Jueves, 05 de junio de 2014
CONDUCTOR: PASCAL BELTRAN DEL RIO
GENERO: ENTREVISTA
PROGRAMA: TITULARES DE LA NOCHE
CADENA: EXCÉLSIOR TV
APARICIÓN: 22:04:25
DURACIÓN: 00:16:56
FRECUENCIA: 127 CABLE 127
Rosario Robles: Tres millones de personas ya tienen acceso a la Cruzada Nacional contra el Hambre 
Pascal Beltrán del Río (PBR), conductor: Vamos a hablar un poco más sobre la Cruzada Nacional contra el Hambre y, por eso invitamos, y agradezco mucho que haya aceptado la invitación a este estudio, a la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles. ¿Cómo está Rosario?
Rosario Robles (RR), secretaria de Desarrollo Social: Muy bien, muchísimas gracias. Gracias de invitarnos y estar aquí.
PBR: Estábamos comentando sobre este folleto que sacaron ustedes con motivo de esta segunda semana, segundo mes de la Cruzada contra el Hambre, me llama mucho la atención el dato de la comida que se desperdicia en este país.
RR: Sí, es impresionante. 
PBR: Diez millones 431 mil toneladas de alimentos que alcanzarían para darle de comer a las personas que padecen hambre en este país. Es un crimen, ¿no? 
RR: Absolutamente es el cuarto objetivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre, recuperar este desperdicio.
No había un cálculo en México, no había una claridad de cuánto se desperdicia. Entonces con un grupo de expertos y la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos, tratamos de hacer una fórmula y aplicar, y es la que nos da este dato, este dato que va desde la cosecha, que el productor muchas veces dice "pa' qué vendo, si no me va a retribuir. Realmente me cuesta más hasta cosechar el producto que lo que voy a ganar", hasta el transporte, la comercialización, la lata que está medio golpeada y entonces ya no se pone en el anaquel.
Y entonces aquí se tiene que hacer una labor muy importante de recuperación de parte de ese, ente comillas, desperdicio, porque no lo es, para canalizarlo, precisamente a quienes más lo necesitan y esto lo estamos haciendo de manera muy importante con la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos.
PBR: Bueno, el año pasado, la estrategia fue llegar a las personas que más necesitaban este apoyo, en 400 municipios del país. Ahora la estrategia se ha ampliado un poco. ¿Qué balance haces tú del primer año, y cuál es, en concreto, la estrategia en este segundo año?
RR: Bueno, el balance es que de los siete millones que nos planteamos como población objetivo, de la población en pobreza extrema alimentaria, hoy tres millones ya están comiendo mejor. Tres millones ya tienen acceso a alguno de los programas que forman parte de la Cruzada.
PBR: Que bueno, han consistido en cocinas. Cuéntanos tú. 
RR: Comedores comunitarios, donde desayunan y comen. La tarjeta "Sin hambre", que es el intercambio de 14 productos nutritivos en tiendas Diconsa, sólo 14 productos, para la alimentación; huertos familiares que también son para que las familias ahí produzcan el jitomate, la zanahoria, etcétera; apoyo a la agricultura de autoconsumo, que estaba muy abandonada y que es una vertiente muy importante de alimentación, producción de maíz y frijol para la familia, que se ha hecho en estados con esta gran presencia de pequeños productores, sobre todo en el sur del país. Y una diversidad de programas, el aumento de los beneficiarios de leche Liconsa, que estaba muy concentrada en las ciudades y que ahora la estamos llevando a zonas rurales y zonas indígenas.
Entonces, a través de estos programas, y la visión integral que la vivienda, el agua potable, saneamiento, etcétera, nos ha permitido tener esta población ya de tres millones que están siendo beneficiados.
PBR: Atendida. ¿Tienes datos, cifras que, digamos, pues apoyen esta medición de que esta población está en mejores condiciones? 
RR: Tenemos los padrones de cada uno de los programas, tenemos los padrones con nombre y apellido, de quiénes están siendo beneficiados, quienes están accediendo a estos programas. Y si sumamos los padrones nos dan ocho millones.
Lo que pasa es que una misma persona puede ser, recibir la pensión de adulto mayor, que es un ingreso para la alimentación, y también la leche Liconsa, en fin. O sea, beneficiario del comedor comunitario.
Entonces, al cruzar estos padrones, quisimos hacer un ejercicio muy objetivo, no so simplemente una sumatoria, nos dan estos tres millones, un poquito más de beneficiados, tres millones de historias, como decimos nosotros, porque son conmovedoras. Cuando vamos ahí al territorio. 
PBR: por ejemplo, cuéntanos alguna, alguna que te haya tocado. 
RR: Bueno, le tocó al presidente Enrique Peña Nieto, ahora que estuvimos en Guachochi, en la Sierra Tarahumara, de un par de viejitos, pareja, que estaban comiendo ahí en el comedor que fuimos, que visitamos y le contaron. Les dijo el Presidente: "¿antes qué comían?" "Tortilla".
PBR: Sólo tortilla. 
RR: Tortilla, y que a veces compraban dulces para medio engañar al estómago. Entonces ahora desayuno y comida. Otro en Chilchota también, que le comentó que su esposa había muerto y que era la que le cocinaba y que él estaba sólo, abandonado, y que ahora comía en el comedor, pero que lo más importante es que tenía amigos, que ya no estaba solo. 
O de estos niñitos, que les ves la cara y que decían, "teníamos tortilla y café y frijoles", y ahora están teniendo un alimento balanceado y más nutritivo. 
PBR: Oye, por cierto, quiero preguntarte por la reciente visita a la Sierra Tarahumara, temperaturas altísimas en esa región, creo que no se habían visto. ¿Cómo está la situación, porque ahí hay muchos mexicanos en pobreza? Cómo está impactando la temperatura a estos mexicanos.
RR: Bueno, este día que fuimos, todavía no entraba esta oleada de calor tan fuerte, pero evidentemente que los impacta porque ahí hay una zona de pobreza, pero sí ha hecho muchísimo en la zona tarahumara, no solamente el Gobierno Federal, sino el gobierno del estado, realmente ha habido un esfuerzo muy importante para que se haga una vivienda, para que tengan caminos para que haya un mejoramiento de sus comunidades.
Claro que no es fácil, en donde están concentrados, en las cabeceras municipales es más sencillo que en los lugares muy alejados y muy en la parte alta que siempre, todos lo sabemos, es más difícil llegar.
PBR: ¿Qué es lo más? ¿Cuál es el principal reto en estos momentos, de la Cruzada y del Combate a la pobreza en general?
RR: Consolidar, consolidar todo el esfuerzo. Primero llegar a la meta que nos planteó el presidente Peña de 5.5 millones este año, consolidar todo el proceso de participación comunitaria, tenemos más de 60 mil comités que han involucrado a la gente en la definición del programa prioritario, de la estrategia prioritaria, que las asambleas deciden quienes deciden quiénes asisten a los comedores comunitarios, por ejemplo, deciden quiénes son los más pobres de la comunidad. En fin.
Y tenemos que ir a capacitar, estamos en este esfuerzo de capacitación, en este esfuerzo, además de planeación participativa, para que los comités tengan una razón y un sentido de ser.
Entonces no es fácil romper con la política de ventanilla, la política de escritorio donde dabas una tarjeta y ahí se acababa el asunto. Acá estamos yendo a un proceso de participación comunitaria, que rompe con inercias, al mismo tiempo que la coordinación interinstitucional, primero ante las dependencias del Gobierno Federal, y luego con los estados y municipios, también ha sido un reto gigante, es con el que tenemos que seguir trabajando. 
PBR: Tú conoces mucho sobre política social. ¿Cuál es la diferencia de este programa, o de esta serie de programas de Sedesol, incluyendo la Cruzada contra el Hambre, de esfuerzos anteriores que, evidentemente, Rosario, hay que decirlo, no han servido demasiado, no han servido, es decir, en casos individuales probablemente hayan marcado la diferencia pero globalmente las cifras de pobreza no han cambiado demasiado en este país.
RR: Sí, han servido para contener la pobreza, para mejorar indicadores relacionados con la salud, con la educación, con algunas carencias, pero el tema de la pobreza no se ha resuelto, siguen siendo 53 millones de mexicanos. 
La Cruzada va a siete de estos 53, que es la base de la pirámide, lo más pobres entre los pobres que le primer objetivo es que se alimenten, porque no les puedes pedir más allá si no están bien alimentados. 
Y, en general, el rediseño de la política social tiene que ver con dos palabras, inclusión productiva. Si no concebimos todos estos subsidios como plataformas para que accedan a una visión productiva, un proyecto productivo, para despertar la capacidad productiva de esas comunidades, vamos a seguir exactamente en la misma dinámica, y por arriba la economía.
Un mayor crecimiento en el país, para generar más empleos y para lograr también romper estas cifras de la pobreza. Entonces, de ahí la gran apuesta sobre las reformas que ha emprendido el presidente Peña que nos den tasas mayores de crecimiento y poder mejorar estas cifras en el mediano y largo plazo 
PBR: Tu trabajo enfrenta muchas suspicacias, desde el que dice que es simplemente una contención que no llegará, que no podrá ir mucho más lejos, como se lo están proponiendo, o tú sabes que se acerca el 2015 y empezarán las presiones de que este trabajo, ya empezó ahí, digamos, el comentario, la caricatura, "este trabajo de la Cruzada, pues eminentemente electoral, es para captar votos para el partido oficial el año que entra". ¿Cómo enfrentas tú, y cómo respondes a las críticas? 
RR: Con dos elementos muy importantes, tres. Primero, coordinación con todos los gobernadores, independientemente del partido que sea, todos, te pongo el ejemplo del gobernador de Puebla, que es un entusiasta apoyador de la Cruzada, que tiene una estrategia ahorita que se llama, "Yo sí me sumo a la Cruzada", porque ha visto que hemos actuado de manera transparente en coordinación con él, igual que el de Morelos, igual que el de guerrero, que el de Oaxaca. Te puedo decir que con todos los gobernadores estamos, firmamos convenios donde se establecen los recursos, y convenimos con ellos, de acuerdo a los datos de INEGI y Coneval, en dónde vamos a intervenir. 
Y de la misma manera con los presidentes municipales, del partido político que sea; segundo, la participación comunitaria, la gente vigilando que estos recursos se apliquen bien, y sin condicionamientos de carácter político y, tres, la transparencia en el padrón.
Yo creo que esto es muy importante. Nosotros como Sedesol ya tenemos un padrón publicado, pero tenemos que sumarle los padrones estatales y los padrones municipales, para que quede todo el universo de manera transparente ante la opinión pública y no haya ningún riesgo de uso indebido de estos programas. 
PBR: Oye, en lo personal, Rosario, porque pues has protagonizado algunos episodios que han sido muy comentados en los medios, probablemente de todo el gabinete a lo mejor eres al secretaria que más episodios de estos ha protagonizado, tú me dirás, ¿cómo te sientes en lo personal, y cómo te sientes ante al crítica?
RR: Bueno, yo me siento, la verdad, muy contenta de todo lo que estamos haciendo, me siento realmente muy satisfecha de todos estos resultados que estamos dando, falta mucho, es un reto enorme. Pero pues yo realmente entiendo muchos de estos comentarios en un sentido político, en un sentido de cuestionamiento, un programa que pudiera eventualmente dar mucha fortaleza al Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, por sí mismo, es decir, por su éxito.
PBR: ¿Son ataques personales, es decir, tienen que ver con tu persona, con tu trayectoria, tienen que ver con eso?
RR: No, yo creo que algunos tienen que ver con los ataques normales hacia las políticas sociales. Siempre que hay un partido de oposición, pues cuestiona la política social del Gobierno en turno. 
PBR: Eso es normal. 
RR: Eso es lo normal, me toca estar en esa trinchera. Ha habido también, momentos en los que, por ejemplo, yo no he expresado adecuadamente alguna opinión, como cuando esta regla que establece que en el caso de Oportunidades sólo se apoya hasta tres, se entendió como que yo decía, nada más tengan tres hijos, ¿no? Y más bien yo lo que estaba diciendo es "acuérdense que sólo se apoya hasta tres. Ustedes pueden tener los hijos que quieran". Ahora, al mismo tiempo jalar porque, mira, vemos a las adolescentes, niñas de 12, 13,14 años, con hijos en brazos.
PBR: Y más en algunos entornos rurales, ¿no? 
RR: E la montaña guerrerense, te pongo un ejemplo, todavía las siguen vendiendo, a las niñas. Entonces, yo expresé esa preocupación no con las palabras correctas, bueno, pues ahí hay un cuestionamiento pero pues es normal.
Yo creo que estamos sometidos a esos cuestionamientos, todos los que estamos en un ejercicio de Gobierno. 
PBR: En la relación franca que siempre hemos tenido informativamente tú y yo, publicamos ayer en el periódico Excélsior que en el anterior mes de la Cruzada Nacional, el año pasado, pues se organizó un concierto de rock, y este concierto de rock costó 10.5 millones de pesos. Y yo creo que hay gente a quien le parece eso para un programa de lucha contra la pobreza, para erradicar el hambre, un exceso. ¿Cuál es tu visión sobre estos datos que ustedes mismos proporcionaron? 
RR: Claro, por transparencia, porque no tenemos absolutamente nada que ocultar. Porque formó parte de una estrategia de difusión y de comunicación de la Cruzada. No son los recursos de la Cruzada, son los recursos administrativos que tenemos, precisamente, en el mes de la Cruzada, para darle difusión, y en ese momento era para sensibilizar, para concientizar, para que nuestros jóvenes se involucraran.
Ahí, por ejemplo, fue a cambio de que llevaran un kilo de frijol o de arroz, que además le dimos, todo eso se lo entregamos, y aquí te traigo "el recibido" de Un Kilo de Ayuda.
PBR: ¿Y dónde fue? 
RR: Se lo dimos a Un Kilo de Ayuda, para que Un Kilo de Ayuda a su vez lo hiciera llegar a comunidades. Es como si yo te dijera que no publicara yo en el periódico Excélsior eventualmente un desplegado. Es parte de la difusión en un periódico tan importante que nos interesa mucho, o que no tuviera yo spots. Pues es parte, en este mes de la Cruzada, es parte de decirle a la gente "estamos avanzando, pero necesitamos un esfuerzo de colaboración de la sociedad en su conjunto, para que podamos erradicar el hambre en México.
PBR: También venía el dato proporcionado por ustedes del gasto en uniformes de quienes participan en la Cruzada y, bueno, pues sí llamó la atención el dato...
RR: No es, es bastante relativo, y no es el dato de uniformes de quienes participan en la Cruzada, es el pago anual que se hace de todos los uniformes que tienen los programas de adultos mayores, jefas de familias, estancias infantiles, el programa de zonas prioritarias, que a todos les ponemos el distintivo de la Cruzada, pero es nuestro personal de campo, que anda en el territorio y que además tiene que estar identificado por razones de seguridad, para que la gente también los identifique, y sepa que son verdaderamente trabajadores, porque van y levantan encuestas, van y entregan apoyos, etcétera.
Entonces eso además no es de ahora, se viene haciendo desde hace muchos años porque se compran uniformes en muchas de las secretarías.
PBR: Bueno dejamos ahí ese tema. ¿Dónde, cuáles son los siguientes objetivos, dónde quisieras llegar al final del sexenio, porque finalmente el Gobierno tiene un plazo irremediable, dónde quisieras estar con el trabajo que estás haciendo? 
RR: Evidentemente, que estos siete millones de mexicanos, en pobreza extrema alimentaria dejen esta condición, puedan tener un mayor acceso a la alimentación y a la nutrición, que en eso estamos trabajando, de manera también muy importante, y, por otro lado, el que, en este rediseño de los programas sociales, esta gran apuesta que estamos haciendo por el vínculo con lo productivo, empiece a dar resultados, porque el que un proyecto productivo realmente se asiente, lleva tiempo, no es en el corto plazo. 
Entonces que tres años para que empiecen realmente a ser proyectos de los que viva la gente, que esa es la gran apuesta que estamos haciendo en este rediseño, y yo quiero y deseo dar muy buenas cuentas en ese sentido. 
PBR: A un antecesor tuyo, de otro Gobierno le preguntaba yo, "dame un ejemplo de una persona que haya logrado gracias a, en ese entonces, Oportunidades, pues que sus hijos hubieran salido de la pobreza, que hubieran podido romper el ciclo de la pobreza. ¿Tú crees que al final de este Gobierno vamos a poder encontrar casos así? 
RR: Sí, porque ahora...
PBR: Por cierto, nunca me los dio aquel secretario. 
RR: Yo te puedo dar algunos bien interesantes, por ejemplo, en Mártir de Cuilapan, que de las piedras están ahora ya produciendo jitomate, melón, sandía, produciendo sus propios ingresos y, en consecuencia, mejorando la condición de la familia.
Pero te quiero decir que la población joven de Oportunidades, los que termina el bachillerato, son ya para nosotros ahorita, una población objetivo a la que tenemos que insertar en el mercado laboral, precisamente para poder romper el círculo intergeneracional de la pobreza, y no dejarlos nada más hasta ahí. 
PBR: Rosario Robles, muchísimas gracias por haber venido aquí a Excélsior Televisión.
RR: Al contrario, te agradezco muchísimo y, como siempre, a las órdenes.
PBR: Gracias.