte importante está en Chiapas. Quiero dar algunos datos relevantes: en tan sólo un año, duplicamos el padrón de beneficiarios de la leche Liconsa; 100 mil nuevos beneficiarios de este producto fortificado, de esta leche de primera calidad, subsidiada, que cuesta 9 pesos 50 centavos producirla y que se vende a 4 pesos con 50 centavos y que llegó a comunidades alejadas del estado de Chiapas. Aquí, en Chiapas, incorporamos a 65 mil nuevas familias al Programa Oportunidades, en localidades a las que nunca había llegado el programa; ahí donde están los más pobres de los pobres, ahí, ahora sí, llegó Oportunidades. Tenemos 39 mil familias, es decir más de 200 mil chiapanecos que mes a mes consumen y les son entregados en su tarjeta SINHambre, 13 productos básicos, avalados por nutriólogos, en las tiendas Diconsa, que permiten una mejor alimentación de estas familias. Ampliamos la cobertura de nuestra Red de Abasto Diconsa, a través de más tiendas y de las unidades móviles, y por primera vez Diconsa entrará a las zonas urbanas, marginadas y pobres de las ciudades, en donde hay muchos mexicanos y mexicanas, chiapanecos y chiapanecas, que viven en esta condición de pobreza.
Aquí, en Chiapas, incorporamos el Programa 65 y más a 85 mil nuevos adultos mayores, y este ingreso, de acuerdo a un levantamiento que hicimos en más de un millón de domicilios de estos adultos mayores, este ingreso se traduce en alimentos y medicinas, y, aparte, hemos incorporado al programa de Seguro para Jefas de Familia a 141 mil mujeres que son el sostén de su hogar.
En un año hemos avanzado en Chiapas, pero tenemos que avanzar mucho más. Y por eso es que parte de esta política social de nueva generación tiene que ver con los cambios que se hicieron a la Ley de Coordinación Fiscal. Desde que llegamos al gobierno, señor gobernador, los gobernadores, sus secretarios de Desarrollo Social, los mismos de las referencias que habíamos tenido al frente de gobiernos, pensábamos que era absolutamente incorrecto, que la distribución de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, castigara a los municipios que mejoraran sus indicadores. Nos los plantearon al seno de la Comisión Nacional de Desarrollo Social y nos parecía que era una lógica perversa que se premiara al que no mejorara sus indicadores y se castigara al que fuera abatiendo la pobreza. A partir de este año, de las reformas que se hicieron con el Congreso de la Unión, muchas gracias, diputado Lozano por estar aquí, por apoyarnos y por habernos apoyado de manera muy importante en esta iniciativa, ningún municipio va a ser castigado en este fondo del Ramo 33.
Por el contrario, si ustedes pueden analizar la distribución de recursos, y en el caso de Chiapas y de todo el país, ningún municipio vio disminuido sus recursos en el Fondo y quienes avancen serán recompensados, porque de eso se trata, de alentar, de premiar a quienes están trabajando. Pero la responsabilidad de Chiapas es enorme en este proceso; estamos hablando de que de los 57 mil millones de pesos del Fondo, Chiapas recibe 10 mil millones la quinta parte ; si este Fondo da o no da resultados, depende mucho de Chiapas y depende mucho de ustedes, como presidentes municipales.
En primer lugar, ustedes ejecutan el Fondo; ustedes son los presidentes municipales; ustedes son los que deciden, pero nosotros, la Secretaría de Desarrollo Social, vamos a estar acompañándoles, vamos a estar apoyándoles técnicamente para que este Fondo se ejerza donde se necesite.
Segundo: Nosotros tenemos que entregar, a más tardar el 31 de enero, a cada presidencia municipal su punto de partida: la situación de pobreza y de rezago de cada uno de sus municipios, a nivel incluso de localidad, para que la atención vaya a esas localidades, porque normalmente se queda en la cabecera municipal. Les vamos, de alguna manera, a indicar el camino: aquí es donde están sus rezagos y aquí es donde tenemos que invertir este fondo.
Hay otros fondos y hay otros recursos de la federación para programas; ustedes creen que al pavimentar calles van a mover un indicador y no mueven ninguno; para eso hay un presupuesto en la Federación, destinado por la Cámara de Diputados, para que pavimenten todas las calles que quieran, pero este fondo no es para pavimentar, este fondo es para mover prácticamente tres indicadores: calidad en la vivienda, mucho tiempo pensaron que teniendo un piso firme, ya nos ponían piso firme. El otro indicador tiene que ver con servicios en la vivienda: agua, drenaje, electrificación, y el tercero, mezclar los recursos con el gobierno estatal. Aquí el gobernador ha señalado un compromiso muy claro: que quien invierte estos recursos aportará también en función de estrategia.
Y yo quiero decirles que, en el caso de la Federación, particularmente en nuestro Programa de Atención a Zonas Prioritarias, estarán muy enfocados a mezclar recursos con ustedes para mejorar esta condición de la vivienda. Pero así como nosotros, como ejemplo, otras dependencias del gobierno federal están en esta misma lógica.
En todos los municipios, la Cruzada Nacional Contra el Hambre, por ejemplo, con la Comisión Nacional del Agua, está por realizar obras de agua potable. Es decir, sin ninguna aportación del municipio como parte de la contribución de Conagua a la Cruzada Nacional Contra el Hambre. En el caso de la Comisión Federal de Electricidad, nos acaban de informar que los presidentes municipales y el gobernador recibirán para Chiapas 186 millones de pesos para 208 obras de electrificación, que beneficiarán a 98 mil chiapanecos a partir de mañana. La condición para aplicar los recursos en los municipios es que también vamos a mezclar todos los presupuestos para potenciar los recursos del Ramo 33.
Entonces, podemos hacer una gran diferencia que nos permita realmente modificar estos indicadores en servicios de la vivienda; de calidad de la vivienda, de infraestructura social, particularmente la alimentaria, y con ella modificar las condiciones de vida de la población. Esta evaluación, como lo decíamos, inicia en agosto.
Tenemos que trabajar cinco meses de manera intensa, bajando los recursos, realizando los proyectos correspondientes y analizando, en cuanto lleguen ya a estas comunidades, se detecte la satisfacción y haya mayor prosperidad.
Tenemos que sentar las bases para el crecimiento de México. Ahora tenemos que trabajar para que estos grandes cambios se traduzcan en mejoría para la mayoría de la población.
Ese es el objetivo de mover a México; para eso propuso el presidente Enrique Peña Nieto mover a México.
Y mover a México es tarea de todos, y ustedes como presidentes municipales, a los gobiernos estatales y al gobierno de la República, a nosotros nos toca mover a México para algo muy importante, trascendente: nos toca mover a México para el bienestar y la prosperidad de millones de ciudadanos que hoy nos necesitan.
ooOoo