Caucel, Yuc., a 08 de febrero de 2014.

 Mensaje de la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, en Mérida Yucatán

Muchas gracias.
Muy buenos tardes a todas y a todos.
Me da muchísimo gusto estar aquí en Yucatán, y le agradezco enormemente señor gobernador Rolando Zapata Bello, su hospitalidad, bienvenida y recibimiento tan caluroso y tan afectivo. Muchas gracias por recibirnos, hoy aquí en Yucatán.
 Muchas gracias, también al licenciado Renán Barrera Concha, presidente municipal de Mérida, gracias presidente, por saber que en esta lucha en contra de la pobreza estamos unidos, no hay colores, no hay distingos. La única causa que nos une a todos, es una, se llama México, porque esa es la patria de todos nosotros.
 Agradezco la presencia de los distinguidos miembros del presídium, de los diputados, diputadas, de todos los funcionarios federales y estatales que hoy nos acompañan y sobre todo agradezco la presencia de todos ustedes, integrantes de esta comunidad de Caucel aquí en Mérida.
Muchas gracias a su comisaria por recibirnos. Muchísimas gracias y también por estar con nosotros, tanto Miguel Ángel en su calidad de presidente de comité comunitario y así también de Juan Carlos, como una historia de éxito de este Programa de Oportunidades.
Gracias a todos ustedes. Quiero transmitirles, en primer lugar un saludo muy afectuoso del presidente Enrique Peña Nieto, le dije ayer en la noche: “presidente, voy para Yucatán, voy para Mérida”, y me dijo: “salúdamelos y diles que pronto estaré ahí con ellos, para saludarlos de manera directa y platicarles de los esfuerzos que está haciendo el Gobierno de la República para construir un México incluyente”.
Pero el presidente sabe muy bien, que un México incluyente no es posible si no hay desarrollo y crecimiento del país, que no es suficiente con entregar un apoyo a una familia, que lo que necesitamos es generar trabajos, empleos bien pagados, para nuestra gente, porque el pueblo de México es un pueblo trabajador.
No le gusta vivir de migajas, lo que quiere es empleo, y por eso las grandes reformas que emprendió el presidente Enrique Peña Nieto, y que hoy son ya una realidad para nuestro país.
Y como parte de esa estrategia, el presidente a sabiendas de que este proceso de reformas se irán concretando con el tiempo, que pasarán en algunos casos meses y en otros años, para empezar a ver los resultados tan importantes para el país.
Al mismo tiempo dijo: “tenemos que ir a combatir la pobreza y la desigualdad, y a combatir la parte más lacerante, más dolorosa de esta pobreza; que es el hambre”. Y por eso se emprendió la Cruzada Nacional Contra el Hambre y podemos decir con satisfacción, que a un año de que la puso en marcha el presidente Enrique Peña Nieto, de 7 millones de personas, que nos planteamos como objetivo para cubrir, durante los seis años de su administración, a tan sólo un año, 3 millones de esas personas, que tenían hambre, antes de su llegada, hoy comen mejor, gracias a los programas de la Cruzada Nacional Contra el Hambre. Este esfuerzo se da en coordinación con los gobiernos de los estados y los gobiernos municipales, pero ha significado una gran reorientación de la política social, ha implicado poner en marcha una política  social de nueva generación. Y en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, por ejemplo Liconsa, esta red de abasto de leche tan importante, ha llegado ahora a comunidades alejadas y marginadas a las que antes no llegaba porque se concentraba en las ciudades, y hoy miles de niños y de niñas toman ésta leche fortificada, que está subsidiada, porque cuesta producirla 9 pesos con 50 centavos y sólo se vende a 4 pesos con 50. Un precio inferior a cualquier otro producto de esta naturaleza, porque está dedicado a las familias de escasos ingresos.
De la misma manera, la red de abasto popular más importante que tiene el país que es Diconsa, ha llegado también a comunidades a las que no llegaba, y a través de Diconsa estamos logrando poner en marcha la Tarjeta SINHambre, que hoy cubre a 290 mil familias que a través de esta tarjeta, llegan a las tiendas Diconsa y pueden adquirir 13 productos básicos, avalados por nutriólogos y que son para fortalecer la alimentación y la nutrición de las familias de menores ingresos, las que más lo necesitan. Y en este contexto, se han puesto en marcha, comedores comunitarios en todo el país, se han ampliado los programas sociales, que permiten un mejor ingreso y por eso una mejor alimentación.
Pero lo más importante y se dice poco gobernador; que la Reforma Hacendaria que envió el presidente Peña Nieto al Congreso, muchas voces, le aconsejaban que pusiera IVA en alimentos y medicinas, que esa era la medida más fácil.
El presidente dijo: “no”, porque así estaría afectando el bolsillo y la economía de la inmensa mayoría de las familias mexicanas, que gastan su ingreso en alimentos y medicinas. Entonces dijo ¡no! al IVA a alimentos y medicinas y puso en marcha una Reforma Fiscal, en donde paga más el que más gana, porque eso es lo justo, eso es lo que el país necesitaba. Y protegió con ello, a la economía de millones de familias mexicanas. Si se hubiera puesto el IVA, gobernador, hicimos un ejercicio con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, de simulación de qué hubiera pasado y 14 millones de familias mexicanas hubieran caído en la pobreza, sólo por la aplicación de su impuesto. Y por eso el presidente, que tiene corazón y sentido social, dijo: “No. Tenemos que ir a otra estrategia, porque lo que importa es proteger a la inmensa mayoría de las familias de México”. Y como parte de todo este proyecto se ampliaron los programas sociales, como el de Adultos Mayores, que ahora es a partir de los 65 años, y eso nos permitió incorporar a este esquema de seguridad social a 2 millones 500 mil nuevos adultos mayores en todo el país. Cifra que se dice fácil, pero para que tengamos una idea muy clara de lo que esto representa, esa cifra significa el 70 por ciento en tan sólo un año, de lo que se hizo durante los ocho años anteriores. Así es que a un solo año 2 millones y medio de adultos mayores que, como María del Socorro, aquí nos viene a certificar que en esta comisaría de Caucel, y le dije ¿usted me garantiza que todos los adultos mayores de 65 años en adelante de Caucel, están ya afiliados al programa? y ella me dice sí, empezando por su madre que tiene 107 años y que no había sido nunca registrada a este programa.
Gracias doña María del Socorro por tocar nuestras puertas y por tener confianza en el gobierno; no llore este es su derecho, esto no viene de nuestro bolsillo, esto viene del dinero que pagamos todos los mexicanos con nuestros impuestos para usted y para muchas familias. Igualmente, el presidente puso en marcha el programa de Jefas de Familia, el Seguro para Jefas de Familia; aquí hay muchas mujeres, seguramente muchas son sostén de su hogar, son padre y madre, son las que sacan adelante a sus hijos ¿Cuál es la mayor preocupación –y lo sé porque soy madre– que tenemos las mujeres? Siempre estamos pensando ¿qué sería de nuestros hijos si llegamos a faltar? ¿Sí o no? Siempre tenemos esa angustia en el corazón y si nosotras no estamos, quién se va a hacer cargo de nuestros hijos. Gracias a este programa, éste Seguro para Jefas de Familia, si nosotras lamentablemente llegamos a faltar, nuestros hijos estarán protegidos desde que son pequeños hasta que terminen la universidad; podemos estar tranquilos, porque el presidente nos está protegiendo y está protegiendo lo más importante para nosotras que son nuestros hijos.
Es uno de esos apoyos que uno no quisiera entregar nunca, porque cuando damos ese apoyo a un niño, a una niña, a un joven, quiere decir que la madre ya no está y nosotras sabemos lo que eso representa; pero por lo menos me ha tocado entregarle este apoyo a las tutoras, que en su mayoría son las abuelas, las madres de nosotras, que se quedan de repente a cargo de los nietos, muchas veces en una condición muy complicada.
Me ha tocado entregarle a ellas éste apoyo para sus nietos y no saben la satisfacción que representa, dentro del dolor que significa la pérdida de una hija, el saber que los nietos estarán protegidos y el día de mañana serán hombres y mujeres de bien, porque eso es lo que quiere el presidente Enrique Peña Nieto. Y en el caso del Programa Oportunidades, usted lo decía muy bien, gobernador; se trata de que Oportunidades prospere, que avance. Ha dado muy buenos resultados. Aquí está Juan Carlos que testifica la importancia, que desde que son niños tengan este apoyo a través de la beca y veo con orgullo la cara de la madre, de doña Asunción, porque sé lo que representa para una mujer, sacar adelante a su familia.
Pero ahora, Oportunidades va a avanzar, vamos a ir a una nueva etapa. Primero: hay derecho de audiencia, ya aquí no se vale de que él delegado nos sacó del listado y no podemos ni patalear. Ahora, si son dados de baja indebidamente, ustedes pueden acudir, porque tienen derecho de audiencia para certificar el por qué fueron excluidas de este programa. Ya nadie va a aplicar ningún criterio que no sea el derecho de todas ustedes, mujeres que participan en el programa de Oportunidades. Ya nadie podrá decirles, que si votan por aquí o por allá, ya no.
El presidente Peña quiere que sepan, que el programa Oportunidades es su derecho y que no está sujeto a una condicionante de carácter político, ustedes son libres de ejercer sus derechos y tendrán siempre su programa oportunidades. Segundo: estamos trabajando para que a partir del próximo ciclo escolar, esos niños que fueron becados en la primaria, luego en la secundaria, luego en el bachillerato, pero ahí los dejamos; ahora sean becados en la educación superior para que puedan continuar y terminar sus estudios.
Los jóvenes Oportunidades van a prosperar, cada año 150 mil jóvenes del programa Oportunidades terminan su ciclo de bachillerato.
Ahora serán tomados en cuenta de manera preferente en las becas para la educación superior, porque ese es el sentido de justicia que queremos imprimirle a éste programa y para eso hemos contado con todo el apoyo y el respaldo del Lic. Emilio Chuayffet, Secretario de Educación Pública.
Y también una buena noticia, porque a donde vamos las mujeres nos dicen: “no queremos que nos den, lo que queremos es trabajo, instrumentos para trabajar”.
El 40% de las familias de Oportunidades tienen tierra, nuestros jóvenes terminan el bachillerato y ahora, a partir de esta nueva modalidad de Oportunidades, los programas productivos de la Secretaría de Economía, como el de emprendedores y de empresas sociales; los programas de la Secretaría de Agricultura y diversos programas productivos del gobierno Federal, tendrán como población prioritaria a todas las mujeres y los jóvenes que están en el programa Oportunidades, para que sea un programa productivo y permita a las familias salir adelante por su propio pie, porque lo sabemos hacer y las mujeres lo sabemos hacer muy bien, nos pintamos solas para eso, si es necesario ponemos un puesto de quesadillas pero sacamos adelante a nuestros hijos y nuestras hijas. Y ahora tendremos crédito, tendremos apoyos, tendremos programas productivos para poder salir con dignidad y con autonomía y poder como dice el presidente: “construir nuestra propia historia de éxito”.
Todos esos cambios son los que se han puesto en marcha, pero el más importante y concluyo con ese, es el cambio que tiene que ver con tomar en cuenta a la gente, con la participación social y comunitaria.
Estamos recuperando la tradición del pueblo de México, solidaria, comunitaria, participativa.
Estamos construyendo la política social desde abajo, desde la gente en el territorio y para eso es, que hemos conformado estos Comités Comunitarios, que ya son más de 57 mil Comités Comunitarios en todo el país, que serán la voz de las comunidades, los que les digan a los gobiernos municipales, estatales y federales, cuáles son sus prioridades.
Por eso los vamos a capacitar y los estamos capacitando en este momento para que hagan su propia planeación comunitaria y definan las prioridades de la comunidad y sobre todo los fondos para la infraestructura social, que tiene cada municipio se apliquen a esos programas de agua potable, de drenaje, de saneamiento, de mejoramiento de la vivienda, de infraestructura, alimentaria que son las prioridades que hemos decidido establecer en este gobierno, les agradezco a todos y a todas, les agradezco el que estén aquí, y sepan que tienen en el Gobierno de la República un aliando y que tienen en el presidente Enrique Peña Nieto, un hombre que todos los días trabaja, por el bien de todos los mexicanos, para mover a México, para llevarlo a la prosperidad, para llevarlo a la situación de grandeza que todos nos merecemos.
 Muchas Gracias.
Muchas gracias gobernador.
oo0oo.