México, D. F., a 28 de enero de 2015.- En 2014 la paraestatal Liconsa adquirió 778 millones de litros de leche nacional, lo cual representa un crecimiento del 12 por ciento con respecto al año anterior, reduciendo las importaciones del producto, informó su titular Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva.

Actualmente, dijo el funcionario, Liconsa compra el 77 por ciento de la leche que distribuye a productores mexicanos, un porcentaje histórica, para atender la demanda del sector ganadero que durante décadas solicitó que el Programa de Abasto Social de Leche apoyara a los pequeños productores.

Adicionalmente, están en proceso de construcción y rehabilitación nueve centros de acopio lechero, tras de que la paraestatal no abría este tipo de centros desde hace más de 10 años, cuando se frenó la compra a productores locales.

En relación a la sobreoferta existente en el mercado nacional por excedentes en la producción, provocando la inconformidad de productores a quienes no se ha podido recibir la leche adicional, Ramírez Puga señaló que es una problemática que ya se atiende a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con el objeto de enfrentar con estrategia, el destino que tendrían estos excedentes lácteos.

“No es un tema de voluntad política, sino de recursos, y por ello recurrimos a las instancias correspondientes”, enfatizó el director general de Liconsa.

En relación a la denuncia de algunos productores de Guanajuato que acusan represalias por haber denunciado anomalías en un centro de acopio, Ramírez Puga Leyva señaló que se han interpuesto las denuncias correspondientes ante la Procuraduría General de la República y la Secretaría de la Función Pública para que se investigue y se castigue a quien pudiera resultar responsable.

Concluyó que la instrucción que tiene el gerente de Liconsa en Guanajuato es atender a todos los productores por igual, sin afectarlos en su relación comercial con la paraestatal.