Jueves, 05 de junio de 2014
CONDUCTOR: LEO ZUCKERMANN
GENERO: ENTREVISTA
PROGRAMA: ES LA HORA DE OPINAR
CADENA: TELEVISA
APARICIÓN: 22:15:56
DURACIÓN: 00:08:06
Rosario Robles: Cruzada Nacional contra el Hambre 
Leo Zuckermann (LZ), conductor: Nos acompaña en este estudio de Foro TV, aquí en "Es la hora de opinar", la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles. ¿Rosario cómo estás? 
Rosario Robles (RR), secretaria de Desarrollo Social: Muy bien Leo, me da muchísimo gusto estar aquí contigo opinando. 
LZ: Opinando, así, éramos compañeros ahí con Pepe Cárdenas, pero ahora usted es la señora secretaria y no habías venido. Déjame hacerte como primera pregunta, Rosario, a muchos les sorprendió que Rosario Robles que siempre se ha dicho una mujer de izquierda, haya decidido colaborar en un gobierno del PRI. 
RR: Colaborar en un gobierno del PRI y en un gobierno del presidente Enrique Peña Nieto con el que yo venía trabajando desde que él estaba en el Gobierno del Estado de México manteniendo una relación de trabajo y compartiendo algunas ideas sobre todo relacionado con temas de género, mujeres, leyes, y ahí fue generándose una cercanía y después participando en su campaña electoral también a partir de una red de mujeres que se construyó. 
Cuando él me invita primero a participar en el equipo de transición en temas de desarrollo social y luego ya en el Gobierno, creo que nunca lo hace pidiendo que yo renuncie a mi idea, a mi visión de izquierda, sino al contrario, precisamente porque siente la necesidad de que haya una mano izquierda en la política social del Gobierno.  Una visión de compromiso social y de vocación que me pareció totalmente congruente por lo que he luchado siempre, por lo que he trabajado, por esta idea de combatir la pobreza y la desigualdad en el país y me daban una magnífica oportunidad y una oportunidad de regresar a la política también, Leo.
LZ: Eso es lo que te iba a decir porque muchos decían "no hombre, Rosario Robles ya se va a quedar con Pepe Cárdenas y Leo Zuckermann opinando para siempre" y para que veas qué vueltas da la vida, sobre todo en la política, es impresionante esto, ¿no Rosario? 
RR: Sí, así es. Yo por eso le estoy muy agradecida al Presidente porque me encantaba esta trinchera, pero lo mío es la política, es lo que me corre por las venas y evidentemente en un espacio tan importante como la Secretaría de Desarrollo Social y con la confianza del Presidente de llevar a cabo varios de sus compromisos de campaña, varias de sus decisiones presidenciales y particularmente la Cruzada Nacional contra el Hambre. 
LZ: Hablemos de la Cruzada Nacional contra el Hambre, que es uno de los programas que echa a andar el primer día el presidente Peña Nieto. Muchos nos sorprendimos porque decimos, "el hambre, ¿hay hambre en México?" Tú has dado cifras muy interesantes.
Pero ya no es el hambre del siglo XIX, siglo XX, que tenían que salir con carretones a recoger a la gente, que literalmente se había muerto de hambre, en México nadie se muere de hambre, Rosario.
RR: Hay muertes por desnutrición que en algunos casos tiene que ver con situaciones de una muy mala alimentación, en muchos casos derivado de enfermedades. La cifra no te indica claramente el origen de esa muerte, pero se establece que es por desnutrición.
No estamos hablando de la hambruna...
LZ: ¡Eso!, eso hay que diferenciarlo de las hambrunas que sucedían.  
RR: Que eventualmente pudieran darse en algún lugar en específico, pero no estamos hablando de la hambruna. 
LZ: ¿De qué estamos hablando? 
RR: Estamos hablando de que no se puede ejercer el derecho a la alimentación plenamente, que es un derecho consagrado en nuestra Constitución, que la gente no tiene. Que esos mexicanos o esas mexicanas, la alimentación adecuada ni los nutrientes necesarios para su sano desarrollo. 
LZ: O sea, no comen dos mil calorías al día, digamos. 
RR: Exactamente. Déjame decirte algo muy interesante que ahora estando en el campo, estando ahí no te imaginas que pueda suceder, pero el otro día en la visita que hicimos a Guachochi con el presidente Enrique Peña Nieto cuando visitamos... 
LZ: En Chihuahua. 
RR: En Chihuahua, en la Sierra Tarahumara, cuando visitamos el comedor comunitario que instalamos ahí, le platicó una pareja de viejitos que ellos lo que comían eran tortillas, tortillas...  
LZ: Solamente tortillas. 
RR: Y que cuando, a veces tenían algún ingresillo compraban chicles para aparentar que estaban comiendo, es decir, para engañar al hambre. Yo le pregunto a los niños "¿tú antes qué comías?", pues "tortilla, café", o sea, en la montaña de Guerrero. 
Es decir, sí hay una realidad en donde no tenían nada de comer, es decir, bastante poco. 
LZ: Es que nos cuesta mucho trabajo a los que tenemos el privilegio de no estar en esa situación, de entender esa situación Rosario. A lo mejor también nos hacemos de los oídos sordos. 
RR: Por eso el presidente Peña lo planteó desde el primer día y pidió que se trabajara en esta Cruzada Nacional contra el Hambre y puso en la agenda nacional el tema.
No podemos olvidar, no podemos obviar que hay siete millones de mexicanos...
LZ: Siete millones.
RR: Siete millones. ¿Por qué sacamos esa cifra Leo?, creo que es bien importante decirlo, de los datos de INEGI y Coneval. Nosotros nos hemos regido con pura información que... tenemos un gran instituto de estadística, de información, que es el INEGI.  
LZ: Desde luego, desde luego. 
RR: Que tiene un caudal de información impresionante y Coneval además como encargada de hacer todas esas cifras de la pobreza y todas esas proyecciones. 
LZ: Ya no hay que inventar el hilo negro, ya están las instituciones. 
RR: Así es. Y nosotros tenemos mucha comunicación permanente y sistemáticamente con las dos instancias. Entonces la población en extrema pobreza que está por debajo de la línea de bienestar mínima y que tiene de tres a más carencias, que son alrededor de 10.7 millones de mexicanos, los cruzamos con otra información que tiene también INEGI y Coneval, que es carencia alimentaria. La carencia alimentaria que va desde severa hasta moderada, que son también varios millones de mexicanos. 
Esas dos poblaciones las cruzamos, quiénes estaban en pobreza extrema, quiénes están en carencia alimentaria y el cruce nos da siete millones de pobreza extrema alimentaria, es decir, que tienen un ingreso mínimo, que tienen tres o más carencias, ya sea salud, seguridad social, en vivienda, servicios de la vivienda y por supuesto en alimentación. Esa es la población objetivo. También ya la propia información te permite ubicar y focalizar dónde aproximadamente está esta población. 
LZ: ¿En dónde está?, ¿están en el campo?, ¿están en las ciudades?, ¿en dónde están? 
RR: Nos va a sorprender muchísimo. Están obviamente en el campo, están en las zonas indígenas del país, están en el sur, sureste o en el sur de México y están en las ciudades. 
LZ: En las ciudades. 
RR: El 60 por ciento de la pobreza, y aquí ya no te hablo nada más de esta pobreza extrema alimentaria, sino de los 53 millones de pobres que tiene el país, datos 2012, el 60 por ciento está en las zonas urbanas. 
LZ: Que tiene todo el sentido del mundo porque este ya es un país predominantemente urbano. 
RR: Y que además, ¿a dónde va la gente a buscar oportunidades?, pues justamente a estas ciudades, pero se nos forman estos cinturones de miseria que tienen años.
RR: Los cinturones de miseria que tienen años, pero que cada vez van creciendo y que han sido como invisibles a la política pública durante mucho tiempo.  
LZ: Bueno, invisibles y no Rosario, porque el Programa Oportunidades que tú diriges desde la Sedesol, pues un programa que viene prácticamente desde el sexenio del presidente Zedillo con Progresa. 
RR: Sí, pero el 60 por ciento del Programa Oportunidades se va a las zonas rurales, tú ¿vas a un municipio? 
LZ: O sea no había llegado… 
RR: Sí a una parte pero no en ésta proporción, ahora estamos dando éste viraje, porque yo pregunto siempre en un evento que voy a una comunidad, "a ver levanten la mano todos los que están en Oportunidades" y en las zonas indígenas y rurales prácticamente todas te levan..., son mayoritariamente mujeres, te levantan la mano. Y vas a la ciudad y haces la misma pregunta y no es la misma proporción, que es un elemento muy importante porque es ingreso es un transferencia monetaria. 
LZ: Y que ha sido bien evaluado a nivel internacional, de hecho sigue porque es un buen programa. 
RR: Por supuesto, con cambios que le hemos hecho nosotros porque sentimos al llegar que si seguimos teniendo 53 millones de pobres con estas inversiones billonarias, algo no estaba funcionando bien. 
LZ: Desde luego, te lo iba a preguntar. 
RR: Tenemos desde luego mejor acceso a la salud, con el Programa Oportunidades, a la educación, niñas que desertaban hoy están terminando su primaria y hay una igualdad, han logrado esta igualdad en materia educativa a nivel básico, pero hay que dar un salto y vincularlo productivamente. 
Y en la Cruzada Nacional contra el Hambre también estamos diciendo, "es que hay que entender que por muy pobre que sea comunidad siempre hay una vocación productiva y es esa la que hay despertar para realmente garantizar una sustentabilidad en el asunto porque si no, no vamos a resolver esto". 
LZ: Es la manera de salir de la pobreza. 
RR: En la parte de abajo con este rediseño y en la parte de arriba creciendo, es decir, con tasas de crecimiento que permitan una mayor generación de empleos y por supuesto que éste sector que tienes en esta franja abajito de la línea de bienestar te pueda dar el brinco. 
LZ: Pero, entonces qué están haciendo ¿cuál es el cambio que le hicieron? cuando dices en la parte de abajo, la parte de arriba le corresponde a la macroeconomía. 
RR: Yo siempre le digo al secretario de Hacienda que él es mejor secretario de Desarrollo Social 
LZ: Cuando lo entrevistemos se lo voy a decir, pero bueno. 
RR: Porque efectivamente, y esa es la gran apuesta con las reformas que haya un crecimiento económico y además, no sólo con las reformas, con Hacienda de manera muy especial se está trabajando y todo el Programa Nacional de Infraestructura que ha lanzado el presidente Peña Nieto para el desarrollo regional, en la parte del sur del país donde tenemos: Oaxaca, Chiapas, Guerrero; si no hay desarrollo regional, sino promueves ahí la inversión productiva, no vamos a salir del problema. 
LZ: Pero, entonces, ¿la Sedesol qué está haciendo con Oportunidades para hacer más productiva a la gente? 
RR: Primero, lo hemos vinculado, cambiamos éste año las reglas de operación de 12 programas productivos de otras dependencias, Sagarpa, porque el 40 por ciento de las familias de Oportunidades tienen tierra. 
LZ: Pero ese es el dinero de Progresa y de Acerca, ¿ese ahora lo manejan ustedes? 
RR: No, lo manejan ellos, ellos manejan los programas pero hay una frase transversal que dice: "La población Oportunidades será prioritaria en la aplicación de éste programa" entonces damos el vínculo, familia Oportunidades que pueda tener acceso a ese proyecto productivo o a una empresa social o al Instituto del Emprendedor de acuerdo a la vocación productiva del lugar y de acuerdo también a la condición de las familias. 
LZ: Pero digamos que hay gente de la Sedesol en las comunidades tratando de vincular a estos programas.
RR: No solamente de la Sedesol, hemos hecho una comisión intersecretarial en la que participamos y tenemos ahí a un grupo de trabajo que se llama "De Ingreso y opción productiva" en donde está Sedesol, pero está Economía, está la Secretaría del Trabajo, está Sagarpa, estamos esas áreas, está Semarnat, que tenemos proyectos productivos, CDI en las zonas indígenas que tenemos recursos para incentivar aspectos productivos, pero que no había relación o conexión.
LZ: No estaba llegando.   
RR: Y yo decía, mira, repartes y repartes, yo decía, pues damos proyectos productivos para que la gente coma que está bien, pero no para que coma del proyecto, que es bien diferente, es decir, te comes el proyecto en lugar comer del proyecto, entonces que acompañar técnicamente, tienes que ir generando un proceso que no se da de la noche a la mañana. 
Entonces Oportunidades debe ser una plataforma que te permita sortear ese tiempo para que el proyecto prenda de tres, cuatro años y después sea esa la vía del ingreso de esa familia. 
LZ: Déjame regresar a la "Cruzada Nacional contra el Hambre", son siete millones de mexicanos. ¿Qué están haciendo ahí? Decías algo de comedores comunitarios, que más, que les están llevando a estos siete millones de mexicanos? 
RR: Ahorita al año de que pusimos en práctica la Cruzada, después de diseñarla y presentarla, podemos decir que tres millones ya están comiendo mejor, éste es un dato muy importante. 
LZ: ¿Lo tienen? o sean datos duros, digamos. 
RR: Con nombres y apellidos, a partir de qué; primero del programa de comedores comunitarios que es totalmente novedoso.
LZ: ¿Cómo funciona? 
RR: Es bien interesante este proceso, porque nosotros siempre dijimos que no íbamos a repartir despensas, entonces tú llegas a la comunidad, se le informa que por sus condiciones de pobreza ha sido seleccionada para que haya un comedor, se lo informas a la autoridad, delegado municipal, comisariado, lo que sea, y que por favor se reúna la gente, entonces se hace una asamblea, se les propone que va a haber un comedor que si aceptan, sí, ellos aportan un local. Los locales, te quiero decir, que hay unos preciosos y hay unos que son unas casillas ahí, pero ahí está comiendo la gente que es lo que importa. 
Segundo, se nombran los comités que van a participar en el comedor, mayoritariamente mujeres, que voluntariamente son las que se hacen cargo de cocinar y administrar el comedor, se les capacita porque no es lo mismo que cocines para diez, para 15, que para 100, 150 y nosotros les entregamos los enceres, la cocina, todo lo necesario. 
LZ: O sea, Sedesol le pone toda la cocina. 
RR: Toda la instalación para la cocina. 
LZ: Incluyendo el gas. 
RR: En un primer momento, más el abasto, cada mes de los alimentos con los que van a cocinar.
¿Qué pone la comunidad? la comunidad, dice, establecemos una cuota de recuperación de un peso, dos pesos, de tres pesos, de leña si cocinan con leña, porque no hay gas en muchas de estas comunidades, entonces se utiliza para el día a día, digamos esta cuota de recuperación. 
LZ: ¿Y qué les dan de comer? 
RR: Se establecen menús, son supervisados por nutriólogos, en un primer momento entramos, fíjate qué interesante, decíamos ¿cómo incorporar al Ejército y a la Marina?, pues en este proceso de los comedores comunitarios, porque tienen mucha experiencia por el DN III y ellos nos ayudan en muchas partes a instalar los comedores comunitarios, nos capacitan a las mujeres. 
Quiero platicarte que había comunidades en la Montaña de Guerrero que decía, "aquí no entra el Ejército" y después ya veían que al lado ya estaba el comedor, la gente decía, "no, siempre sí queremos" y ya iba el Ejército y los capacitaba, el Ejército los capacitaba. 
LZ: Y ya les dan maíz y vitaminas, carbohidratos...
RR: Todo.
LZ: Algo más equilibrado y...
RR: Nosotros primero, como el proveedor es Diconsa.
LZ: Okey. 
RR: Entonces es básicamente envasados, que sí, llevan atún, sardina, soya, leche, pero casi es puro envasado.
Ahora queremos y estamos estando yendo a una segunda etapa de los comedores, que es que tengan sus huertos familiares, que se los está poniendo Sagarpa, o comunitarios, para que ahí tengan la zanahoria, el jitomate, etcétera y el animal de traspatio, para que puedan tener el huevo y otro tipo de proteína.
Pero apenas estamos... hemos ido escalando, digamos, el modelo ¿no? 
LZ: Pero ya tienes tres millones.
RR: No, en los comedores...
LZ: Tres millones que ya mejoraron... 
RR: En los comedores ahorita comen alrededor de 350 mil personas, desayuno y comida; niños y niñas, madres, embarazadas y lactantes y adultos mayores. 
Luego tenemos la tarjeta Sin Hambre, que es una tarjeta que le damos a familias, se levanta un cuestionario con todo el equipo de Oportunidades, que tiene mucha experiencia en esto, y en quiénes califican de acuerdo a su ingreso y a sus condiciones; entonces en las familias de más escasos recursos se les entrega esta tarjeta para que intercambien por 14 productos básicos en las tiendas de Diconsa.
Mes a mes tienen 640 pesos que ellos van, intercambian... 
LZ: Sólo por comida.
RR: ...catorce productos básicos, que es arroz, fríjol, harina de maíz, huevo, leche, en fin. Sólo comida, el chip sólo permite que se cambie por comida. 
Te quiero decir que además en las tiendas de Diconsa ya pusimos un semáforo que establece cuáles son los alimentos, en verde, cuáles son los alimentos nutritivos, tenemos la información del plato del buen comer, toda una información nutritiva, porque son 25 mil tiendas en el país que están en los lugares más alejados, entonces es una vía muy importante. 
Tenemos un millón y medio más de beneficiarios de la leche Liconsa, la leche Liconsa estaba en las ciudades, la hemos llevado al campo, en las zonas indígenas, ha sido un proceso muy interesante también, porque uno dice "hay que llevar la leche allá", nada más que la primera vez que toman la leche se nos enferman, porque no están acostumbrados. 
Entonces evidentemente las mamás dicen "ya no le voy a dar a mi hijo la leche, se enferma", entonces es toda una labor de transformación hasta cultural. La primera vez probablemente caiga mal, la segunda, pero después ya... y luego no hay agua, entonces la leche es en polvo, entonces ahorita el diseño para que pueda llegar líquida. A todos esos obstáculos nos hemos enfrentado, porque esta es la realidad del país. 
LZ: ¡Qué bárbaro! 
RR: Tenemos aparte 800 mil beneficiarios del programa estratégico de seguridad alimentaria, que es de agricultura, de la Secretaría de Agricultura y que ahora se alineó, que esto es importante, hay muchos programas que ya había, pero los alineamos a estos territorios y estamos llegando de manera coordinada. 
LZ: Bueno y en ese sentido, decías, de los siete millones que habían identificado, ya hay por lo menos la mitad que ya están comiendo mejor. 
RR: Un poquito menos del... 
LZ: A un año de lanzar el programa, ya un poquito menos de la mitad, ¿tres millones? 
RR: Tres millones. 
LZ: Tres millones ya están comiendo mejor. 
RR: Así es. 
LZ ¿Y el objetivo es? 
RR: El presidente Peña, ahora que fuimos a Guachochi nos planteó que quería que en 2014 quería que llegáramos a 5.5 millones y desde luego, en el 2015 a estos siete millones tendríamos que estar llegando. A estos siete millones, que es bien interesante y te lo quiero plantear desde ahora, nosotros le hemos pedido tanto a INEGI y a Coneval, que podamos hacer una medición exacta de esta población, porque a lo mejor porque hay un aumento en el precio del limón, nos caen unos nuevos y luego nos van a decir, "no, pues no lograron abatir". 
Estos siete millones, en donde estamos trabajando en estos municipios, que ahí se haga la evaluación, pero además, un indicador que a mí me parece muy duro, que es el peso y talla ¿no? y en el que estamos trabajando con Un Kilo de Ayuda. Hemos hecho convenios bien interesantes con organizaciones de la sociedad civil. 
Con la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos, porque hicimos entre ellos y nosotros, un cálculo y creemos que a partir de una fórmula, que se desperdicia el 30 por ciento de los alimentos en el país. Entonces, tienes aquí quienes no comen... 
LZ: Y otros por otro lado... 
RR: Estamos desperdiciando. Desde el pie de la cosecha, hasta la comercialización y el transporte. Toda la cadena. 
LZ: Déjame preguntarte, ya nos tenemos que ir Rosario, pero muchos dicen que estos programas son electoreros ¿no? y siendo Rosario, que viene del seno de la política, "que Rosario Robles es la que está haciendo la plataforma política para que el PRI se quede otros 70 años en el poder". 
Seguramente los has escuchado esos argumentos, ¿cómo le respondes a la gente que dice que esto es electoral? 
RR: En primer lugar, yo creo muchísimo en la dignidad, la gente no por ser pobre se vende a cualquier postor, la gente sabe lo que vale su voto, pero estamos haciendo blindajes, que esto es bien importante. Primero, firmando con todos los gobiernos estatales y municipales y entramos de manera conjunta.  
Nosotros estamos trabajando con todos: PRI, PAN, PRD, Partido Verde, Movimiento Ciudadano; del partido que sea, entramos conjuntamente, para que no haya de que "aquí la Sedesol está haciendo quien sabe qué cosas". 
Segundo, la participación de la gente. Tenemos 60 mil comités comunitarios, la gente vigilando que llegue a donde tiene que llegar y sin ningún condicionamiento de tipo político y tres, un padrón único de beneficiarios transparente, al que queremos llegar, el de Sedesol ya está, en su página. 
LZ: El de Oportunidades ahí está y el de la Cruzada Nacional contra el Hambre, ¿también va a haber padrón? 
RR: Sí, claro y padrones individuales, pero ya los cruzamos, porque a lo mejor una misma familia puede tener Oportunidades, puede tener la leche Liconsa, el adulto mayor y demás, entonces hemos hecho un padrón de hogares únicos, de 14 millones de hogares únicos, que ahí están transparentes, que todo mundo puede tener acceso a esa información y que permite que haya una vigilancia. 
¿Qué estamos haciendo? diciéndole a los gobiernos estatales, por recomendación de Coneval, y a los municipales, crucemos padrones, para que tengamos un padrón único nacional. 
LZ: ¿Y ese padrón va a ser público o ya es público?
RR: El de Sedesol es público.
LZ: El de Sedesol de Oportunidades, pero...
RR: No sólo el de Oportunidades.
LZ: También la Cruzada Nacional. 
RR: Cruzada, adultos mayores, seguro para jefas de familia; todo lo que implica un padrón, la tarjeta Sin Hambre, los comedores comunitarios, todo nosotros lo levantamos con nombre y apellido. 
LZ: Y está ahí, por Internet puede la gente... 
RR: Así es. ¿Por qué? porque nos enfrentamos que hay lugares en los que se aplican programas sociales sin padrones, sin ninguna lógica y lo que nosotros hemos trabajado es alinear en función de indicadores, focalizando a donde tenemos qué ir, porque así es como nos va a medir Coneval. 
LZ: Claro.
RR: Nos estamos preparando para el examen, lo otro sería...
LZ: Que Coneval es ahora ya un organismo constitucional autónomo, ¿no? 
RR: Aunque todavía no se concreta el proceso, yo creo que ya se hará en el próximo periodo extraordinario... de hecho era autónomo. 
LZ: Sí, era bastante autónomo. 
RR: Nunca le andas diciendo, " que miran Nación, miran a aquello", gente muy respetable; pero ahora tendrán su autonomía, pero nosotros seguimos mucho sus recomendaciones, porque son muy serias, son muy responsables y nosotros las tenemos que convertir muchas de ellas, en política pública. 
LZ: Rosario Robles, muchas gracias por habernos acompañado.
RR: Al contrario Leo, me encantó estar aquí.
LZ: Síguele echando ganas a este tema.
RR: Claro que sí, muchas gracias.
LZ: Es Rosario Robles, hacemos una breve pausa y regresamos