Secretario Luis Enrique Miranda Nava: En todos los rubros de los derechos sociales que defiende la Constitución y que son los que mide el Coneval para poder disminuir los niveles de pobreza en México, la canasta básica…

Pregunta: ¿Cuántos millones de pobres hay en México?

Secretario Luis Enrique Miranda Nava: Esperemos, porque la medición está programada para el mes de julio, agosto, todavía no dando una fecha definitiva y cuando tenga los datos definitivos de Coneval, que son los que hacen la medición, los daré con mucho gusto.

Pregunta: ¿Cuál es la cifra que están manejando ustedes de pobreza en México?

Secretario Luis Enrique Miranda Nava: No, bueno ahorita nosotros estábamos trabajando con siete millones en pobreza alimentaria, que fue nuestra meta de reducción y que esperemos llevarla a niveles mínimos, que son lo más importante.

Pregunta: Pero, ¿cuál es su meta?

Secretario Luis Enrique Miranda Nava: Pues tenemos que lograrla y nos va a decir Coneval en agosto y en septiembre, pero vamos a lograr esa meta.

Pregunta: Usted hablaba que con despensas no se iba este problema…

Secretario Luis Enrique Miranda Nava: Exactamente.

Pregunta: ¿De qué forma podría atacarse este problema?

Secretario Luis Enrique Miranda Nava: Bueno, pues dije que no solamente había con despensas, no solamente había que trabajar para recibir, sino había que apoyar al estudiante desde el inicio de su escuela con alimentación, había que ayudar a la madre soltera con Estancias Infantiles para que tengan a sus hijos donde cuidar.

Y que era mejor, y lo sostengo, es mejor trabajar y aprender a trabajar que aprender a recibir, y una política asistencialista y una política populista me parece que no es el camino que busca México. A mí me parece que el camino que busca México es de trabajo, de crear opciones productivas, de crear más fuentes de empleo, de crear sobre todo la energía y la creencia de que nosotros, las mexicanas y los mexicanos, podemos aprender nuevas cosas de nuestro territorio, podemos ayudar a nuestros maridos de otra forma, podemos crear y ayudar a nuestros gobernantes a que lleguen más empleos a nuestros lugares y poder colaborar, a que nuestros hijos vayan a la escuela y eso es muy importante.

Aprendan ustedes como mujeres a que sus hijos vayan a la escuela, que sus hijos estudien, que sus hijos no vayan y no piensen que la delincuencia es una alternativa.

La delincuencia no es una alternativa. La delincuencia lo único que deja es ver a sus hijos algún día, el domingo, en una visita o en un lugar donde haya un velatorio. Eso es lo que deja la delincuencia.

Muchas gracias.

Mazatlán, Sinaloa, a 14 de junio de 2017