Eduardo Ruiz Healy (ERH), conductor: El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, dijo que no hay desabasto en las zonas afectadas por Patricia, y que la Secretaría de Desarrollo Social a su cargo tiene un presupuesto de 250 millones de pesos para atender esta emergencia.

Para que nos explique de dónde vienen y cómo se usarán estos dineros, me acompaña por la vía telefónica el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade.

Quihúbole José Antonio.

José Antonio Meade (JAM), secretario de Desarrollo Social: ¿Quihubo Eduardo? Qué gusto saludarte. A tus órdenes.

ERH: Mucha chamba, me imagino, ¿no?

JAM: Mira, estuvimos ocupados antes, sumándonos al esfuerzo de prevención que se hiciera desde el Presidente y por todas las instancias de Protección Civil; como la aceleración había sido muy rápida, echamos mano de todos nuestros padrones y de todos los contactos que se tenían con beneficiarios en la zona, en apoyo de las labores de prevención.

Y ahora lo que hemos hecho desde ayer en la madrugada, es abrir mesas de atención para hacer el inventario de intervenciones que tenemos que hacer. Intervenciones que van desde apoyo para limpieza de viviendas, hasta electrodomésticos, hasta intervenciones más estructurales en la vivienda por parte de Sedesol.

Pero hay intervenciones adicionales que tienen que ver con el apoyo a los productores rurales, que tiene que ver con el rescate y restablecimiento del abasto energético, de la luz eléctrica. hasta la reconstrucción de caminos en su caso.

ERH: Ahora, ¿eso se paga con los 250 millones que tú anunciaste?, ¿o con otros fondos?

JAM: Con diferentes fondos. Los 250, lo que permiten es apoyar, fundamentalmente con el Programa de Empleo Temporal y con un programa que se llama Desarrollo de Zonas Prioritarias. Estos dos programas lo que buscan es, por un lado reconocer que el huracán interrumpe el acceso al trabajo de quienes vieron su vida afectada por el huracán, y se traduce y se le da un apoyo que ayude a mejorar la comunidad y su región.

Entonces, por ejemplo es necesario el limpiado de playas, el limpiado de las calles, de las carreteras. Eso se apoya con estos programas.

ERH: Claro, porque los municipios no tienen el dinero.

JAM: Y además, pues la gente sí se ve perturbada en su actividad cotidiana, y la comunidad requiere de esos servicios. En esta etapa, son dos cosas las que preocupan; uno, la limpieza y el restablecimiento de servicios para que no se traduzca la contingencia en un reto de salud; y dos, el pronto restablecimiento de la comunidad a su desempeño ordinario.

Ya en estas horas, debe estarse, por ejemplo, restableciendo plenamente el servicio eléctrico. La Sedesol ha restablecido ya al 100 por ciento de sus servicios ordinarios, desde estancias infantiles hasta la presencia de Diconsa y Licosa; además de esas mesas de atención para atender lo extraordinario.

ERH: José Antonio, ¿qué nos deja Patricia como aprendizaje? Afortunadamente no hay mucho que lamentar, pero la movilización del gobierno fue impresionante y se comenta tanto dentro, como fuera del país.

JAM: Yo creo que esa fue la primera lección, la primera reflexión. Y es una reflexión positiva. Fue gobierno y sociedad, un gobierno que actuó de manera previsora, de manera prudente, de manera muy asertiva con una comunicación muy agresiva. Y una sociedad que hizo su parte, que estuvo atenta a los señalamientos, que se resguardó, que resguardó sus bienes.

La buena fortuna de que la trayectoria, el huracán minimizó los daños y estuvo lejos de espacios con mucha densidad poblacional, pero no cabe duda que la información, la movilización, el despliegue de nuestras Fuerzas Armadas, el trabajo coordinado con las entidades y los municipios; pero sobre todo, la reacción positiva de la sociedad en materia de prevención, y generó una después de ella, sí acreditan que sociedad y gobierno estuvieron a la altura del reto, y que tenemos un sistema previsional y de respuesta, sí de clase mundial.

ERH: ¿Podemos afirmar que ya los mexicanos sabemos actuar ante estas contingencias?

JAM: Son contingencias que cambian de naturaleza, que cambian en la forma en la que se evoluciona, pero lo que sí podemos afirmar es que en este caso particular, el despliegue fue extraordinario. Estábamos puestos a prueba todos, no sabíamos cuál podía ser el resultado.

Y yo creo que el Presidente tuvo en esto un gran liderazgo y una convocatoria que fue atendida por la sociedad, y la combinación dio extraordinarios resultados.

ERH: Pues vaya manera que te está recibiendo esta nueva chamba, ¿no?

JAM: No, estamos contentos, estamos entusiasmados y sobre todo, muy, muy empeñados en que la gente nos sienta cerca, como nos sintió antes del huracán, que ahora nos sienta después del huracán; pendientes de que puedan regresar a su vida diaria en las mejores condiciones posibles y con un gobierno que está al pendiente y cercano.

ERH: ¿Los 250 millones ya están fluyendo, José Antonio?

JAM: Ya están fluyendo. Ya se tradujeron en algunos casos en despensas, en otros casos en abastecimiento de agua potable, y se van a traducir en los siguientes días en kits de limpieza para la vivienda, en espacios para apoyar -en su caso- la reposición de electrodomésticos, las intervenciones más puntuales y estructurales ya en la vivienda. Y lo que queremos es que esas comunidades regresen a su normalidad lo más pronto posible, buscando una intervención igualmente efectiva, ahorita que terminó el huracán, que la que tuvimos antes.

ERH: ¿Es suficiente ese monto, o se necesitará más?

JAM: Habrá necesidad de algunos otros apoyos. Esto, por ejemplo, no considera lo necesario para reparar la infraestructura de la región que a veces es un puente, a veces es un camino.

Entraron ya aseguradoras para ver, por ejemplo, la afectación en plantíos, toda vez que el huracán pasó por zonas rurales y afectó sembradíos de maíz, de caña, de chile, de papaya, de plátano, y ahí será necesario ver si lo que se requiere es nuevo financiamiento, si se requiere un apoyo del seguro, si se requiere el apoyo para una cosecha diferente en lo que se restablecen los espacios de sembradío.

Esos recursos no están considerados, pero cada secretaría los tiene en su presupuesto, y la instrucción del Presidente es que nos despleguemos todos para que la comunidad pronto se restablezca y pueda regresar a su vida cotidiana en mejores condiciones y posible que antes.

ERH: Muy bien, pues enhorabuena todos, creo que todos tenemos que estar contentos porque no llegó a mayores. José Antonio, gracias.

JAM: Te lo aprecio mucho, y si me permites, solamente para cualquiera que tenga una dificultad en esta región, saber que hay un teléfono, el 01 800 007 3705, para que por esa vía también estemos pendientes y atenderlos.

ERH: Perfecto. José Antonio, mil gracias.

JAM: Gracias Eduardo. Un abrazo.

ERH: José Antonio Meade, es el secretario de Desarrollo Social, y el teléfono que nos acaba de dar: 01 800 007 3705, cualquier duda, cualquier pregunta que quieran hacer: 01 800 007 3705.