La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, y el gobernador del estado de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, firmaron el Acuerdo Integral para el Desarrollo Social Incluyente- Cruzada Nacional Contra el Hambre, con el que se busca atender, como prioridad, a más de 19 mil personas que se encuentran en pobreza extrema y carencia alimentaria .

Durante el evento, llevado a cabo en oficinas centrales de la Sedesol, Robles Berlanga dijo que las acciones de la Cruzada consideran, en una primera etapa, a la ciudad de Monterrey, por el importante volumen de población en pobreza extrema, aunque paulatinamente se incorporarán otras poblaciones del sur de la entidad.

“Escogimos Monterrey, reconocida por su desarrollo, por ser tan pujante y por su progreso, pero al mismo tiempo tenemos que dar visibilidad a los contrastes, a las polarizaciones, a las situaciones que rompen el tejido social, fracturan a la sociedad y generan dinámicas de violencia, factores que es importante atacar”, afirmó la titular de la Sedesol

La funcionaria federal aseguró que con este acuerdo “se refrenda la vocación federalista del presidente Enrique Peña Nieto para trabajar conjuntamente con los gobernadores, representantes de una soberanía respaldada por el voto popular”.

Como parte del Acuerdo -explicó la secretaria Robles Berlanga-, se consideran también los recursos del Ramo 20, que contempla las acciones que se ejecutan a través de los demás programas sociales del gobierno Federal para la superación de la pobreza en todo el estado.

En su intervención, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz afirmó que a Nuevo León le alienta, pero también le compromete, el impulso que el presidente Enrique Peña Nieto está dando a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, por tratarse “no solamente de recursos económicos, sino por contemplar mecanismos de aplicación medibles y evaluables para transformar la calidad de vida de la gente”.

El mandatario estatal indicó que este esfuerzo incluyente del Gobierno federal alienta y compromete a Nuevo León, estado que tiene la más firme convicción de cumplir cabalmente su parte para que este esfuerzo institucional rinda frutos.

“Cuenten con Nuevo León en su conjunto para que este programa, que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto e instrumenta la Sedesol, sea todo un éxito. Nos hemos comprometido a poner nombre y apellido a las personas que van a ser beneficiarios de este programa, a hacer un llamado para que la gente que tenga hambre levante la mano”, concluyó el jefe del Ejecutivo neoleonés.

En la firma del Acuerdo Integral para el Desarrollo Social Incluyente - Cruzada Nacional Contra el Hambre estuvieron presentes los subsecretarios de Desarrollo Comunitario y Participación Social, Javier Guerrero García, y de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri Quirós, así como la secretaria de Desarrollo Social de Nuevo León, Juana Aurora Cavazos Cavazos, y el jefe de la oficina del gobierno de ese estado, Jorge Domene Zambrano.

Asistieron también el jefe de la Oficina de la titular de la Sedesol, Ramón Sosamontes Herreramoro; el coordinador de delegaciones, Pedro de León Mojarro, y el director general de Diconsa, Héctor Velasco Monroy. 

firma nl 02jpg
Descarga esta información en formato PDF