Con la finalidad de incentivar la producción lechera nacional, en diciembre pasado Liconsa puso la primera piedra del nuevo centro de acopio en Tututepec, Oaxaca, municipio atendido por la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y tiene contemplado abrir otros en Matías Romero y en la Cuenca del Papaloapan.

Además, la empresa sectorizada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) reactiva diez centros de acopio en Veracruz, el primero en ser rehabilitado fue el de Isla Veracruz, en el sur de la entidad, al que seguirá el de Uzuluama, en el norte, y se estima que entre febrero y marzo se echará a andar el de Naolinco, así como otros siete.

Como ejemplo de la reactivación económica que Liconsa busca detonar en las zonas productoras de leche, se señala que Tututepec pasó de cinco a 24 centros productores, y que el centro de acopio que se construye permitirá, de manera inicial, la compra de 20 mil litros diarios de leche, lo que representará una derrama de 3.5 millones de pesos mensuales.

Hasta 2012 Liconsa compraba a 9 mil 500 proveedores, a los que en 2013 se sumaron mil 500; este padrón permitió a la empresa producir mil 72.8 millones de litros, lo que representa una producción diaria de 3.5 millones de litros.

Dichos productores reciben 60 centavos más por litro de leche, gracias al apoyo de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Asimismo, la paraestatal compró 700 millones de litros de leche, por lo que para 2014 busca incrementar esa cifra en un 10 por ciento, para llegar a 770 millones y reducir las importaciones. 

 Descarga esta información en formato PDF