La riqueza más grande de México está en sus habitantes, especialmente en su niñez y adolescencia, y el Gobierno de la República trabaja para garantizar el bienestar de los 40 millones de mexicanos menores de 18 años que habitan la Nación, afirmó la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

Al suscribir con Isabel Crowley, representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) el Plan de Trabajo 2015-2016, la Titular de la Sedesol destacó que la nueva Ley General de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes es un instrumento legal de avanzada que garantiza el pleno ejercicio, respeto, protección y promoción de sus derechos humanos.

En el marco del seminario sobre la nueva Ley General de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y sus implicaciones para la Sedesol, la responsable de la política social de nueva generación destacó la creación del Sistema Nacional de Protección Integral, cuyas acciones serán evaluadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Ante funcionarios de la Sedesol y de la Unicef, la Secretaria Robles Berlanga enfatizó el compromiso de México con la Agenda a favor de las niñas, los niños y los adolescentes: “Hemos realizado esfuerzos sin precedente como país para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio que involucran a este sector de la población, e instrumentamos la Cruzada Nacional contra el Hambre cuyo segundo objetivo es eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de peso y talla de la niñez.”

Resaltó que de acuerdo con evaluaciones de los institutos nacionales de Salud Pública (INSP) y de la Nutrición “Salvador Zubirán”, así como de organizaciones de la sociedad civil, las niñas y niños menores de cinco años están mejorando su nutrición, peso y talla.

Al referirse a las políticas públicas del Estado mexicano en favor de la niñez y la adolescencia, mencionó que 6.4 millones de mexicanos, en su mayoría menores de 12 años, reciben leche fortificada Liconsa, mientras 6.2 millones de niños y jóvenes tienen una beca de Prospera, Programa de Inclusión Social, desde tercero de primaria hasta el nivel profesional y 45 mil 600 jóvenes estudian ya una carrera profesional.

Además, 5.48 millones de mujeres jefas de familias cuentan con un seguro de vida que protege a sus hijos en caso de orfandad, y 9 mil niños y jóvenes mexicanos en esa condición reciben ese apoyo.

Robles Berlanga destacó también que miles de niños desayunan y comen en los 5 mil 792 comedores comunitarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre, y 309 mil son atendidos y cuidados en las 9 mil 500 estancias infantiles afiliadas a la Sedesol.

Asimismo, informó que la Sedesol participa en la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes, que busca reducir en 50 por ciento la tasa de fecundidad de las jóvenes de 15 a 19 años para 2030, y evitar que niñas menores de 14 años se embaracen.

Finalmente, la Titular de la Sedesol reconoció la participación de la Representación de Unicef en México para fortalecer programas como Prospera y estrategias como la Cruzada Nacional contra el Hambre; “en Unicef tenemos un aliado comprometido con el fortalecimiento del enfoque de derechos en las políticas enfocadas a la infancia y la adolescencia en México”.

Por ello, dijo, con el plan de trabajo suscrito se continuará y reforzará esa colaboración, pues “tenemos la convicción de que todo lo que se haga por la niñez y la juventud es un esfuerzo a favor del desarrollo económico, la seguridad, la cohesión social y la democracia.”

Por su parte, Isabel Crowley, representante en México de la Unicef, afirmó que en la Sedesol siempre ha encontrado un actor abierto e interesado en fortalecer el enfoque de los derechos de la infancia y la adolescencia, por lo cual el plan suscrito permitirá continuar esta importante colaboración.

Reiteró el compromiso de Unicef para colaborar con los esfuerzos de la Sedesol en materia de desarrollo infantil temprano, salud y nutrición, desarrollo positivo de adolescentes y jóvenes y apoyo a los niños, niñas y adolescentes en orfandad y enfrentan condiciones muy apremiantes.

COMPROMISOS PARA PROTEGER LOS
DERECHOS DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA

El Plan de Trabajo 2015-2016 compromete a la Sedesol y a Unicef a promover y proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes; contribuir a mejorar la articulación entre programas y políticas públicas; colaborar para construir una política integral de atención a la primera infancia; mejorar la situación nutricional y la seguridad alimentaria de la niñez y adolescencia, entre otras acciones.

Al inaugurar el seminario sobre la nueva Ley General de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y sus implicaciones para la Sedesol, el Subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Sedesol, Juan Carlos Lastiri Quirós, agradeció el interés y la disponibilidad de Unicef para apoyar los esfuerzos en favor de la niñez, especialmente en los programas y acciones de la Sedesol.

Alison Sutton, representante Adjunta de Unicef México, celebró el nuevo marco jurídico, ya que por primera vez se establecen obligaciones específicas para los distintos actores; puso a disposición de la Sedesol la experiencia y conocimiento en materia de derechos de la niñez, infancia y adolescencia para acompañar los procesos de análisis, diseño e implementación de las políticas orientadas al cumplimiento de estos derechos, por lo que “se continuará el trabajo conjunto para avanzar hacia una sociedad más justa, en la cual se cumplan todos los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes”.