México, D. F., a 28 de julio de 2013
Los gobiernos democráticos deben desarrollar políticas sociales eficientes, para lo cual es imprescindible el intercambio de experiencias y reflexiones entre los países que buscan construir sociedades equitativas, indicó la ex ministra de Desarrollo Social de la República Federativa de Brasil, Márcia Carvalho Lopes, ante funcionarios de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol).

Ante el insuficiente crecimiento económico y las altas tasas inflacionarias, la ex funcionaria brasileira se pronunció por diseñar políticas sociales que sean un derecho de los ciudadanos y superen las prácticas asistencialistas que se concentran en la atención inmediata y generan inmovilismo social.

“Debemos asimilar las experiencias recientes en el combate a la marginación y la pobreza de países como Brasil, Uruguay y México, para construir una nueva política social, más comprometida con la gente”, agregó.

Márcia Helena Carvalho Lopes (Márcia Lopes) fue ministra de Desarrollo Social y Lucha Contra el Hambre, en la administración del presidente Luiz Inácio Lula Da Silva, cargo que ejerció del 31 de marzo al 31 de diciembre de 2010.

Con estudios de Servicio Social en la Universidad Estadual de Londrina (UEL), durante 30 años fue profesora del curso de Servicio Social y miembro del Centro de Derechos Humanos.

En 1990 se convirtió en experta en el área de niños y adolescentes por la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo, y en 1998 se convirtió en maestra de Servicio Social, en la misma institución. 

Comenzó su vida pública en 1993, como secretaria municipal de Asistencia Social, cargo desde el cual instrumentó diversos programas de atención a la población en la pobreza.

Fue consejera Nacional, Estatal y Municipal de Asistencia Social; asesora de los Derechos del Niño y del Adolescente; en el año 2000, fue elegida concejal en Londrina, donde fomentó las audiencias públicas sobre diversos temas.

En 2004 asumió el cargo de secretaria Nacional de Asistencia Social del Ministerio de Desarrollo Social y Lucha Contra el Hambre (MDS), a invitación del presidente Luiz Inácio Lula Da Silva. 

En 2007 asumió en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el puesto de coordinadora de la Red de Pobreza y Protección Social de los países de América Latina y el Caribe. En 2010, fue nombrada ministra de Desarrollo Social y Lucha Contra el Hambre, cargo desde el cual administró el tercer Ministerio más grande en materia de presupuesto, con 40 mil millones de reales. Sus programas sociales siguen ayudando a millones de personas en Brasil.

Lopes señaló ante los funcionarios mexicanos que la actividad productiva, como se ha dado a últimas fechas, rompió la cohesión social, limitando el acceso de la mayoría de la población a los servicios médicos, educativos y asistenciales con calidad. 

Por esa razón, las políticas sociales deben estructurarse para garantizar los derechos humanos, superando situaciones sociales que pudieran poner en riesgo la coexistencia pacífica, con lo cual se reducirían al mínimo las expresiones antisociales.

Márcia Lopes destacó que la Cruzada Nacional Contra el Hambre incluya la creación de huertos familiares y el impulso a núcleos artesanales, pues esas actividades económicas, aunque circunscritas a lo regional, pueden generar una nueva dinámica de la economía nacional. 

Sin embargo, advirtió que para lograr el éxito debe promoverse una amplia coordinación en los tres niveles de gobierno, a fin de planear adecuadamente una estructura productiva que genere resultados.

“La eficacia de las acciones depende, en principio, de la articulación de los programas sociales que ya han demostrado su eficiencia, así como del consenso entre los tres niveles de gobierno y las organizaciones de la sociedad civil, para evitar duplicidades”, concluyó Márcia Lopes.