Javier Solórzano, conductor: Le queremos agradecer a José Antonio Meade, secretario de Desarrollo Social, que está con usted y con nosotros vía telefónica; lleva un mes en el cargo.

José Antonio, secretario, ¿cómo estás? Muy buenos días.

José Antonio Meade, secretario de Desarrollo Social: Así es. Buenos días, Javier, muchas gracias por el espacio y por la oportunidad de platicar contigo y con tu auditorio.

Javier Solórzano: Gracias a ti José Antonio.

A ver, déjame plantearte, este mundo de la Cancillería, en donde se hace cierto tipo de negociación de vida cotidiana y entrar en ese otro mundo, parece que uno va, puede hasta encontrar una especie de equilibrio en la vida después de estos dos tipos de trabajo, ¿no?

José Antonio Meade: O sea, pero en los dos lo que quiere uno es acortar distancias. En la primera, acortar la distancia entre México y el mundo y además en particular, sobre todo en los consulados, acortar la distancia entre el migrante y el ciudadano, y aquí lo que queremos es acortar la distancia entre los derechos que deben tener los mexicanos y la capacidad que tienen de ejercerlos de manera plena.

Los dos desde una trinchera y una óptica de servicio público, los dos en unos aspectos en común, ciertamente con un ámbito muy diferente de implementación.

Javier Solórzano: Cuando uno alcanza a ver este diagnóstico que se hace cotidianamente del país que tú conoces bien, por diferentes funciones que has cumplido en el Gobierno Federal, uno siempre tiene el tema de la pobreza y el de la desigualdad social como una constante y tiene también esta variable sistemática, cotidiana de tener que responder a cuestiones inmediatas y no poder programar el país de mediano y largo plazo.

Cuando te sientas ahí en Sedesol, bueno, no te sientas, que estás recorriendo el país en Sedesol, ¿qué piensas de esto, José Antonio, con tus diferentes experiencias?

José Antonio Meade: El que tiene la pobreza diferentes rostros, distintas dimensiones, que ofrece retos que por décadas no se han podido superar, pero te ofrece también espacios de resultados que se han venido dando, que han venido haciendo más corta esa distancia, que han venido acercando la posibilidad de incluir a más mexicanos, tanto que hoy lo que nos permite la medición de pobreza es entendera en cada una de sus diferentes dimensiones, desde las más dolorosas hasta las que nos ofrecen espacios de esperanza, de que seremos capaces de incluir a cada vez más mexicanos en el beneficio del desarrollo.

Javier Solórzano: ¿Cómo ves este tema que me parece que alienta, no?, el de las Zonas Económicas Especiales, sobre todo en el sureste del país.

José Antonio Meade: Permiten distinguir una evolución en la política pública en esta administración en tres sentidos: Uno, primero que reconoce la necesidad de construir puentes entre el programa que apoya y el programa que permite una inclusión productiva, de ahí el cambio de oportunidades a Prospera y la posibilidad de construir un puente entre los beneficiarios de Prospera y los espacios y apoyos que da el gobierno para inclusión a la vida productiva.

Y un segundo, un segundo espacio que reconoce que en alguna medida y en muchos sectores lo que hace falta es empleo y que en las regiones en donde coincide con altos niveles de pobreza, hace falta un esfuerzo adicional. Esas Zonas Económicas Especiales se insertan en esa lógica, reconocen que hay, así como algunas requieren de un apoyo adicional para incorporarse a la vida productiva plena, también algunas regiones requieren de alguna consideración especial, de una estrategia distinta.

Y esas Zonas Económicas Especiales nos ofrecen esa posibilidad de insertar a estas regiones con más lineamientos que les den ventaja en la vida y en la posibilidad de sumar y de hacer más corta la distancia entre el norte y el sur.

Javier Solórzano: Uno se plantea, José Antonio, zonas especiales en el norte, ¿no hay necesidad o tenemos que ver el norte del país de otra manera?

José Antonio Meade: El norte del país tiene muchas ventajas logísticas, muchas ventajas de infraestructura, muchas ventajas para el acceso a energéticos, como el gas; ciertamente en el norte del país también hay (inaudible) y hay por lo tanto un actuar del gobierno decidido; pero lo que esto reconoce es que no son ni los mismos retos ni los mismos rezagos.

Que no precluye la iniciativa la posibilidad de identificar Zonas Económicas Especiales en el norte, pero plantea la posibilidad, el Presidente anticipa de que las primeras zonas económicas habrán de estar en el sur, en particular en el corredor que atraviesa el Istmo, el de Coatzacoalcos...

Javier Solórzano: A ver...

José Antonio Meade: ... Lázaro Cárdenas.

Javier Solórzano: Ajá, que serían tres zonas por lo pronto.

José Antonio Meade, cuando... ¿Cómo imaginas que puede trabajar la Sedesol con el Paquete Económico, con el presupuesto?, ¿qué tanto les pega?

José Antonio Meade: El Presidente comprometió en su informe y validó en el presupuesto que habría de preservar los programas sociales en los términos en los que se dieron este año, así se hizo, así fue el planteamiento, por lo que la posibilidad de la Sedesol de actuar el año que entra, habría de tener el mismo espacio, los mismos elementos presupuestarios que tuvimos durante este.

Javier Solórzano: Cuando imaginas un año, de aquí a un año, ¿dónde tendrías, José Antonio Meade, que pensar como asuntos fundamentales que tendríamos que cumplir como país, como Sedesol, de aquí a un año?

José Antonio Meade: De fondo, en el tema de la pobreza está el reto de la inclusión, y ese reto de la inclusión se puede identificar en parámetros muy específicos, queremos que más gente tenga una vivienda digna, queremos que más gente tenga servicios en la vivienda, queremos que más gente tenga acceso a la salud y a la seguridad social, a la alimentación y a la educación.

Y lo que queríamos es ver que los indicadores, todos se mueve en la dirección de que sean más los mexicanos que participen y que plenamente desarrollen estos derechos fundamentales que los que tenemos hoy a un año de distancia. Y lo que quisiéramos ver además es que sean más los actores, desde más dependencias de gobierno, más niveles de gobierno, y sociedad civil y empresarial los que se sumen en general esas condiciones de mejores inclusión en esta estimación puntal.

Javier Solórzano: Entendiendo que hay temas que son -diría yo- multifactoriales, y que tiene diversas dependencias en las cuales tienen que intervenir. A ver, se inauguró un albergue para jornaleros agrícolas, "El Sabinito", ¿esto qué es y hasta dónde llega el asunto de la Sedesol con el tema de los jornaleros agrícolas?, partiendo de algo que fue público y muy fuerte, aquello de Baja California, cerca de Ensenada.

José Antonio Meade: Cuando tú revisas la situación de los jornaleros, la cuenta más reciente que tenemos es la de 2009, pero los números son bien importantes. Hay más de dos millones de jornaleros que recorren el país buscando trabajo, según las temporadas del ciclo agrícola.

Nosotros tenemos un programa para apoyar a esos jornaleros, es un programa pequeño, es un programa de apenas 350 millones de pesos este año, que habrán de mantenerse para el año que entra, pero lo que nos permite es poner esto en un tema fundamental, que implica el movimiento de familias en condiciones en donde están expuestos al frío, al calor, en donde no tienen una seguridad social plena, en donde en muchas ocasiones no tienen condiciones de vivienda adecuadas.

Este albergue que ahora vamos a visitar fue una respuesta puntual, en una región del país justamente para atender esta necesidad. Habría que multiplicar esas instancias, porque dentro de las vulnerabilidades, dentro de las fragilidad que tiene hoy el mexicano, una puntual, específica, en muchas ocasiones desgarradora, es la que tiene el mexicano que se tiene que desplazar de su hogar, siguiendo las lluvias, siguiendo las temporadas, siguiendo las cosechas, para en condiciones muchas veces precarias, soportar su trabajo en beneficio del salario del sector agropecuario.

Javier Solórzano: Hay un área en Sedesol que siempre es muy de llamar la atención, desde siempre, que es un área que está muy cerca de los sectores más desprotegidos. ¿Cómo evitar esto?, que a lo largo de muchos años, y lo sabes bien, ha sido el uso político de estos recursos, de una circunstancia tan concreta, además tan delicada, sensible para el país mismo.

José Antonio Meade: Habremos de enfrentarlo con padrones transparentes, que puedan revisarse, que puedan conocerse; con parámetros objetivos de evaluación en donde se vea cuál es el impacto en abatir las carencias que el ejercicio del presupuesto está teniendo, y simplemente buscar desterrar esta siquiera sospecha de que se está haciendo un manejo poco técnico de los recursos que deben de beneficiar a los más pobres.

Javier Solórzano: ¿Cuándo te toca comparecer, José Antonio Meade?

José Antonio Meade: En días previos, en comisiones solamente.

Javier Solórzano: En comisiones solamente.

José Antonio Meade: Compareció Rosario en el pleno del Senado, y lo que el Senado acordó es que en esta ocasión, como parte de la glosa, hacer un trabajo técnico en comisiones.

Javier Solórzano: Te queremos agradecer que hayas tomado la llamada, José Antonio Meade.

José Antonio Meade: Te mando un abrazo.

Javier Solórzano: Hasta luego. José Antonio Meade, quien es, como lo sabe, tiene un mes ya como secretario de Sedesol. Es una dependencia sensibilísima en todos los sentidos, es una dependencia realmente importante en el desarrollo cotidiano del país, en la vida del país.