martes, 03 de junio de 2014
 ___ENTREVISTA RRB CON JOSE CARDENAS ___

Rosario Robles: La Cruzada Nacional contra el Hambre buscará llegar en 2014 a 5.5 millones de beneficiarios.-

Programa: José Cárdenas Informa (18:00)
Autor: José Cárdenas
Género: Entrevista
Hora de Emisión: 19:07:31
Duración: 00:08:59
Frecuencia: 103.3 FM

José Cárdenas (JC), conductor: Se vale la nostalgia, maestra Robles, Rosario, secretaria, ¿cómo estás? buenas noches.
Rosario Robles (RR), secretaria de Desarrollo Social: Muy bien, muchísimas gracias.
JC: Estás en tu lugar.
RR: Estoy con un gusto enorme, una felicidad enorme de estar aquí, no sabes, hay lugares a los que llego y me dicen "yo la conozco a usted", no porque fui jefa de Gobierno o presidenta delPRD, no, por sus "Dos Gardenias" y por el noticiero con Pepe Cárdenas, entonces es para mí realmente un gusto enorme estar aquí.
JC: Pero hoy no juegas de local, juegas de visitante y te tenemos un par de asuntos importantes.
Creo que es relevante lo que ayer sucedió en Guachochi, es en la sierra taraumara, Chihuahua, uno de los municipios más pobres del país.
RR: Así es, en Guachochi ayer el presidente Enrique Peña Nieto dio el banderazo del mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre. Tú sabes que cada año desde que se formó la Cruzada, se dio la instrucción de que durante un mes le demos visibilidad a todo este esfuerzo que está haciendo el Gobierno de la República e iniciamos este mes el día de ayer.
En Guachochi porque ahí fue donde el presidente Peña durante la campaña presidencial, se comprometió ante notario público, en un evento, a combatir el hambre en el país y firmó este compromiso y ayer fuimos ahí a decirle a la gente...
JC: O sea tuvo un simbolismo.
RR: Exactamente, que se está cumpliendo, que se está avanzando, que el Presidente está cumpliendo con esta promesa de campaña y que hoy son tres millones ya los que están siendo beneficiados por la Cruzada.
JC: Yo te iba a decir, por qué en Guachochi si en Guachochi ni conocen al Presidente.
RR: No, sí lo conocen.
JC: No sale una señora a decirle "oiga ¿es usted Enrique Peña?", "sí", "ah, entonces déjeme abrazarlo", ¡ni lo conocen!, ¿tan abandonados están?
RR: No, la gente no cree que tengan al Presidente enfrente.
Estábamos en uno de los comedores comunitarios, de los más de tres mil que ya tenemos en el país, y estaba una pareja de adultos mayores, de personas ya grandes, que nos platicaron que lo que comían antes del comedor era a veces tortillas o que compraban cinco pesos de chicles para medio engañar al hambre. Y ahora están desayunando y comiendo ahí todos los días y entonces la señora le dice "¿usted es Enrique Peña?", y le dice el Presidente "sí, yo soy", "¡Ay!", se levanta y le da un abrazo al Presidente y le agradece, obviamente el que puedan tener ya esta alimentación; pero igual, niños, niñas, salió la gente a las calles, tuvimos el evento muy grande, pero sobre todo esta parte de ir a los lugares.
 El Presidente visitó una casa en la que estuvo hace dos años, que era un cuartito de madera en donde vivían dos familias y hoy son dos casas diferentes que fue a entregar el Presidente, que tienen además un huerto familiar, ya casas muy bien hechas, con materiales de la región y que la gente está verdaderamente muy agradecida.
JC: Ayer el Presidente hizo un anuncio importante, habló de que más pobres van a tener menos hambre, hablaba incluso de una cifra, 5.5 millones están ya incorporados a la Cruzada.
RR: Tres millones que ahorita podemos decir con padrón en la mano, que están siendo beneficiarios de la Cruzada y 5.5 millones que nos puso el Presidente como meta para 2014; que tenemos que cumplir a través de los diversos programas, este de Comedores Comunitarios, que ha sido muy novedoso; que las mujeres son las que sostienen los comedores, de manera voluntaria cocinan todos los días ahí.
Nosotros les damos el abasto de alimentos, pero son ellas...
JC: Les hacen el mercado, les hacen el mandado.
RR: Así es, pero ellas son las que voluntariamente forman sus grupos, dos, tres grupos que se van rotando y que el único beneficio que tienen ellas es que ahí comen sus hijos, pero su voluntad es la que saca adelante el comedor.
JC: Es un modelo de participación social.
RR: Así es.
JC: El Gobierno no es el padre que da todo a sus hijos.
RR: No.
JC: El Gobierno invita a toda la comunidad a sumar la parte tan importante, que es el esfuerzo.
Ellos pueden decir "el Gobierno nos hace los mandados", sí, pero nosotros hacemos la comida.
RR: Exactamente, llegamos a una comunidad pobre, se hace una asamblea, la gente forma su comité comunitario, su comité del comedor, decide quiénes son los que deben de participar en el comedor, ser beneficiarios, los más pobres de la comunidad, los que no tienen para comer; primero van niños y niñas...
Es como en los naufragios, van primero los niños, las niñas, después las mujeres embarazadas, que estén amamantando, adultos mayores y se encargan ellos de darle todos los días este mantenimiento, definen una cuota que establece la comunidad, muy pequeña, de uno o dos pesos, cinco máximo, para lo que es el día a día, que si el gas, que si la leña. Ayer por ejemplo llegó una señora a pagar con leña esos cinco pesos.
Entonces todo mundo se siente responsable, todo mundo está participando, no es nada más "aquí venimos a cocinarles"; no, son ellas y son sobre todo las mujeres y a mí me conmueve cómo lo hacen con una voluntad y un entusiasmo y una entrega, porque saben que esos niños están siendo beneficiados.
JC: El Presidente incluso habló de más dinero, de inversión para este esfuerzo de la Cruzada contra el Hambre, ¿hablaba de otros mil millones de pesos?
RR: La Cruzada tiene 70 programas del Gobierno Federal, que son más de 390 mil millones de pesos, pero son programas muchos de ellos alimentarios, está la tarjeta Sin Hambre, que son 14 productos de Diconsa que se intercambian por esta tarjeta mes a mes, productos nutritivos de la canasta básica; están los huertos familiares que hacemos con Sagarpa, que la gente produce en casa el jitomate, la cebolla, en fin. Los proyectos de animales de traspatio, para que tengan sobre todo huevo todas las mañanas también, de manera gratuita, estas familias; están los apoyos al autoconsumo, que de manera muy importante está haciendo Sagarpa, porque se había perdido esta fuente de alimentación, de que la gente producía su propio maíz, su propio frijol.
 Están programas también que no tienen que ver con lo alimentario, sino con la vivienda, con el mejoramiento de la vivienda, con el agua potable, con el drenaje, con la electrificación; porque muchas de estas comunidades tienen todas estas carencias.
JC: Muchos de esos programas ya existían, pero no se hablaban entre ellos y tú has venido a amarrar, por lo menos este Gobierno está intentando amarrar de manera transversal esta comunicación que se daba de manera distinta, ¿no?
RR: Cada quien entendía a la secretaría en la que estaba como una parcela, entonces llegaban...
JC: ¡Una parcela de poder!
RR: De poder y de ejercicio gubernamental, entonces llegaba Salud por un lado, llegaba Sedesol por el otro, llegaba Sagarpa por el otro y no se hablaban y no había una coordinación y en consecuencia una eficacia y se duplicaban muchas veces los esfuerzos.
Ahora en cada municipio se hace una matriz de planeación y de inversión, todas las secretarías establecemos metas en función de los indicadores que miden la pobreza y qué tiene que hacer cada secretaría para modificar esos indicadores.
Entonces ya estamos trabajando de manera coordinada, es uno de los grandes aciertos de la Cruzada Nacional contra el Hambre, uno de los grandes cambios que no han sido nada fácil; "patear el elefante", sacarlo de las inercias no es algo sencillo, porque lo más fácil es quitar a quien siga por su lado y ahora estamos coordinadas 19 dependencias del Gobierno Federal, pero además coordinados con los gobiernos estatales y con los gobiernos municipales.
JC: ¡Qué difícil!
RR: Formamos comisiones estatales y comisiones municipales, para que la Cruzada vaya ahí en los polígonos de mayor pobreza y a las familias que realmente tienen esta pobreza extrema alimentaria.
Entonces todo esto requiere una gran labor de coordinación, pero ha permitido eficientar los recursos y actuar con mayor eficacia. Yo decía ayer en Guachochi, este municipio tiene un presupuesto ordinario de 115 millones de pesos, con la Cruzada el año pasado tuvo adicionalmente 584 millones de pesos, más de cinco veces lo que es su presupuesto normal, pero todos coordinados, todos actuando hacia los mismos objetivos y eso tiene un mayor impacto.
JC: Esto te ha causado incluso problemas.
RR: Según ellos.
JC: Cuando hablas de los hijos... esto no es un barril sin fondo, tú les dices a las familias "cuídense, porque nosotros podemos apoyar al padre, a la madre y hasta un determinado número de hijos, pero esto no es al infinito".
RR: Así es.
JC: Y esto fue tomado exactamente al revés, te aventaron al Conapred, que es la Comisión para la...
RR: Discriminación.
JC: La Discriminación, dijeron ya ni la amuelas y tuviste que corregir.
RR: Bueno, corregí la manera de decirlo pero no la intención del discurso y afortunadamente hasta el momento Conapred ni Derechos Humanos encontraron nada irregular en nuestra actuación y esto es muy importante decirlo.
Yo lo que les quise transmitir es que el programa Oportunidades y no de ahora, no de este gobierno, desde 2009, establece como máximo de apoyo tres hijos, la familia puede tener ocho o nueve si quiere, es decir, esa es una decisión muy personal y libre de tomar.
JC: Intocable, además.
RR: Pero el programa Oportunidades solo...
JC: Tiene un límite.
RR: Da un apoyo hasta tres hijos, independientemente del número de hijos que tenga esa familia. Pero a mí lo que más me preocupa, porque yo estoy yendo a las localidades más pobres, allá a Guachochi, a Cochoapa el Grande, a la sierra de Oaxaca o a la Mixteca o a Puebla.
JC: Guerrero.
RR: En Guerrero, toda la Montaña, es que muchas niñas de 12, 13,14 años tienen hijos en los brazos. Ayer mismo el presidente Peña entregó a dos abuelitas el seguro para Jefas de Familia, que es este programa que también creo el Presidente para que si una mujer madre soltera llegue a faltar, sus hijos tengan una especie de pensión por orfandad, desde que son pequeños hasta que terminan la universidad. Y ayer en Guachochi le entregó a dos abuelas, muy jóvenes, cuyas hijas murieron una de 21 años y otra de 26 y ya con hijos pequeñitos.
Entonces hay un crecimiento del embarazo adolescente porque en muchos lugares, como en la Montaña guerrerense se venden a las niñas a los 12, 13 años, las casan, las venden, las cambian por una vaca y las embarazan.
Y ¿qué futuro pueden tener esas niñas? es hasta un embarazo de alto riesgo.
Entonces es un poco la preocupación que yo trataba de transmitir y de decirles busquen otros caminos, estudien, váyanse y tenemos como gobierno que dar esa oportunidad de que esas niñas tengan la opción no sólo de terminar su primaria y su secundaria, sino un horizonte de más largo alcance en lugar de ser madres a tan temprana edad.
JC: ¿Qué tan conscientes estamos en las grandes urbes de la República Mexicana de esta realidad? de la cruda realidad nacional, de la realidad de los 50, 52 millones de pobres que hay en el país, de los cuales veintitantos millones están en la miseria. ¿Qué tanta realidad tenemos, los que estamos aquí hablando, en los micrófonos y la capital del país, Guadalajara, Monterrey, Mérida, qué tanto sabemos de la verdad de lo que ocurre en Metlatónoc, en Guerrero o en Guachochi, en Chihuahua?
RR: Hay tal vez poca conciencia.
JC: Son dos Méxicos.
RR: Dos Méxicos y por eso la intención de este mes de la Cruzada, de sensibilizar, de concientizar, de involucrar a la gente en esta lucha contra el hambre, pero esta situación es más dramática si nos ponemos a ver que el 60 por ciento de la pobreza está en las ciudades, es decir, los que vivimos en el Distrito Federal o los que viven en Guadalajara o en Monterrey no tienen que voltear a ver a Metlatónoc, tienen que voltear a ver a estas mismas ciudades en sus cinturones de miseria, donde hay pobreza extrema, donde hay hambre y entonces es ahí donde tenemos esta conflictividad social, porque es mayor el encono, es mayor el resentimiento por la desigualdad enorme que existe y los contrastes en las mismas zonas urbanas.
Entonces hay que tener mucha conciencia de que el fenómeno lo tenemos aquí en casa, que aquí en esta Ciudad de México, que en estas grandes urbes, 131 grandes ciudades del país concentran el 40 por ciento de la pobreza urbana.
Entonces ahí -y es una de las recomendaciones de Coneval- y por eso estamos trabajando también de manera importante con los gobernadores, ahí tenemos que tener estrategias de intervención, que son estrategias también de prevención, porque no podemos seguir pensando que la pobreza solamente es rural e indígena, también está en las ciudades y también tenemos que tener estrategias y políticas para estos lugares, para estas regiones del país.
JC: Rosario Robles, ¿qué hay de las tentaciones políticas, estos programas de la Cruzada contra el Hambre, la interconexión de las diversas esfuerzos en materia de oportunidad, etcétera? ¿están blindadas? ¿están blindadas para evitar el clientelismo, la compra de votos? porque esa es siempre la duda que ha permeado en torno a los esfuerzos sociales del gobierno.
RR: Mira yo, en primer lugar reivindico algo que me parece muy importante y es que la gente pobre, la gente que está en pobreza es muy digna; es decir, la gente no anda tampoco así vendiéndose al mejor  postor, esto creo que es algo que hay que recuperar y a donde vamos nos dicen, sobre todo las mujeres, "nosotros no queremos que nos den, queremos hacer, queremos salir adelante por nuestro propio pie", habla de esta dignidad.
Segundo, nosotros hemos trabajado mucho, sobre todo a partir del episodio que tuvimos en Veracruz, que además quiero decirte algo muy importante, ni siquiera era un municipio de la Cruzada pero además por primera vez nunca había pasado, se despidió a las personas que estuvieron involucradas en estos hechos.
Pero dijimos, tenemos que blindar ¿cómo blindar los programas sociales? en primer lugar, en absoluta coordinación con los gobernadores y presidentes municipales independientemente de su origen partidario. Tenemos que trabajar de la mano con ellos para que todo sea transparente.
Segundo, con un padrón único de beneficiarios.
El padrón de Sedesol ya está en su página, la página de Sedesol, tú lo puedes consultar y ahí está con nombre y apellido a qué programa está accediendo. Y hemos hecho acuerdos con los estados para que tengamos un solo padrón, para que sumemos su padrón con el nuestro y podamos ver duplicidades y podamos corregir y que haya transparencia no solo del Gobierno Federal sino de los gobiernos estatales y de los gobiernos municipales.
Y en tercer lugar, con la participación.
Tenemos ahorita 60 mil comités comunitarios que hemos construido a lo largo y ancho del país, que son nuestro principal auditor social, nuestro principal contralor social, nuestro principal vigilante. Entonces todo eso nos ayuda a que esto llegue a donde tiene que llegar y a que no haya ningún condicionamiento de tipo político para este esfuerzo tan importante que está haciendo el país, no hablo solamente del Gobierno de la República, sino también de los gobiernos estatales y de los gobiernos municipales.
JC: Una última pregunta, si me lo permites Rosario por esta ocasión, ¿por qué la Cruzada contra el Hambre, el mes de la Cruzada contra el hambre comenzó ayer 1° de junio y no como estaba programado el mes pasado? Leí por ahí en alguna columna que era para evitar suspicacias políticas, ahora que se estaban discutiendo las reformas, las leyes secundarias de las reformas, ¿fue por ahí? ¿fue orden de Los Pinos?
RR: No, no, lo que pasa es que no quisimos... sí queremos darle mucha visibilidad a la Cruzada, todo lo que estamos haciendo y como estaba toda la polémica sobre la reforma política, sobre las leyes secundarias, telecomunicaciones, energética y creíamos nosotros que concluiría probablemente en el mes de mayo, pues pensamos en junio que ya estaríamos afuera de todo eso.
Finalmente no fue así, pero ese fue el razonamiento, que no queríamos competir en términos de medios de comunicación con debates tan importantes que se estaban dando en el Congreso de la Unión y que se van a dar de todos modos durante este mes, pero dijimos ya, nos tenemos que lanzar al ruedo y decirle a la gente que el Presidente está cumpliendo su palabra, que estamos avanzando, que hoy tres millones ya comen mejor de que cuando nosotros llegamos y de que es una gran satisfacción ir a estos lugares y ver estas caritas de los niños de felicidad, este agradecimiento de las mujeres, que además como lo hemos dicho todo el tiempo, pues no le tienen que agradecer ni al Presidente ni a mí, o no sólo porque uno se siente muy bonito cuando te dicen gracias.
Estos son los impuestos de los mexicanos que están bien aplicados, están llegando a donde tienen que llegar, esto es de pueblo a pueblo, porque son los recursos que pagan muchos mexicanos a través de sus impuestos para que llegue a esta gente, que es la que más lo necesita.
JC: Rosario te agradecemos mucho, secretaria, que nos hayas acompañado esta tarde, esta noche aquí en este tu espacio, que es tuyo además.
RR: Estoy en mi silla.
JC: Tú estás prestada por allá, que les quede claro a tus jefes.
RR: Estoy de licencia o sin goce de salario, Pepe querido y como siempre para mí es un gusto estar aquí contigo.
JC: Muchas gracias Rosario Robles.
RR: Muchas gracias.
JC: Ponle sus Gardenias para que, para que no se vaya a regresar, gracias Rosario Robles, buenas noches.