Adela Micha (AM), conductora: Rosario gracias, muchas gracias.

Rosario Robles Berlanga: (RR), Secretaria de Desarrollo Social: No, al contrario. 

AM: Te lo agradezco mucho, ha sido un día complicado en la Ciudad de México, yo sé que tu estas solamente por horas, te regresas pues prácticamente en cuanto terminemos a Acapulco. 

RR: Así es, desde ahí tenemos este centro de operaciones, porque evidentemente al primero lugar que pudimos llegar nosotros fue Acapulco. En un viaje medio complicado, en el helicóptero de la Ciudad de México, porque está lloviendo muchísimo, pero llegamos y…

AM: ¿Tu llegaste ahí que día? 

RR: El 16 de Septiembre a primera hora, el Presidente ya ves que desde el día 15 en la noche nos dio las instrucciones. Yo soy del gabinete responsable del estado de Guerrero, entonces me comisionó a mi como el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, que ha sido importantísima su presencia allá, porque fue el que se encargó… 

AM: De toda la infraestructura 

RR: De la parte de abrir con la Autopista, de lo que tenía que ver con el puente aéreo, de garantizar que llegaran los aviones, etcétera, es decir, una serie de tareas que el emprendió de manera muy eficiente, porque la verdad que la Autopista se abrió muy rápido a pesar de estar en condiciones muy complicadas.

AM: Ahora, les ha tocado durísimo, porque pues bueno, hay varios estados que han sido… pues que resultaron muy afectados por estos, sobre todo estos dos fenómenos, ¿no? Pero sobre todo Guerrero, Rosario.

RR: Guerrero fue impactado  en todas sus regiones, igual Acapulco, que la montaña, que la costa chica, que la costa grande, que la tierra caliente,  porque la mayoría de los ríos llevaron caudales de agua superiores a los que tenían.  
Te  pongo  un  ejemplo,  uno  de los  ríos  que  pasa  por Acapulco multiplicó  seis veces su  dimensión en anchura;  entonces   no  solamente era  pro  el  cauce   del  río,  sino   agarró   hasta   acá,  claro,  ahí  hay asentamientos que  no  tendrían que  estar  en  esos lugares.  Pero  eso, digamos,  es otro  tema,  fue  una cantidad de agua tal...

AM: ¿Si es otro tema? Es decir, otro  tema pero no, uno  no puede evitar ni detener  estos fenómenos del clima, ni de la naturaleza, pero ¿se pudo evitar de una manera la dimensión de la tragedia? Es decir... RR: No, no se sabía, porque  la cantidad  de agua que cayó, esa no la puedes calcular con tanta  precisión, sí se dijo que se iba a haber  y se hicieron  las alertas  a tiempo  y se dijo que estaban  en ciertas categorías los fenómenos que venían...

AM: ¿Cómo funciona el protocolo  Rosario? Avisan al gobierno del estado.

RR: Hacen  las alertas,  hay un  sistema  de alerta  temprano, que  se avisa a todos  los estados  cuál es la condición  climatológica, pero  esto rebasó. Desde  1955,  lo decía hoy el presidente Enrique Peña, desde 1955  no llovía con la misma intensidad y la misma  magnitud que sucedió en esta ocasión.

Entonces hay que tener mucha claridad, yo le preguntó mucho  a Gerardo Ruiz Esparza: oye, ese puente, cuando  lo veo destrozado, ¿ese puente estaba  mal hecho?  Me  dijo: podríamos pensar  que era el puente mejor hecho, pero si el agua rebasa dos metros al puente,  no hay manera  que lo resista.

AM: No hay puente que lo resista.

RR: Exactamente.

AM: Digo,  lo  estamos  viendo  ahorita por  ejemplo  en  Estados  Unidos, en  Colorado ha  pasado  lo mismo, ha pasado en Nueva York y en muchos  otros lugares.

RR: Así es, yo creo que aquí lo importante Adela  es que, primero  se actué  muy a tiempo  para rescatar vidas. Segundo, en los lugares donde hubo  la prevención, los municipios, se reubico a la gente que estaba a las orillas de los ríos, se evacuó, y eso ayudó a que no hubiera  muchas pérdidas.

AM: O sea, tú llegaste  así, o sea, no te lo imaginabas así.

RR: No, para  nada, tan  no nos lo imaginábamos que inicialmente sólo llegamos  el secretario de Comunicaciones y Trasportes, en la tarde estuvo ahí el Presidente, hicimos la evaluación y empezamos a ver  la magnitud de  los  daños.  Y evidentemente que  a partir  de  entonces, prácticamente estuvo  con nosotros  todo  el tiempo,  el secretario  de Gobernación, Miguel Ángel  Osorio  Chong, todo  al tiempo, también  de manera  muy recurrente el secretario  de la Defensa, el secretario de la Marina, y cada uno  de los secretario, la de Turismo, la de Salud, fueron  a Guerrero porque  eran...

AM: ¿Y han estado  ahí?

RR: Todo  mundo,  porque  eran todos los frentes,  porque de repente  teníamos  que resolver problemas de todas estas secretarias, de todas esta áreas del gobierno. Complicado Acapulco  además porque, como  era puente...

AM: Estaba lleno de turistas.

RR: Estaba  lleno de turistas,  evidentemente que eso te genera  una presión  adicional, porque no es que nosotros  tratáramos mejor a los turistas  que a los demás.

AM: Que  eso es algo que se ha venido  diciendo y es una denuncia que se ha venido  haciendo, fue una prioridad sacar a...

RR: No,  de  ninguna  manera,  al  mismo   tiempo   que  estábamos   sacando   a  los  turistas,  estábamos mandando las despensas  a los lugares, es decir, lo que  pasa es que  había  lugares  como  la montaña de Guerrero, a los que no podíamos entrar...

AM: Esa es otra cosa, no sabían lo que estaba pasando  en otros lugares.

RR: En  otros lugares, porque  no hay sistemas  de comunicación, porque  quedó  incomunicado una  parte muy importante de Guerrero, porque se cayeron los caminos, y que por aire no podríamos llegar por las condiciones climáticas. Entonces, pues  teníamos   que  sacar  a los  turistas, porque  de  repente  tenías  40  mil  personas  más  en Acapulco,  en un contexto  en el que Acapulco  estaba  cercado, aislado, y que al día siguiente,  dos días o tres días más que los mantuviéramos ahí, no íbamos a tener...

AM: Se empieza  acabar todo, ¿qué ocurrió?

RR: ¿Qué  les das de comer? Teníamos que sacarlos; y los turistas  se convirtieron  en un factor, pero al mismo   tiempo   estábamos   trabajando en  todos  los  frentes, al  mismo  tiempo   se  estaba  abriendo   la Autopista, al mismo tiempo  se estábamos mandando las despensas.
Pero  hay que  tomar  en cuenta  también algo, que  al principio  no  podíamos entrar por tierra,  entonces todo lo que llegaba de despensas era por vía aérea, y tú trasladas  mucho  menos despensas  por esa vía que por la vía terrestres.

AM: Claro, no caben.

RR: Y  luego  ya sumamos a los  barcos  para  que  llegaran  de  Manzanillo, de  Salina  Cruz, los barcos llegaran a Acapulco, cargados de toneladas  de comida, de víveres, de agua.

Entonces fue  como  empezamos a solventar  la situación,  porque  nos  empezamos a dar  cuenta  que  la afectación  no solo era en Acapulco, sino era en todo  el estado  de Guerrero, las veces que yo volé, si tú vieras, cuando  fue a La Pintada, que cruzamos toda la parte  de esa parte de la Sierra  de Guerrero, pues era camino, tras camino deslavado, carretera o caminos  cortados.
Entonces, la  única   manera   de  llegar...  las  propias  cabeceras   municipales   quedaron  aisladas  de  las comunidades.

Entonces, por  ejemplo, en Malinaltepec, un  municipio  de la montaña de Guerrero, pues el presidente municipal con  sus propios  y escasos medios,  cuando  llegamos  nosotros  había visitado  sólo ocho  de las cien comunidades que hay en ese municipio. Entonces de ese tamaño  es el problema de esa dimensión porque  no solamente fue la afectación  a las casas, sino las vías de comunicación, y esto se tradujo  en un problema,  que  tuvimos  que  sortear  con  el  apoyo  decidido del  Ejército,  de  la  Marina, de  la  Policía Federal,  de  la PGR, todo  mundo mandó  sus  helicópteros para  que  por  lo  menos  pudiéramos hacer llegar las despensas a los lugares más alejados.

AM: Y esto, bueno, a ti te toca, tu secretaría, que es un lugar donde puedes  hacer tanto, que me acuerdo cuando  hablamos  con mucho entusiasmo de hacer un montón de cosas, pero también  te toca el dolor de la gente, ¿no? Y ahora  que hace crisis la pobreza, hace crisis el hambre, hace crisis todo, todo.

RR: Todo. Afortunadamente Adela, en la montaña de Guerrero, que es esta parte  más pobre, ahí están los municipios más pobres del país, Cochoapa y Metlatónoc, habíamos  instalado.

AM: Me imagino  que es el más pobre de todo del país.

RR: Ahora  Cochoapa, primero  era  un  solo  municipio Metlatónoc, y se dividió  en  dos,  Cochoapa - chistoso  ¿no?- se dividió  en dos y ahora Cochoapa es el más pobre; entonces  habíamos  instalado una gran cantidad de comedores comunitarios en las comunidades más pobres de la montaña, teníamos toda esta instalación.

Yo había estado yendo  a Guerrero mucho  precisamente para todo  este trabajo, teníamos  desplegadas  las unidades  móviles  de salud  en los municipios Cruzada Nacional  contra  el Hambre, y entonces  eso nos permitió tener  una infraestructura en el territorio de contención de primera  mano, o sea, los comedores que tenían  abasto para 15 días, pues se los acabaron  en tres porque  ahí al comedor  llegaba todo mundo, se convirtieron como en los albergues de muchas  de esas comunidades.

Entonces, ¿eso qué  te dice? Que esa tarea  la tenemos que reforzar  porque  eventualmente puede  venir una situación  de este tipo, y el que garanticemos que la gente  tenga comida en sus comunidades eso nos va a dar mucho  más tranquilidad. Pero  sí,  sobre   todo   el  dolor   de las  mujeres,  no  sabes  cuántas   mujeres,  madres   jefas  de  familia, muchísimas, por  ejemplo  en  La  Pintada, que  fui  ahí  al  pueblo  de La  Pintada, pero  además  diario tenemos a la gente  reubicada  ahí en  Acapulco  en uno  de los albergues,  entonces  estamos  en  contacto con  ellos  permanente, entonces las  historias que  te  platican   esas  mujeres  son  devastadoras, porque muchos  de sus hijos se quedaron ahí.

AM: ¡Ay no!

RR: Es dolorosísimo.

AM: ¿Qué les dices?

RR: No, pues las abrazo y lloro con ellas. Los jóvenes, el joven que se acercó y me dijo: ahí se quedó  mi padre y mis hermanos y estoy solo ¿qué va a ser de mí? Y yo estaba estudiando, y fui el puente, o sea fui esos tres días a visitar a mi familia  y ahora  ¿qué va a ser de  mí? O la madre  que sus hijos, la hija que estaba   hablando   por  teléfono   y  el  alud  se  lo  llevó,  se  llevó  la  caseta   telefónica,  en  fin,  historias verdaderamente desgarradoras.
Y esta angustia  de las madres, de a donde  yo llegaba y de decir, es que no tenemos  comida  para nuestros hijos, ver esa desesperación.

AM: Y se entiende la desesperación, ¿no?

RR: No, bueno.

AM: Digo,  lo decía el otro  día, se pide  paciencia, se pide  comprensión, no, pero  es... ¿cómo  les pides paciencia y comprensión?

RR: Así es.

AM: Y, sin embargo, no puedes hacer otra cosa.

RR: Tenemos  que tener, sobre todo, nosotros la paciencia, pero a mí me encanta que la gente a pesar de toda esta adversidad, la gente se entrega, y ha visto una respuesta del Gobierno. Yo he ido con el presidente Peña  a diversos municipios de Guerrero, y no sabemos  cómo lo reciben de abrazos,  "Dios  lo  bendiga",  porque  la  gente   a  pesar  de  que  no  le  resuelvas  completamente, en  ese momento el problema; lo que ve es un Gobierno que  está ahí, que  está protegiendo, lo que ve es una presencia inmediata del Gobierno, del Presidente de la República.

Y eso a la gente le dice: "no estamos solos". En donde  más nos tardamos  en llegar es donde más reclamo hay, pero además era desesperante, porque  yo veía en el Twitter, la montaña de Guerrero, etcétera, ¿no? Y...

AM: Y ¿qué decías?, ¿cómo  pudo llegar?

RR: Yo diario  programo un vuelo, pero además  yo podía  volar allá, pero lo que necesitábamos era que volaran  las despensas, que fueran  las medicinas.

Yo te quiero  decir que hubo  soldados  con despensas  cargando, que más de ocho horas caminando entre los  pueblos,  brigadas  médicas,  de  doctores,  enfermeras, promotor  y  hasta  traductor  para  las  zonas indígenas, que caminaban seis, siete, ocho horas para llegar las brigadas  médicas a las comunidades. También una  parte  muy importante, y es la organización de la gente,  es decir, a muchos  lugares  que llegábamos, ya la gente  estaba  organizada, ya la gente  tenía  su  comedor  comunitario, había  puesto  su albergue; es decir, también  hay esta parte  muy positiva que emerge en estas tragedias, ¿no? Qué  frente  al dolor, la angustia, la desesperación, también  está esta parte guerrera, ¿no?.

Yo le digo a los de Guerrero: ya sé porque se llaman  así, pues es que son bien  guerreros  aquí, es decir, echados  para  adelante.  Y finalmente, finalmente eso se  repara,  y es lo  que  hemos  dicho  en  muchos lugares  que  vamos,  finalmente la  inmensa   mayoría  sufrió   de impactos   en  sus  viviendas,  de  daños materiales, de que perdieron sus enseres, pero eso se repone, eso se repone, eso se repara, finalmente.

AM: Lamentablemente hasta hoy, el número de muertos  en el país ha aumentado a 139.

RR: Y...

AM: Es una tragedia.

RR: Pues sí...

AM: Es brutal.

RR: Evidentemente.

AM: Ahora, tú has estado  haciendo  tú centro  de operaciones  desde Acapulco, en Guerrero, pero...

RR: Porque ahí está la Base naval y la Base Militar, que es la que se despliega.

AM: Pero, pues está el 90 por ciento del país con problemas.

RR: Sí, bueno, porque yo soy responsable  de Guerrero.

AM: Exacto.

RR: Pero  acuérdate  que  el presidente Enrique Peña  Nieto  nombró  a cada uno  de los secretarios, que tenemos la responsabilidad en los estados,  están  en cada uno de los estados  afectados,  en coordinación con los gobernadores.
Lo  que pasa es que lo que haya sucedido  en cualquier  otro estado, no tiene  ni la cuarta  parte con lo que sucedió en Guerrero.

AM: Llegaste  ahí y le hablaste  al Presidente y le dijiste: no, esto está...

RR: Fue el Presidente para allá...

AM: Pero, pero...

RR: Sí, sí, le dijimos...

AM: Está  mucho  peor de lo que hubiéramos imaginado.

RR: Se dio  cuenta  él, es muy intuitivo. Y ¿sabes algo que  me  dio  mucha  tranquilidad a mi? Que el equipo   que   estaba   trabajando  ahí, empezando  por  Gerardo  Ruiz   Esparza,  David   Korenfeld, de Conagua, y así te puedo  poner varios; el equipo  de Protección Civil, Luis Felipe Puente, etcétera,  todos estuvieron  con  el presidente Peña  cuando  las inundaciones en  el Estado de  México,  entonces tienen unos protocolos  de actuación  de  una  claridad  y un  ABC, que  yo ahora  sí que  me  les pegué  a ellos, porque  aunque  me inundé alguna vez en el Distrito Federal...

AM: No es lo mismo.

RR: Pero entonces, tienen  mucha  claridad  de qué hay que hacer, de cómo  distribuir las despensas.  El Ejército con  su  Plan  DN-III y la Marina, impresionante ¿eh? O sea, sí hay un  nivel de organización muy, muy importante.

AM: Sí, nos ha tocado  cubrir  varios desastres  de esta naturaleza, pero esto sin embargo, bueno, pues sí es, no sé si inédito, pero bueno, en la historia  reciente ¿no?.

RR: Inédito en  Guerrero yo creo que sí, porque el Paulina, decía el gobernador, que  impactó  la Costa Chica  y sobre  todo  Acapulco  y fue muy  elocuente o  muy evidente, porque  hubo  muchos  muertos  y porque  era básicamente la bahía, ¿no? La  parte  de la bahía  de Acapulco, donde  está  la parte  alta; era demasiado lo que se veía en términos de muertes, etcétera; pero aquí, fue todo destrucción.

AM: El estado está devastado.

RR: Los  caminos,  los puentes, hoy mismo  se cayó otro  puente  que  está ahí, de la Colosio,  que pasa el río.

AM: Es que sigue lloviendo.

RR: Sigue lloviendo  en Guerrero, bueno, y en el país; sigue lloviendo, y eso evidentemente que  ahorita por  ejemplo,  en el caso de  Guerrero, tenemos todas  las  alertas  de  prevención, sobre  todo  en  lugares críticos,  que  la  presa  está  llena,  en  donde  además   está  inundada una parte   de  la  comunidad, el municipio.

Los   lugares   más  críticos   se  están   monitoreando  permanentemente  y  sistemáticamente, como   se monitorean normalmente, por cierto. Pero ahorita tienen  todavía medidas  más cautelares.

AM: Por  eso  te  preguntaba, ¿cuál es el protocolo?  Porque  pareciera  que  no  llegó  a la  población  la información, no llegó  a los turistas  en el caso de Acapulco,  por  ejemplo,  Rosario, ¿no? Porque  yo me acuerdo que hasta dimos la información, pero no llegó, entonces, ¿qué hubo? Negligencia, ¿qué paso? 

RR: Mira, a mí no me toca juzgar esa parte, lo que sí te puedo decir es que el Gobierno Federal  alertó 33 veces, y hay un sistema de Protección Civil en donde participan los estados y los municipios. Entonces, cada quien tiene  que ir bajando  la información, el Gobierno lo hace a través de los medios de comunicación, lo hace a través de Twitter, lo hace a través de todas  las redes, se comunica  a los estados, ordena   una  serie de  cuestiones, hay  todo  un  sistema  de  protección civil en  el país, y participan los gobiernos estatales y los gobiernos municipales.

Sí se tomaron medidas  en muchos  sentidos, en muchos  municipios sí se evacuó a la gente;  por ejemplo, municipios que están a la orilla del Papagayo, evacuaron a la gente que estaba a la orilla del río; entonces eso permitió que este daño  no fuera mayor en términos de vidas humanas. Lo que pasa es que la cantidad de agua que...

AM: Ya era incontrolable, ya no puedes hacer... mejor una carretera  en un día...

RR: No, eso era con esa magnitud, y sobre todo lo que pasó es que venía el agua cayendo de lo alto, de la montaña, de la sierra y demás, y se fue hacia los ríos a alimentarlos de manera  impresionante, y como los ríos no tienen  profundidad ahorita  por el azolve, entonces  no encontraban hacia  abajo por  dónde irse, se extendieron.

Uno  de  los  ríos  que  pasa  por  Acapulco,  multiplicó seis  veces  su  tamaño. Ayer  que  fuimos   con  el presidente Enrique Peña Nieto  a San Jerónimo, una  comunidad que está en  la Costa  Grande, camino hacia Zihuatanejo, me decían los comerciantes, de ahí: "nunca en la historia  del municipio, nunca, había llegado el río -porque a veces crece- nunca, al centro  del pueblo, jamás".
En  La Pintada, cuando  platicas con la gente de La Pintada, te dicen: "no había habido  un deslave en la historia  de este pueblo, y de repente, lo que te cuentan  y lo que ellos te narran y lo que todos te dicen, a mí me ha llamado  mucho  la atención  es que fue como  un volcán, porque el agua salió de adentro de la montaña, salió de adentro de la sierra; es decir...

AM: Hizo  erupción.

RR: Exactamente, y ellos te narran  mucho: "sentimos como si fuera  un volcán, como si fuera  algo que estaba ahí saliendo  de adentro, riácatelas.

AM: ¿Qué  está pasando  ahorita en La Pintada, por ejemplo?

RR: En  La  Pintada ya no  hay  prácticamente nadie,  todo  mundo   está  evacuado,  la  mayoría  está  en Acapulco,  la  otra  parte  se fue  a Atoyac,  porque  esa  comunidad es del  municipio de  Atoyac,  y hay familiares  de la gente  en Atoyac, ya estuvo  allá  el secretario  Jorge Carlos  Ramírez  Marín, fue desde luego el presidente Enrique Peña, se vio con la gente, el comisario  del lugar, con el presidente municipal de Atoyac, etcétera, donde  se puede  reubicar La Pintada, ahí mismo, pero en condiciones  más seguras; y en ese proyecto se está trabajando.

AM: Eso tendría ya que hacerse, de manera  sistemática...

RR: Ya se está haciendo. Hay  comunidades que ya están  pidiendo ser reubicadas,  porque  ya vieron los riesgos a los que se enfrentan; cosa que antes no pasaba. Sacar a la gente  es muy difícil, no se quiere ir la gente,  tiene  miedo,  y hasta  cierto  punto  es comprensible, de que  les roben  sus  pocas  pertenencias, y muchas  veces... aquí nunca  ha pasado, y ese: "nunca  ha pasado", pues de repente  pasó. Y de repente pasa que el agua recupera su caudal y su lugar, si nos fuimos a meter  a lugares donde era un lago...

AM: Exacto, y abajo hay agua.

RR: Exactamente, entonces  todo  eso, al final  de cuentas,  tiene,  implica  un  mayor  impacto, si tú  ves dónde  están los impactos  en términos de viviendas que fueron  arrasadas, es básicamente esas que están en zonas  irregulares,  que están en lugares de gran  riesgo, y que evidentemente las viviendas  no resisten este daño de...

AM: ¿Hay lugares a donde siguen  sin llegar?

RR: Ya llegamos  a todas las cabeceras  municipales, ahora  estamos  haciendo  un esfuerzo  por llegar a las localidades de cada municipio.

AM: Donde a lo mejor hay 10 familias

RR: Cien  personas,  que evidentemente está lleno de esas comunidades Guerrero, hicimos  una  especie de Operación Chapulín, que yo le puse, el Ejército  vigila por arriba, en helicóptero, ve las comunidades y ve cuáles están  aisladas porque  los caminos  están cortados, y entornes, baja el Ejercito,  pide un dato  de cuántos  están ahí...

AM: Como  un censo, digamos.

RR: Se hace durante un  día, y al día siguiente  se regresa, así, saltando así el helicóptero para  dejar la comida suficiente  para la gente.
Ya en la mayoría de las localidades  estamos  llegando,  la montaña es la que más trabajo  nos costó, a mí me  desesperaba   muchísimo, porque  yo  le  decía  a la  gente   en  Acapulco:  "ustedes   ya  los  tenemos resguardados, los tenemos en albergues, los tenemos con un alimento caliente".
 
AM: Oye  no está fácil, pero está mejor.

RR:  No  está  fácil; estamos  distribuyendo despensas,  piensen  en  los  que  no  hemos  llegado,  que  son además  los más pobres  del estado, piensen  en  toda  esa gente  que  requiere  también nuestro  esfuerzo  y que requiere nuestra  atención.
Y entonces, a la montaña fuimos  con mucho  trabajo, entrando de poco en poco, por la condición en la que  encontramos la situación,  pero hoy mismo  se hizo  un  recorrido  ya  por  todos  los campamentos, porque se instalaron campamentos con las personas  se salieron de los lugares que estaban  en riesgo, ahí están  en  esos campamentos, ahí estamos  levantando censos, ahí estamos  trabajando con la gente,  pero eso  se tiene   que  resolver   muy   rápido,   porque   no  puedes   estar   lloviendo   en   campamentos  mal improvisados y demás.

AM: Ahora, en  esta reunión  con el Presidente, que  supongo  que es un análisis preliminar de todo  esto que está pasando, pero, ¿cuáles son las acciones a tomar  en el caso de Guerrero? Por ejemplo, ¿Qué se va a hacer?.

RR: En  Guerrero se tiene  que  trabajar  en  muchos  frentes,  tiene  que  trabajar  la Secretaría  de  Salud, ahorita ya lo  está  haciendo,  en  la prevención  de enfermedades, y sobre  todo  de epidemias; entonces, todo, toda esa prevención, porque  el agua estancada, tú sabes lo que eso significa dengue, etcétera. Afortunadamente en Guerrero se había hecho una gran  campaña  contra el dengue, previo; entonces, eso también   permitió  aminorar  el  impacto   tan  rápido,  ¿no?  Se  está  vacunando  casa  por  casa,  se  está trabajando, o sea, ya se tiene  el diagnóstico de los centros  de salud  afectados, se acaba de autorizar un hospital   nuevo  para  Acapulco,  y  la  rehabilitación  de  todos  estos centros  de  salud  que  están   hoy inhabilitados y que tiene que entrar la Secretaría  de Salud.

En  el caso de Comunicaciones y Transportes, pues todos  los puentes,  todas  las carreteras,  que como  lo informó el secretario, va a haber soluciones  provisionales,  para  que  nos  dé  tiempo  a una  solución  de fondo.

AM: Definitiva, digamos; ahorita es lo urgente.

RR: Lo  urgente,  que se pueda, por ejemplo, tienes  roto el camino  de Acapulco  hasta Lázaro  Cárdenas, ¿Por qué? Porque  un puente  que comunica Acapulco  con Coyuca  de Benítez se cayó completamente. Entonces, toda  esa carretera  que iba a lo largo de la costa, de la costa grande, pues no, ya no hay acceso, entonces  tienes   que   resolverlo   muy   rápido,  y  así  muchas   otras   partes   del  estado.   Entonces,  en Comunicaciones hay que trabajar.
Nosotros  estamos  haciendo  un censo casa por casa, ya llevamos más de diez mil familias, en la mañana reporté  ocho  mil, ahorita ya me están hablando de diez mil familias que están censadas, y que vamos a ir también, casa por casa, porque  es la instrucción del Presidente, a entregar  una tarjeta  para la compra  de los enseres...

AM: Ya no hacerlo a través ni de líderes, ni..

RR: De  nadie,  tú no sabes cuánto  le han  aplaudido al presidente el que  tome  esa medida,  de que  sea casa por casa.

AM: Ahora,  estas  noticias  que  nos  estuvieron  llegando,  de  que  vendían  el  agua, de  que  vendían  las despensas,  de que  las condicionaban, de que  a que no votaron  por uno  no se las daban,  todo  eso, ¿qué sabes de eso Rosario?

RR: Bueno,  nosotros  pusimos  un numero para denuncias, yo vi al Ejercito  entregar  cientos de miles de despensas,  lo que  pasa  es que también  el Sistema  de  Protección Civil  te obliga  a que  los presidentes municipales  sean, son tu contraparte, también hay protocolos  y reglas de operación.

Entonces, llegábamos  a las  comunidades directamente, pero  también  le entregamos a los presidentes municipales  y bueno... ahí ya tú no puedes  estar en  todo, tienes  que ir delegando responsabilidades, es decir...

AM: Entonces, ¿puede ocurrir?

RR:  Puede  ocurrir, pero  la verdad  que  denuncias concretas,  que  no sean  las que  he visto  en Twitter, etcétera, de que algunas despensas del DIF del estado se estaban  vendiendo. Nosotros  hemos  tratado  de hacer llegar toda la ayuda, que además  no son recursos que maneje  Sedesol. Todo  esto llega a través del Fonden, del Fonden para desastres naturales, y todo  se administra de... por el Sistema  de Protección Civil. ¿Nosotros  qué  hacemos?   Nosotros   estamos   llegando   a  las  casas,  a  levantar   el  censo  que  permite establecer   el daño   que recibió  esa  vivienda,  que  permita, además,  realmente  calificar  quién   sí  fue afectado  y deba recibir este apoyo que va a dar el Gobierno Federal con una  participación del Gobierno del estado.

AM: Hablabas hace un rato de las mujeres, y lo hemos  comentado muchas veces, en este país, ser mujer, ser pobre y ser indígena es una triple condena, y te está tocando  verlo.

RR: Así es, porque muchos  de estos  municipios  son indígenas, muchas  mujeres están solas, son madre y padre.
Por ejemplo, ahí en La Pintada muchos  de los esposos estaban  trabajando en Estados  Unidos. Tú ves La Pintada, y no creas que es un municipio pobre, es un municipio que está organizado, que vive del café, que tiene su cooperativa, tiene  más de mil 500 hectáreas  sembradas de café, y tiene  además  sus huertos familiares y las casas, muchas son de dos pisos, o eran, porque  el alud fue de tal tamaño  que esas casas de dos piso las tapó. Pero hay otras  comunidades que sí, su condición  es muy endeble, sobre todo  en la parte  de la montaña, de la Costa Chica de Guerrero, que sí requieren una mayor atención y un mayor apoyo.

AM: Cuando lo ves, Rosario... yo sé, desde  que trabajabas  con Enrique Peña en la campaña, etcétera, tú querías estar en Sedesol, en la Secretaria de Desarrollo Social. Sin embargo, cuando  lo ves todo los días, esto de manera  muy cotidiano, la pobreza, la desolación, el abandono, pues debe ser terrible.

RR: Sí, bueno,  por un lado sientes  ese dolor  de saber  que  hay tanta  pobreza  todavía  en el país, y uno dice: bueno, programas  van y vienen...

AM: No solamente todavía, sino que ahora resulta que hay más pobres.

RR: Así es, sí, además; y que Guerrero es uno de los estados  más pobres de este país.
Entonces, ves esta,  te  sientes  impotente frente  a la  dimensión del  problema, pero  al mismo tiempo tienes  que  actuar, y tienes  que  trabajar y tienes  que  decirle  a la gente:  "estamos  de  pie", y ese es el mensaje  que yo le escuché  al presidente Peña y que llevo a todos  los lugares, y sobre  todo les digo a las mujeres: "ustedes son el sostén  de todas estas comunidades, ustedes ayúdenos  a reorganizar todo esto". AM: Y, ¿sirve el mensaje de optimismo? Porque  cuando... ¿no? Te traen  un mensaje  tan optimista, pero ante la devastación  y la tragedia,  no sé.
 
RR: Ellos  mismos  te dicen: "estamos  de pie, estamos  de pie. Lo  único  que queremos es el apoyo para salir adelante" Porque  la gente ahorita  en Guerrero va a necesitar  un apoyo muy grande, porque vivía de su cosecha  y esa cosecha se destruyó,  porque  vivía de su restaurancito, de su peluquería,  de su pequeño negocio, y ese negocio se destruyó. Porque vivían de una serie de situaciones que hoy no son viables en el contexto en el que está Guerrero. Entonces, el programa de Empleo Temporal, para que la gente  tenga un ingreso... AM: Eso se operó en seguida, se instrumentó inmediatamente.

RR: Inmediatamente porque, además, la labor de limpieza de la casa...

AM: Se requería.

RR:  Nosotros  le  estamos  pagando  a la  familia  por  limpiar  su  casa. Están   entrando la  maquinaria y demás  a limpiar; sobre  todo  en Acapulco  que  tienes  una gran  concentración. Es  decir, ahí  tienes  una unidad   habitacional como  la  Colosio, que  tiene  más  de  diez  mil familias  que  viven  ahí, y  que  fue afectada en una gran parte, siete mil 500 viviendas de ahí se afectaron.

Entonces, tú entras  a las calles, a limpiar, pero les pides  a las familias  que te ayuden  en la limpieza del interior de su casa, y les estamos pagando a los que han  participado y se han inscrito  en el programa de empleo  temporal, por esta labor que están  haciendo  de limpieza  de su casa. Se va a entrar  también  a toda la parte  de pintado  y demás, también  con programas de empleo  temporal. La recuperación de caminos con programas  de empleo  temporal.

Pero es... hay lugares  en  donde  el lodo está de este tamaño, es decir, no puedes  entrar  con pico y pala porque  te vas a tardar  demasiado tiempo. Entonces ahí tienes  que entrar  con maquinaria, el Presidente mandó   traer  rápidamente  muchísima  maquinaria; ya  en  la  medida que  pudimos entrar,  porque   el problema  es que muchos  de los acceso para una parte del estado  estaban, primero  hacia Acapulco  roto, y también  hacia arriba, de Chilpancingo hacia...

AM: No podían  ni llegar.

RR: Exactamente. Entonces, cuando  se abre la vía terrestre  es así como  que sentimos que, uf,  un gran respiro, porque  ya llegó el abasto, porque  ya entró la maquinaria, porque  una serie de elementos que nos estaban  limitando mucho, pues pudimos  tener  de repente  acceso a ellos, y esto fue muy importante. De veras, yo siento  que fue como un tapón  así cuando  se abrió la... que salió, cuando  se abrió ya la llegada a Acapulco, la entrada que, como lo ha explicado  el secretario  de Comunicaciones y Transportes, pues fue juntar  un poco la federal con la autopista para habilitar vías alternativas a los lugares.

AM: Bueno, además  podía llegar el abasto. RR: Podía llegar el abasto.

AM: Si no, no había manera.

RR: Ya no  había. Ya estaban  empezando en  los hoteles  a tener  problemas, etcétera.  Entonces llego... claro que previendo  esta situación, se llevó un buque  cargado  de toneladas  de alimentos desde  los otros puertos  para  que llegaran.  Entonces, nos tomamos el centro  naval como  nuestro  centro  de evaluación, de planeación;  todas las noches, el equipo, el comando operativo  que estaba, Sedena, Marina, nosotros, Policía  Federal,   el  gobierno  del  estado,  tomábamos  las  decisiones,  el  gobernador,  tomábamos  las decisiones  de las rutas del día siguiente, de cuántas  despensas  enviar, de qué  problemas  había  para que, para que pudiéramos hacer como una estrategia.

AM: ¿Te vas a quedar  ahí todavía?

RR: Tengo comparecencia en la Cámara de Diputados, la Cámara de Senadores.

AM: ¿Cómo te irá?

RR: Pues  yo espero  que muy  bien. Tenemos mucho  que  informar,  mucho  trabajo  que se ha hecho. Y además   mucha  claridad,  A  mí  me  decían  cuando... iniciamos contra  la  Cruzada Nacional  contra  el Hambre: "¿por qué  municipios  como Acapulco, que son turísticos, son los ricos del  país?" Traigo  fotos de Acapulco, de las colonias que están al lado del río.

AM: Sí, no, Acapulco  no es nada más la zona  turística.

RR: Claro. Es que  es aquí, por  eso, aquí, quiero  casi enseñar  la foto  y preguntar,  ¿usted  sabe de dónde es? Y te van a decir, "la montaña guerrerense". No, esto es Acapulco, donde  la gente  vive en condiciones de muchísima pobreza, los fui a ver.

AM: Entonces es un contraste enorme.

RR: Enorme. Es esta desigualdad  que lacera, que  da vergüenza. Entonces tú ves colonias  en Acapulco sin pavimentación, la gente vive en casas de carrizo, de madera.

AM: Sin  piso firme.

RR: Nada  de eso. Los niños se quedaron sin su ropa; es decir, es de una gran  dimensión lo que hay que hacer.

AM: Ahora, esto  que  está pasando,  bueno, son  nueve  meses. ¿Te imaginabas así? Yo sé que  ya desde antes  trabajabas con Enrique Peña Nieto, pero ¿te imaginabas así? ¿Qué serías...?

RR: No, para nada. No, ni siquiera  me imaginaba que iba a estar en la Secretaría  de Desarrollo Social, y mucho  menos  que  el estado  más golpeado  por  este  tipo  de  fenómenos, o  este  fenómeno, iba  a ser Guerrero, que a mí me tocó, que a mí me tocó Guerrero. A la mejor, pues si me hubiera  tocado Jalisco, pues no hubiera estado...

AM: Pero colaborar  con el Presidente, ¿te lo imaginabas así, o lo has aprendido a conocer  más?

RR: Ah, pues lo he aprendido a conocer  más. AM: ¿Y?

RR: Muy  eficiente,  muy  claro, muy  operativo  en  las  decisiones  que  hay que  tomar.  Entendió  luego, luego  que  Guerrero era como  el punto crucial, manda  traer  secretarios, da instrucciones, o sea, diario hace las evaluaciones, está todo el tiempo, y además tiene muy buen ojo.
A   mí:  "A  ver  Rosario,   aquí   no  tienes   suficientes  brigadas",   porque   además,   nuestros   brigadistas normalmente traen  camiseta y gorra, pero en el desastre  no teníamos  ni camisetas  ni gorras. Entonces se veían tres o cuatro vestidos y el Presidente: "aquí no te veo las suficientes  brigadas"  O sea, está en todo, está en todo y te instruye de qué es lo que tienes que hacer. Yo creo que...

AM: Porque  tú venías, ahora sí que de otra corriente.

RR: Pero hace bien esta disciplina y este orden, mucho muy bien. Y tiene  a la gente  muy acostumbrada a trabajar  de esa manera. Y no son casuales  los nombramientos que  hace. Yo me  di cuenta,  en toda  el área de Protección Civil, pues pura gente  que trabajó con el presidente Peña en el Estado de México. AM: Que ya  los conocía, ya sabe cómo trabajan.

RR: No, es que tienen  el diseño perfecto  para todo este trabajo.

AM: Sin embargo,  por ejemplo, toda esta área de Protección Civil, ahora con esto que ha ocurrido, pues ha sido muy cuestionada, ¿no?

RR: Pues yo creo que ya ellos darán,  están dando  su información y habrá  que... mira, yo pienso  que se tendrán que hacer las investigaciones que se tengan  que hacer, y yo creo que contundentemente que en el ámbito  del Gobierno Federal  hubo la prevención suficiente y necesaria.

AM: Ahora que  dices y que  hablas de la Cruzada Nacional  contra  el Hambre, que suena,  pues como: wow, una cruzada, que no es nada más de Rosario  Robles.

RR: Es de todas las secretarías.

AM: Qué  exactamente es esta  cruzada,  que  también  eso  ha  sido  muy cuestionado, o sea, ¿qué vas a hacer? ¿Qué va a ser? Y esto pone en suspenso  esto que pasó, pone en suspenso, ¿qué va a pasar?

RR: Al  contrario, vamos  a reforzar  la estrategia. Fíjate,  en  la Cruzada Nacional  contra  el Hambre el tema  es la  alimentación, el acceso  a la alimentación; además  de  las  condiciones en  las  que  está  esa comunidad, agua potable, vivienda, salud, etcétera,  es una  estrategia integral,  pero el tema  central  es el alimentario. Empezamos a construir...

AM: Porque  mucho se había dicho  que en este país hambre  no había.

RR: Bueno,  hay siete  millones  de mexicanos  que viven en pobreza  extrema  y en  carencia  alimentaria, estos dos  requisitos;  la población objetivo  de la Cruzada Nacional  contra  el Hambre es una  población que está en pobreza  extrema  y tiene carencia alimentaria; es decir, tiene de tres a seis carencias, no sólo tiene  no acceso a la alimentación, no lo tiene  ni a la salud, ni a la seguridad social, probablemente a la educación  un poco más; pero es gente  que vive en condición  extrema.

Y  lo  que  hicimos  y  que  te  digo, esa  infraestructura  permitió sortear  de  alguna  manera  en  algunos municipios, es esa estrategia de comedores comunitarios. Nosotros  siempre  dijimos: la Cruzada no se trata  de  entregar   despensas,  despensas  se entregan ahorita,  en contexto del  desastre,  de la  urgencia, porque le tienes que llevar a la gente  rápidamente alimento.

AM: ¿Qué  es entonces?

RR: Los  comedores comunitarios, los huertos familiares,  mejorar  el ingreso  de las familias,  el que  su vivienda  esté  en  mejores condiciones, el que  los centros  de salud  de esa comunidad tengan  servicios médico y medicamentos 24 horas al día, que se fortalezcan los proyectos productivos.

AM: ¿En qué vas, en qué estás?
 
RR: Nosotros, en  todos  los  municipios  de  la  Cruzada  Nacional   contra   el  Hambre,  empezamos  a trabajar, dijimos, es un proyecto de seis años....

AM: Sí, sí...

RR: ...pero  vamos  muy  avanzados,  hemos  puesto  en  marcha   el programa, la  tarjeta  alimentaria Sin Hambre, que ahorita  impacta a un millón  de beneficiarios, que es que puedes ir a cambiar  esta tarjeta a las  tiendas  Diconsa, exclusivamente por  productos básicos,  harina, frijol,  harina  de  maíz  fortificada, frijol, arroz, atún, sardina, es decir, vamos en este esfuerzo; y lo que te indica  cuando  ves que la pobreza aflora  en  estas  tragedias,  es que justamente lo que  tenemos  que  garantizar es que  la gente  tenga  una fuente de alimentación (inaudible) y sistemática.

Porque  además, luego la gente  dice, "no, nada más les dan; pero no les exigen". Bueno, primero  tiene que estar  la gente   alimentada para poder  ser  productiva,  para  poder  emprender un  proyecto,  y  además, estamos  capacitando a las mujeres para  que sean las que se queden con  estos comedores comunitarios, mujeres de la comunidad, que de ahí también  van a tener un pequeño ingreso para sus familias...

AM: Que  cocinen...

RR: Le cocinen  a todos,  son comedores que  albergan  de 100  a 150  personas  diarias,  preferentemente niños y niñas, después  madres embarazadas, madres  que están  lactando, y adultos  mayores. Entonces la comunidad decide, nombra su comité del comedor  comunitario, vigila y levanta el padrón  de los que van a tener el derecho  a entrar  a ese comedor, y las mujeres cocinan. 

El 
Ejército  las enseñó,  porque  el Ejército tiene sus cocinas  comunitarias, y saben  cocinar  para grandes cantidades, uno  cree que  porque  le cocinas  a dos  o  tres en  casa, o  a cinco, seis, ya sabemos  cocinar mucho,  o  sea  para  muchos,  es  diferente; entonces todo  ese  proceso se va  implementando, entonces tenemos que seguirlo en todos estos municipios de mayor pobreza.

AM: ¿Con  quién  diseñaste  esta estrategia?,  ¿cómo  fue el diseño  de esta  estrategia?  No  hemos  podido hablar mucho  de esto antes, pero ¿cómo fue el diseño  de esta estrategia?  Porque  hay una geografía  de la pobreza, y una radiografía  de la pobreza  en este país.

RR: Básicamente, inicialmente, son  400  municipios que  toma  municipios rurales  y  también   zonas, polígonos  urbanos  que concentran pobreza  extrema  y carencia alimentaria, son los cinturones de miseria de las ciudades, son los lugares más pobres de las Ciudades.
Guerrero, Oaxaca y Chiapas concentran más del 50 por ciento de esta totalidad de 400 municipios, por la sencilla  razón de que son los tres estados  más pobres del país, le sigue Veracruz, Puebla  y Estado de México, y con ellos tenemos ya como el 70 por ciento  de los municipios de la Cruzada. Entonces, en  todos  ellos  estamos   trabajando, lo  diseñamos  un  equipo   que  trabajamos durante  la transición, en el diseño de la Cruzada Nacional  contra  el Hambre, y luego ya cuando  tomamos el cargo como  Secretaría  de Desarrollo Social, tomamos  mucho, analizamos la experiencia  de Hambre Cero  en Brasil,  el éxito  que  tuvo  este  programa del  presidente Lula,  que  incluso  nos  acompañó, tú sabes,  a Zinacantán, en Chiapas, a echar  a andar  este programa.

AM: Cómo  olvidar el: "no te preocupes  Rosario".

RR: Ocúpate Rosario, lo que me dijo el Presidente, y mira... cómo  me trae trabajando, mañana, tarde y noche. No había venido al Distrito Federal sino hasta hoy.

AM: Fue  ahí,  justo.  ¿Cómo   evitar  que  pasen  cosas  como  las  que  pasaron  en  el "no  te  preocupes, Rosario"?  Porque evidentemente hay mucha  corrupción en este país, insisto, ahí está, ¿no? ¿Cómo evitar que eso pase, Rosario?

RR: Bueno,  ahí  fue  un  tema  más  bien  de  utilización, o  la  investigación que  se  está  haciendo de utilización  electoral  de los  recursos, que  tú sabes  que  no  eran  directamente funcionarios de  SEDESOL central, sino las delegaciones  de SEDESOL en el estado, y mira, por primera vez en la historia, Adela, al día siguiente  salió una secretaria  de  Estado a decir  que  separaba  a una serie  de funcionarios, ¿denuncias? Contra el uso electoral  de los programas  sociales  hay miles, nunca  se había  separado  a un funcionario público, yo lo hice al día siguiente, esto en primer  lugar.

En  segundo lugar, tenemos que trabajar  en un sistema  nacional de programas  sociales, porque  tú tienes control  sobre los programas  del Gobierno Federal, pero no sobre los estatales y no sobre los municipales, no hay un padrón  único de beneficiarios.

Entonces eso se presta a duplicidades, a malos manejos, todo eso tiene que... digamos, un poco el legado que tenemos que dejar es ese sistema  nacional  con un padrón  único de beneficiarios, donde  al meterte en el sistema  se vea Adela  Micha y qué programas  recibes de la Federación, qué Programas recibes del Estado y qué  programas  recibes  del  municipio, para  que  si tienes  tres  veces un  programa  de adultos mayores, sólo te llegue una vez, y lo otro vaya a quienes  todavía no le llegan.

Entonces tenemos que  hacer ese sistema. Hemos estado  trabajando con Transparencia Mexicana para todo lo que tiene  que ver con este blindaje, y lo más importante, en todos lado estamos  construyendo un comité  comunitario con asamblea  de por  medio, que sean lo que vigilen, les decimos: , planeamos con ellos  las obras  más  importantes de  la comunidad, son  los comités  de la Cruzada Nacional  contra  el Hambre y ellos están  vigilando  que  esa obra sí se realice. Y ahora  me dio la instrucción el Presidente hoy mismo, o sea, hoy que estamos aquí...

AM: Sí, no importa, mañana pasamos  al aire pero grabamos hoy.

RR: De  que  para  todas  las obras de infraestructura en las comunidades, todas  las obras que se van a emprender de reparación, de reconstrucción, hay en todas comités  comunitarios que hagan  esta labor de vigilancia, de exigencia, de rendición de cuentas y de transparencia.

Yo además, acabo de dar instrucción a mi equipo de que el padrón  que estamos  levantando de censados, aunque   no  son   recursos   nuestros,   son   recursos   de  Sedatu,   que  se  entregan  en  esta  tarjeta   a  los beneficiarios  de los enseres, el padrón  se audite  por Transparencia Mexicana para  que tengamos todas las garantías de que esto está llegando a la gente.

AM: Un par de preguntas más, ¿tu formación de izquierda  cómo te ha...?

RR: Me  ayuda  mucho  en  este contacto con  la gente,  en este  saber  organizar  a la comunidad, el saber que la política  social se construye desde  abajo, desde la gente, involucrando, participando, el que yo no voy  a los  estados  a firmar  un  documento en  los  palacios  estatales  o municipales, sino  me  voy  a las comunidades, voy a los pueblos. 

Me  decían  el otro  día que  fui a la montaña, ahí  a un grupo  de  maestros,  "es histórico que venga  una 
secretaria  de estado", yo les digo: "no, pues están  mal informados, yo ya recorrí todos  los municipios  de la montaña hace  un  mes con  los comedores comunitarios". Es decir, hemos  estado  trabajando con  la gente en la comunidad, y eso tiene que ver mucho  con esta formación que yo tengo.

AM: ¿Y no te rebasa la realidad?

RR: Obviamente, estás hablando de que  en este país hay 53 millones, Adela, de que 10  millones  están en condiciones  de pobreza  extrema; siete millones  pobres extremos  y carencia alimentaria, y que a pesar de los recursos enormes  que se han destinado a desarrollo  social, no cambia esta condición  de pobreza,¿ por qué? Porque  para cambiar  lo que necesitas  es que el país crezca, que tenga  más empleos, que tenga mejores  opciones  productivas,  la tarjeta  con  dinero,  tipo  Oportunidades, ayuda  a contener, te ayuda  a mejorar  los índices de salud y de educación  de esos niños, pero no te resuelve el problema  de la pobreza, no te ha sacado a la gente  de la pobreza.

Entonces ahí tiene  que haber  un rediseño  y vincular todos  estos programas de subsidio,  con programas productivos, si ya un niño fue becado por Oportunidades en la primaria, en le secundaria, creció y luego también   en  la educación  media  superior,  dale  la beca  para  que  termine la universidad  o vincúlalo  al empleo formal  para que realmente ese subsidio  haya sido la base para llegar a algo mejor.

AM: Una inversión.

RR: Exactamente. Entonces todo ese rediseño  es en el que  estamos  trabajando, Adela  para el próximo año echarlo a andar  de esta manera.

AM:
Yo te quiero invitar  a que luego hablemos de muchas otras  cosas, ahora con esta emergencia, pero siempre, por supuesto, hay mucho  que hablar contigo. Lo que no me queda claro es por qué crees que te va a ir también en la comparecencia, ¿cómo te tratarán, por ejemplo;  es la primera  vez...? ¿Cómo...?

RR: No, ya fui a la Cámara de Diputados, ya fui a la de Senadores....

AM: Pero comparecer... tus ex correligionarios.

RR: No, fíjate que hemos  tenido  mucho  contacto con los diputados y los senadores, en la de senadores en  medio   de  todo  el  (inaudible) Veracruz,  tuve  que  comparecer   horas,  y  bueno,  son  ejercicios  de paciencia,  muchos,  de  meditación previa, y  de  responder   a los requerimientos, porque  además  estás obligado  a conducirte con la verdad, y entonces... pero llevamos  mucha  evidencia  de todo lo que hemos hecho, Adela, está ahí, falta mucho, llevamos nueve meses; pero ya a los nueve meses tenemos  la tarjeta Sin Hambre, ya tenemos los comedores comunitarios.

Hemos hecho  mucho  más de lo que se había  hecho  en términos de...se  ha empleado el programa Oportunidades, el sistema  de Diconsa, que  estaba  concebido  más como  una empresa,  le dimos  un giro como empresa social, como la principal  red de abasto social que tiene  el estado  mexicano. 

Liconsa,   que  no   podía  llegar   a  las  zonas   rurales,  fíjate  que   paradójico,   cambiamos, era  urbano, 
metropolitano, había  tiendas  de Liconsa en el Pedregal  de San  Ángel, cambiamos todas  las reglas de operación  para que pueda llegar a las comunidades más apartadas, hoy hay leche, leche  Liconsa, a 4.50, subsidiada, en todas  esas comunidades; tenemos miles de comités  comunitarios que hemos  construido en todo el país, y tenemos actas, tenemos fotos, de todo hemos sacado... llevamos  una contraloría gráfica de todo esto.

Y lo que a mí más me anima  es la gente, el que la gente  empiece a ver que realmente se están aplicando estos programas  y que están llegando, y eso da mucha confianza.

AM: Pues  yo  te  agradezco   mucho,  triplemente, que  hayas  estado   hoy  aquí,  ha  sido  un  día  muy complicado en  esta ciudad, sé que  te vas de regreso a Acapulco,  estaremos  atentos a lo que pasa en tu comparecencia, estaremos  hablando, y si me permites, pues correrte  la invitación  próximamente a que hablemos  largo de todo este programa  que es tan importante ahora en este país.

RR: Claro que sí, Adela.

AM: Gracias  como siempre.

RR: Y yo te agradezco  a ti infinitamente que nos hayas dado este espacio, muchas  gracias.

AM: Nos vemos, ojalá que podamos ir a Acapulco  también, y a Guerrero, y a ver qué es lo que se va a hacer, porque viene ahora una etapa muy dura y muy difícil...

RR:    Sería   muy   interesante  que   se  vieran   las   fotografías  que   presentó    hoy   el   secretario   de Comunicaciones y Transportes, para  que  la gente  entienda la magnitud del  problema  y para  que  sepa que esta ayuda tan importante, esta solidaridad tan importante...

AM:
Está llegando a la gente.
 
RR: Sí, claro, miles de toneladas  llegan  todos los días y tenemos a la gente ayudándonos ahí a hacer los paquetes  y se están yendo a las comunidades, insisto, todo lo hacemos  a través del Ejército, lo hacemos  a través  de la Marina, donde  participan las Presidencias municipales, hay supervisión de  nosotros  y del Ejército porque  además  ahorita, el único que puede llegar es el Ejército.

AM: Claro, gracias, Rosario, estamos en contacto.

RR: Gracias, Adela.