El gobierno del estado de Guanajuato manifestó su voluntad política para unirse y trabajar en la Cruzada Nacional Contra el Hambre “porque la pobreza no entiende de colores”, además de señalar que el factor relevante para superar la pobreza es la educación.

“Hay que generar una política pública de combate a la pobreza con rostro y con apellido para mejorar la calidad de vida de los guanajuatenses y de los mexicanos”, declaró el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, tras reunirse el pasado viernes con la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

Al manifestar que su Gobierno se suma a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, el mandatario estatal agregó que no tiene duda de que la Cruzada va a dar buenos resultados para México y los mexicanos.

Enfatizó que en Guanajuato “siempre ha habido voluntad política para trabajar, porque sabemos que la pobreza no tiene ni entiende de colores”.

Para el gobernador guanajuatense, “todo el mundo debe aportar en el combate a la pobreza: Salud, Educación, el DIF; es necesario que focalicemos acciones en materia de seguridad, de deportes y que todos actuemos para que vayan de la mano el crecimiento, el desarrollo integral de una comunidad con el de las familias y de la sociedad”.

Sin embargo, consideró que el factor relevante, fundamental, es la educación. “Si hay educación, hay desarrollo.”

Dio a conocer que compartió con la titular de la Sedesol experiencias en el combate a la pobreza, concretamente en el estado de Guanajuato y a nivel federal, por lo que “encontramos sinergia y coincidencias”.

El gobernador estuvo acompañado durante su visita por el secretario de Desarrollo Social y Humano del estado, Éctor Jaime Ramírez Barba.