martes, 03 de junio de 2014
___ENTREVISTA RRB EN IMAGEN INFORMTIVA ___
CONDUCTOR: Jorge Fernández Menéndez
GENERO: Entrevista
PROGRAMA: Imagen Informativa (Nocturno)
CADENA: Grupo Imagen
APARICIÓN: 18:29:52
DURACIÓN: 00:17:39
FRECUENCIA: 90.5 FM

Rosario Robles Berlanga: Mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre.-

 Jorge Fernández Menéndez (JFM), conductor: Y ayer el Presidente Peña Nieto encabezó en Chihuahua el arranque del mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre, ahí la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, afirmó que la Cruzada ha tenido un avance extraordinario en un año y medio, en el año y medio que lleva operando. Tenemos en la línea telefónica a Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social. Rosario, qué tal, qué gusto saludarte, ¿cómo estás? Rosario Robles Berlanga (RRB), secretaria de Desarrollo Social: Me da mucho gusto también saludarte a ti y tu auditorio.
JFM: A ver, primero, a un año y medio de inicio de la Cruzada, un poco menos en realidad, porque no comenzó exactamente con el inicio de la administración, ¿cómo evalúas lo que se ha realizado en torno a la Cruzada?
RRB: Bueno, justamente como lo señalabas, el día de ayer en este evento de arranque del mes de la Cruzada, el presidente Enrique Peña Nieto estableció el alcance que hasta ahora ha tenido esta estrategia integral, un alcance que nos permite afirmar que tres millones, de los siete que nos planteamos como población objetivo, ya tienen una mejor alimentación, ya tienen acceso a diversos programas de abasto alimentario que hemos implementado en el marco de la Cruzada, y que de alguna manera esto nos permite señalar que llegaremos a nuestro población objetivo en un plazo menor al que nos habíamos planteado. El Presidente nos puso como meta que este año tendríamos que llegar a 5.5 millones de mexicanos, y el año que viene tendríamos que estar cubriendo los siete millones, Jorge.
JFM: Oye, uno de los problemas que se han presentado con la Cruzada, es que en muchas ocasiones no se termina de conocer plenamente lo que se está haciendo, porque vaya que ha tenido muchísimas vicisitudes el difundir la política social, por razones políticas, electorales, en muchos ámbitos. Y sin embargo, la Cruzada está llegando -como tú lo comentabas- a una enorme cantidad de gente, y la idea es que llegue a muchos más, y que llegue a esos muchos más antes de las fechas límites que se habían fijado. Viene ahora el proceso electoral, falta un año todavía, exactamente un año, pero viene el proceso de 2015; ¿se podrá implementar con toda la fuerza la Cruzada, la política social en todo este periodo?
RRB: Bueno, probablemente 45 días antes del proceso electoral tengamos que suspender como lo marca la ley, toda la publicidad y toda información sobre esta estrategia, y los programas no pueden suspenderse, ni modo que cerremos los comedores comunitarios y le digamos a la gente: "pues 45 días no puedes venir ni a desayunar ni a comer", simplemente todo lo que será la difusión con relación a esto, pues evidentemente tendremos que suspenderlo.
Pero nosotros estamos muy tranquilos, porque mira, todo este esfuerzo enorme lo estamos haciendo de la mano con los gobernadores; de la mano con los presidentes municipales, sin importar el origen partidario, ellos son hoy los testigos de que no ha habido ningún condicionamiento de tipo político y que estamos realmente llegando a quien verdaderamente lo necesita, porque nos estamos guiando simplemente con los indicadores que nos da Coneval, que son pues datos muy objetivos y a partir de los cuales nosotros tenemos que trabajar.
Entonces...y a todos lados vamos con los gobernadores, te hablo del caso de Puebla por ejemplo, en donde el gobernador participa de manera muy entusiasta con nosotros, tiene una campaña que se llama "Yo sí me sumo a la Cruzada"; o con el gobernador de Morelos que también está muy interesado en promover todo esto; el de Guerrero, los de las bajas californias, en fin.
Estamos haciendo todo este trabajo alineando programas, recursos. Ayer en Guachochi mencionábamos en este municipio de la Sierra Tarahumara, que tiene un presupuesto normal de 115 millones de pesos y con la Cruzada Nacional contra el Hambre, con la intervención de los programas federales, le llegaron 584 millones más el año pasado. Es decir, cinco veces más que su presupuesto, y esto que se ha traducido no sólo en una mejor alimentación, sino en viviendas, en drenaje, en agua potable, en caminos, en todas esas comunidades.
Entonces, pues esta claridad -yo creo- y este trabajo conjunto, el que haya 60 mil comités comunitarios donde la gente es la que vigila, la que participa, pues nos blinda con relación a los temas electorales, sin que pues evidentemente "nos curemos en salud" y no puedan darse algunas circunstancias, pero estamos trabajando para que esto no suceda. El padrón de todos estos beneficiarios está en la página de Sedesol, es transparente, es público, está abierto, y creemos que con todos estos pasos que estamos dando, la Cruzada seguirá su ritmo aún cuando estemos en un proceso electoral.
JFM: Oye, dentro de la política de la Cruzada hay algunos, bueno, todos los aspectos son importantes.
A mí el tema de los comedores me parece de los más importantes, porque alguna vez lo platicábamos Rosario, es una forma además de involucrar directamente no solamente a las personas, sino a la comunidad en su propio desarrollo.
RRB: Así es. Realmente ha sido muy interesante este proceso, visitábamos ayer el comedor comunitario -uno de los ocho que hay en Guachochi- con el Presidente Enrique Peña Nieto, y cuando te pones a platicar con la gente, cuando ves a esos niños, a esas niñas, la pareja... una pareja de adultos mayores que ahí estaba comiendo y que le comentó al Presidente que antes si acaso comían tortillas, que se compraban cinco pesos de chicles para engañar el hambre y que ahora podían desayunar y comer.
Cuando ves por ejemplo, lo que estamos tratando de hacer, de que en muchos de estos comedores haya salas de lectura de libros infantiles, para que estos mismos niños puedan tener dinámicas de lectura y que tienen su huerto familiar, su huerto comunitario; pues estás viendo que hay procesos ahí de convivencia social, no solamente es un tema de alimentación, sino se convierten en espacios donde llega la comunidad, porque ahí están los niños, ahí están los abuelitos, ahí está todo mundo, es la asamblea la que se decide quién puede ir al comedor y se dan casos realmente que te conmueven, ¿no? Como una señora, que ellos mismos ponen su cuota de recuperación, no para el abasto porque ése lo damos nosotros, sino para el gas o la leña, lo que se requiera del día a día del comedor. Y hay gente, ayer llegó una señora a pagar sus cinco pesos con leña y todo eso te conmueve, y la coordinadora del comedor que le platica al presidente Enrique Peña que: "Mire lo que recuperamos todos los días, día uno, 25 pesos", y le dice el Presidente "Pero ¿cómo?, si comen aquí bien y usted me dice que les cobran cinco pesos", dice, "No bueno, la mayoría (inaudible)... Y están ahí las mujeres voluntariamente cocinándole a la comunidad, desde luego están sus hijos, pero es realmente un esfuerzo que es de la comunidad, no es del gobierno, nosotros sólo les llevamos los alimentos que van a cocinar, de ellos depende y de ellas depende que esto tenga sustentabilidad (inaudible) comunitarios en el país.
Entonces realmente es una experiencia muy bonita.
JFM: Oye, los comedores, a mí de lo que yo conozco de la Cruzada, me parece que es uno de los capítulos centrales en este sentido, a través también de los comedores se dan las otras experiencias a través de, más que de los comedores, de esta participación comunitaria se dan también las otras experiencias, se trabaja siempre con las comunidades, se trabaja individualmente, ¿cómo está diseñada toda la Cruzada?
RRB: Todos los programas de la Cruzada involucran la participación; si es agua potable se forma el comité para el agua potable, si es una obra que va a beneficiar a la comunidad se forma el comité.
Este año como ya teníamos 60 mil comités que se construyeron durante 2013, hicimos en enero talleres de planeación comunitaria, participativa, en donde la comunidad definió obras prioritarias, y se formaron los comités para darle vigilancia a todos estos procesos y garantizar que las cosas realmente se hagan.
 Entonces, en todos lados estamos tratando de involucrar a la comunidad, para que esto se sostenga en el tiempo, insisto, esfuerzos como los de los comedores u otros que se están realizando, requieren de la participación de la comunidad, para darles viabilidad.
Porque nosotros no podemos estar todos los días ahí en el comedor, entonces es la gente la que asume esa responsabilidad, yo creo que esto es algo muy importante, porque no es; aquí traemos de comer, sino es que ustedes se tienen que involucrar para que esto sea viable, para que tenga posibilidades y así es en todo.
Entonces, esto ayuda mucho, porque nos da este proceso desde abajo, en el que la gente está participando y le está dando seguimiento a todos estos esfuerzos y quiero decirte algo muy interesante.
Nosotros fuimos a Guachochi, y ahí inició este mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre, que tiene por objeto darle visibilidad a toda esta estrategia. Porque el presidente Enrique Peña Nieto, en su campaña presidencial, ahí se comprometió, ahí firmó ante notario, el combatir el hambre en la país. Y regresamos a darle cuentas a esa comunidad y al país entero, de este avance que hoy podemos acreditar en tres millones de mexicanos.
JFM: Ahora que dices lo de Guachochi, de Chihuahua, ha habido mucha visibilidad en el último año, año y medio en temas, por ejemplo, Guerrero, después de Ingrid y Manuel, en algunas otras regiones. Pero ¿Cómo está distribuida el hambre en el país?
RRB: Yo te puedo decir que hay en todo el país, y que estos siete millones de carencia alimentaria extrema, porque realmente muchos hablan de tener una carencia alimentaria, pero nosotros ubicamos a los más pobres de entre los pobres, que son: pobreza extrema y carencia alimentaria.
Tenemos, por ejemplo, de acuerdo a los datos de Coneval, que en las ciudades se concentra el 60 por ciento de la pobreza, y que hay pobres extremos en las ciudades, entonces, evidentemente que no solamente estamos hablando de comunidades rurales, de indígenas, sino también estamos hablando de centros urbanos, 131 ciudades del país concentran al 40 por ciento de la pobreza urbana.
Entonces, ahí también estamos entrando con diversas estrategias; por ejemplo, la tarjeta Sin Hambre, ésta que permite que se intercambien por 14 productos básicos en las tiendas Diconsa, para una mejor alimentación de las familias, con los huertos familiares, para que en estas zonas periurbanas, la familia pueda producir los perecederos que requieren el día a día. Los jitomates, la lechuga, la zanahoria, con los animales de traspatio que les permita tener huevo todos los días, modificar su dieta y fortalecerla, entonces estamos tanto en las zonas rurales indígenas, como en las zonas urbanas.
Lo que pasa es que probablemente, en un municipio indígena es el 80 por ciento de la población y en una ciudad es probablemente el 3, 4 por ciento de la población, aunque estamos hablando de miles de personas por esta concentración urbana que caracteriza las grandes urbes.
JFM: Sí, y además porque quizás en las zonas urbanas, la desigualdad termina siendo mucho mayor y los problemas directos que provocan esa pobreza y esa pauperización son evidentes, se reflejan en forma concreta. ¿Se puede extender la Cruzada, se puede extender la política social en las grandes ciudades, con todas las problemáticas que éstas tienen?
RRB: Así es, con estrategias diferenciadas, por ejemplo, en las ciudades está el tema de la regularización de la tierra como un aspecto fundamental, esta certeza patrimonial, que hay que darle a familias, miles, que están asentadas de manera irregular y que tienen 20 años en estas condiciones.
El tema del ingreso, como el gran tema, para combatir esta desigualdad y para generar una mejor alimentación, nosotros estamos interviniendo a través de Oportunidades, de la tarjeta Sin Hambre, del Programa Adultos Mayores, que todo es ingreso, todo es dinero que entra, básicamente para el tema alimentario.
Estamos trabajando, obviamente ahí también en comedores comunitarios, hace muy poco, por ejemplo en Ciudad Juárez, precisamente inaugurando comedores comunitarios en las zonas pobres de Ciudad Juárez. Y es una estrategia de prevención, también, como tú dices, esta desigualdad, esta polarización, genera muchos fenómenos y entonces el actuar, en este sentido, es también prevenir de manera muy importante.
JFM: ¿Qué es lo que viene para la Cruzada, por supuesto, llegar a los objetivos que se han planteado, pero qué es lo que viene en proyecto estratégico, para todo el resto del sexenio?
RRB: Evidentemente, fortalecer todo este compromiso que se está cumpliendo, del presidente Peña de Combatir el Hambre en el país, pero mira, como lo dijo él ayer; esto es solamente una parte de la política social, es la que va a los sectores más empobrecidos de la población, pero no es lo único. Nosotros tenemos 53 millones de pobres en el país, de acuerdo al último dato de Coneval, del 2012, y la Cruzada va a siete millones, los otros 53... la diferencia con relación a los 53 millones, tiene que ir enfocada a múltiples estrategias, no sólo de la Sedesol, el tema de vivienda con Sedatu, el tema relacionado con los servicios, involucra gobiernos estatales y gobierno municipales.
Entonces, estamos trabajando en este sentido y por el otro lado, con la política macroeconómica, yo mencionaba ayer algo muy importante, que lo he comentado contigo en algunas ocasiones, el no haber puesto el IVA a alimentos y medicinas, contuvo la pobreza, porque ese impuesto hubiera generado que los más pobres todavía estuvieran en una condición peor. Y que segmentos muy vulnerables que están por encima de la línea de bienestar, cayera dentro del ámbito de la pobreza y también en este marco, se encuentran las reformas que ha emprendido el presidente Peña y que tienen el objetivo de que este país tenga mejores tasa de crecimiento, que generen más empleos y en consecuencia, los ingresos, para que muchas de estas familias puedan salir de esta condición de pobreza.
Entonces, son muchos frentes a partir de los cuales hay que trabajar, para poder dar resultados en esta materia, que no corresponde solamente a lo que Sedesol pudiera estar haciendo.
JFM: Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social, muchísimas gracias por acompañarnos esta tarde, esta noche.
RRB: Al contrario, Jorge, te mando un abrazo, muchas gracias a ti.
JFM: Mucho éxito con todo lo que viene de la Cruzada, porque la verdad es un instrumento imprescindible, porque se olvida, Rosario, en muchas ocasiones, que en última instancia, lo que define, creo que lo hemos platicado en muchas oportunidades; lo que define una administración sí, por supuesto, son sus medidas económicas, políticas, pero un margen para hacer eso, es relativamente pequeño, lo que termina cambiando la perspectiva, es que la gente viva mejor, o no.
Y que viva, se pueda acabar con el hambre, que se pueda reducir los márgenes de desigualdad tan terribles o no, eso es lo que va a definir, en muchos sentidos, la herencia de una administración, cualquiera que sea.
RRB: Así es, Jorge y las sonrisas de esos niños y esas niñas, están haciendo una gran diferencia.
JFM: Rosario, gracias por acompañarnos.
RRB: Al contrario. Un abrazo muy grande.