La muestra fotográfica “México sin Hambre”, abierta desde ayer en la Plaza “Ricardo Legorreta” del Centro Nacional de las Artes, atrajo las miradas de decenas de visitantes que ofrecieron testimonios de incredulidad y asombro ante la realidad lacerante de la pobreza extrema y carencia alimentaria que se vive en el país.

Cynthia, una joven estudiante atraída por las fotografías que forman parte del acervo gráfico de la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNCH), dijo haber experimentado sentimientos de tristeza, pero al mismo tiempo la necesidad de ayudar a los miles de mexicanos que viven en esas condiciones en las zonas rurales y urbanas.

“Quiero decir a los jóvenes que no desperdiciemos lo mucho o poco que tenemos; podemos ayudar con ropa, agua o alimentos, que son las carencias que pude palpar en la mayoría de las imágenes. Hay personas que en verdad requieren nuestra ayuda y no podemos cerrar los ojos ante esta realidad”, expresó.

“Para muchos la vida es tan fácil como ir a la tienda a comprar lo que desean. Pero aquí veo que la vida no es la misma para todas estas personas, que no cuentan con las tiendas cerca de sus domicilios, y mucho menos con el dinero que les permita satisfacer sus necesidades básicas de alimentación”, continuó.

La exposición “México sin Hambre” estará abierta hasta el 19 de julio, con horario de 10:00 a 18:00 horas, y en ella, además de las fotografías ganadoras y participantes del Concurso de Fotografía “México SinHambre”, convocado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) que se pueden apreciar en papel, hay un módulo para observar los archivos seleccionados en la categoría on-line.

Público de todas las edades acudió al primer día de la muestra, en donde la protagonista es la carencia alimentaria de personas y animales que habitan en diferentes lugares del país.
“Invito a la gente a que se acerque, para que nos demos cuenta que como simples ciudadanos también podemos hacer mucho por los pobres; ésta no es labor únicamente del gobierno, sino de todos, y podemos empezar por documentarnos acerca de la situación real que existe en el país, a través de exposiciones como la que ahora vemos”, expresó una persona adulta mayor, quien observó detenidamente cada uno de los 38 cuadros montados en la plaza.

Las fotografías documentan la pobreza extrema y la falta de alimento en que viven 7.4 millones de mexicanos, que representan, en una primera etapa, el objetivo de la Cruzada Nacional Contra el Hambre. 

En el Concurso Nacional de Fotografía “México sin Hambre” participaron 456 artistas de la lente, con mil 507 imágenes.

cnart testimonio02 640jpg
 Descarga esta información en formato PDF