En el mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, la Secretaría de Desarrollo Social fortalece su trabajo y alianzas con organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas para seguir impulsando acciones y programas sociales que incidan en el impacto y la medición de los índices nutricionales de niñas, niños, mujeres embarazadas y en lactancia, y adultos mayores en condiciones de pobreza extrema alimentaria, así como en el impulso de la producción y de programas regionales de desarrollo.

En el auditorio de la dependencia, la titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga, firmó convenios de colaboración y seguimiento de acciones con Un Kilo de Ayuda, Oxfam, Banco de Alimentos de México, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas “Salvador Zubirán” y el Instituto Nacional de Salud Pública, ante quienes refrendó el compromiso del gobierno de la República de fortalecer la participación de la sociedad civil e instituciones públicas en la construcción de una política social de nueva generación, con plena transparencia.

Se trata, dijo la funcionaria federal, “de ratificar el compromiso que tenemos para que la Cruzada tenga el respaldo, el apoyo y la participación de organismos de la sociedad civil e instituciones dedicadas a la nutrición y a la salud, con quienes hemos venido trabajando, pero hoy concretamos un esfuerzo formal, que seguramente nos ayudará a mejorar los programas”.

Con la firma de estos convenios, mencionó Robles Berlanga, “se fortalece la interlocución con las organizaciones civiles en el abatimiento del hambre y se consolida un esfuerzo que busca, ante todo, fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas en cada una de las acciones de la Cruzada Nacional Contra el Hambre”.

Explicó que estos convenios tendrán diferentes alcances dependiendo de la problemática que enfrenten en cada estado, como Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Estado de México. “Con estos convenios, avanzamos para fortalecer la participación de la sociedad civil y construir desde abajo la Cruzada, con la gente, gracias a la participación de más de 60 mil comités comunitarios integrados en el Consejo Nacional de la Cruzada, lo cual habla del enorme esfuerzo que se realiza”.

Informó que a través del acuerdo de seguimiento con Un Kilo de Ayuda, firmado con su presidente José Antonio Ávalos, se buscará conocer el impacto nutricional de la tarjeta del Esquema de Apoyo Alimentario SINHambre entre las familias derechohabientes, así como de los tres mil comedores comunitarios, donde se alimentan más de 348 mil personas diariamente, con la finalidad de mejorar la alimentación y disminuir la incidencia de la desnutrición infantil.

La funcionaria federal señaló que "en el programa de comedores comunitarios en Guerrero, haremos una línea base que permita incidir en los indicadores de nutrición, además del monitoreo puntual que permita a las madres mejorar su vida y la de sus familias, así como vigilar el desarrollo físico e intelectual de sus hijos".

Señaló que "los comedores comunitarios se han convertido en espacios de cohesión, porque compartir el pan siempre es un acto social, que se convierte en un proceso de convivencia, de integración. En estos comedores comunitarios, Un Kilo de Ayuda podrá demostrar si la asistencia de niñas y niños se traduce en una mejor nutrición, con indicadores muy objetivos, muy duros".

En su intervención, José Ignacio Ávalos señaló que por primera vez, y, luego, de "ver pasar muchísimas administraciones, se pone en el centro de la política social el problema del hambre y la desnutrición, así como todo lo que implica para México; el desarrollo temprano estaba en el olvido. Lo que más valoramos de esta Cruzada es la apertura a la sociedad, porque hemos sido convocados para opinar y para participar, lo cual fomenta una cultura de transparencia y rendición de cuentas".

En cuanto al convenio con Oxfam, se dispondrán recursos por 18 millones de pesos, que se canalizarán a programas de coinversión en Chiapas, Guerrero y Oaxaca para impulsar modelos de desarrollo local que contribuyan a la erradicación del hambre, incentivar las acciones comunitarias de agricultura familiar y fortalecer la interlocución.

Al respecto, el director ejecutivo de Oxfam México, Carlos Zarco Mena, dijo que la Cruzada Nacional Contra el Hambre está llena de buenas noticias, que se observan al recorrer las comunidades donde se avanza en el abatimiento del hambre y se consolidan los esfuerzos canalizados para alcanzar un México más justo e incluyente.

Con el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán", el convenio contempla la medición nutricional en menores de cinco años, en Guerrero, Oaxaca y Estado de México, con la finalidad de que a través de acciones integrales se haga frente no sólo al problema de desnutrición sino también al de obesidad, presente en comunidades de alta marginación.

El director general del Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán", David Kershenovich Stralnikowitz, mencionó que será solamente "a través de modelos integrales como se podrá avanzar en el combate a la desnutrición, además de realizar acciones conjuntas que aborden el problema de la desnutrición y obesidad desde diferentes facetas”.

Al unir esfuerzos con una institución tan respetable para cumplir los objetivos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre podremos saber si los resultados obtenidos en los comedores comunitarios y el impacto de las tarjetas SINHambre se están traduciendo en una mejor nutrición, afirmó la secretaria Robles Berlanga.

Con la firma con Banco de Alimentos de México, representado por su presidente Federico González Celaya, se mencionó el interés de fortalecer su trabajo a través de los programas para el Desarrollo de Zonas Prioritarias (PDZP) y el de Empleo Temporal (PET), así como la creación de nuevos bancos de alimentos para que, entre sociedad y gobierno, puedan recuperarse gran parte de las 30 mil toneladas de alimentos que a diario se desperdician y distribuirlas entre los sectores de la población que más lo necesitan.

Por su parte, Mauricio Hernández Ávila, director general del Instituto Nacional de Salud Pública, dijo que esta institución aplica la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, que sirve de línea para desarrollar las acciones de evaluación en 177 municipios de la Cruzada, con la finalidad de fortalecerlas.

Señaló que con este convenio se busca mejorar la nutrición de las familias y conocer el impacto de las acciones en los municipios atendidos por la Cruzada Nacional Contra el Hambre, para contribuir a que los mexicanos, principalmente los más pobres, gocen de mayor salud y bienestar.

En la firma de convenios estuvieron los subsecretarios de Desarrollo Social y Humano de la Sedesol, Ernesto Nemer Álvarez; el de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri Quiroz, y el de Desarrollo Social y Participación Comunitaria, Javier Guerrero García; la titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), María Angélica Luna Parra; la coordinadora nacional del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades, Paula Angélica Hernández Olmos; el director general de Diconsa, Héctor Velasco Monroy, el director general del Instituto Mexicano de la Juventud, José Manuel Coello Trejo, y la directora general del Instituto Nacional para las Personas Adultas Mayores (Inapam), Araceli Escalante Jasso.

22614 chome 8jpg

22614 chome 6jpg

22614 chome 12jpg

22614 chome 11jpg