Viernes, 06 de junio de 2014
CONDUCTOR: Javier Alatorre
GENERO: Entrevista
PROGRAMA: Hechos (Nocturno)
CADENA: TV Azteca
APARICIÓN: 23:03:44
DURACIÓN: 00:07:46
FRECUENCIA: 13 TV
Rosario Robles: Los avances de la Cruzada Nacional contra el Hambre  
Javier Alatorre (JA), conductor: Hace un año, justo en este espacio estábamos platicando con la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, respecto al arranque de un... no sólo ambicioso, sino urgente plan en nuestro país para tratar de de avanzar sobre un asunto indignante, el saber, el tener millones de mexicanos que no tienen las posibilidades de alimentarse adecuadamente. 
Se anunció entonces una Cruzada contra el Hambre en un contexto de pobreza en el país. Rosario bienvenida.
Rosario Robles (RR), secretaria de Desarrollo Social: Muchísimas gracias Javier. 
JA: De aquella conversación a la fecha, ¿qué ha sucedido? 
RR: Bueno hemos avanzado de manera muy importante; primero en poner en marcha en todo el sistema Sin hambre que significó un nivel de coordinación, primero entre 19 dependencias del Gobierno Federal, después con los gobiernos estatales y luego con los gobiernos municipales; alineando programas, alineando recursos, estableciendo una planeación para tener más impacto en el sentido de a dónde habría que ir y con qué beneficiarios. 
Y segundo, en poner en marcha nuevos programas que atendieron al tema de la alimentación estrictamente, como los comedores comunitarios que han sido muy exitosos y que además dependen estrictamente de la comunidad en cuanto a su funcionamiento. La tarjeta Sin Hambre que permite intercambiar a 14 productos básicos en las tiendas Diconsa, los comedores escolares en las escuelas de tiempo completo. En fin, una serie de programas que nos permiten asegurar que hoy tres millones de esos siete millones que nos planteamos como población objetivo, ya están comiendo mejor Javier. 
JA: ¡Tres millones!
RR: Tres millones.
JA: Es muchísimo. 
RR: Sí, porque lo que hemos establecido es cómo llegar, cómo alinear y cómo sumar, entonces Oportunidades por ejemplo, la trabajamos en dos vertientes. Llegamos a 30 mil localidades a las que nunca había llegado el programa, es un ingreso para la familia que se traduce en alimentación, pero también trajimos Oportunidades a las zonas urbanas. Oportunidades estaba en una proporción 60 rural, 40 urbano, cuando la pobreza está en un 60 por ciento en la ciudades, el 60 por ciento de la pobreza en el país esta hoy en las zonas urbanas. Entonces hicimos una reorientación. Ampliamos el padrón de beneficiarios de Liconsa, que nos permitió incorporar un millón y medio más en zonas rurales indígenas a las que no llegaba la leche subsidiada, que es ahí donde tiene que llegar.
Incorporamos a más tiendas Diconsa, hicimos esta tarjeta que se distribuyeron 290 mil, que multiplicado por...
JA: ¿Cómo opera esta tarjeta? 
RR: Esta tarjeta se la entregan a un familia a partir de un encuesta que se levanta y si califica la familia, porque su ingreso es bajo y su condición económica es baja, obtiene la tarjeta.
JA: ¿Cuál es el perfil de una familia que recibe esta tarjeta? 
RR: Una familia de muy bajos recursos, una familia que se encuentra en esta pobreza extrema alimentaria, que esta por debajo de la línea de bienestar mínima y además tiene varias carencias, entre ellas la carencia a la alimentación. Entonces estas familias obtienen esta tarjeta que se intercambia por 14 productor básicos en tiendas Diconsa, sólo por 14 productos.
JA: No es dinero, es una tarjeta, quiero suponer que se le puede entregar también a un padre de familia, pero supongo que es a las jefas de familia.
RR: La mayoría son mujeres. 
JA: Y van y esa tarjeta la intercambian, ¿por qué productos? 
RR: Maíz, frijol, harina de maíz... 
JA: Lo que pueda ir de acuerdo a la dieta y a los productos que ellos conocen.
RR. Básicamente son 14 productos para evitar que, de repente yo llegue con una tarjeta que contiene 640 pesos y compre otro tipo de productos que no sean alimentarios y que no sean nutritivos, entonces son 14 productos que validaron nutriólogos y que además estamos dando un seguimiento a los niños de esas familias a través de Un Kilo de Ayuda, para que se sepamos si realmente están modificando su peso y su talla.
Igual que con el Instituto Nacional de Salid Publica y el de Nutrición para poder garantizar que tiene un impacto en términos nutricionales en esas familias.
JA: Hace un año, la secretaria de Desarrollo Social ponía particular énfasis en que no fuera un programa existencialista únicamente, es decir, vamos a traducirlo, que no se trata únicamente de llevar la comida, que es necesario, que se tiene que llevar alimentos a las familias que hoy no tienen, no tenían nada para avanzar al siguiente día.
¿Cómo podemos superar esa etapa sin que lo asistencial se satanice o se convierta en una tarea negativa?, yo no creo que sea una tarea negativa.
RR: Es absolutamente necesaria Javier, estamos hablando de los siete millones que son la base de la pirámide, lo más pobres de entre los pobres, los que primero les tienes que garantizar el más elemental de los derechos, que es el de la alimentación.
Ya después pideles ser productivos, pideles a esos niños que se saquen diez en la escuela y pidele a ese padre o a esa madre de familia que sean productos, pero primero tienen que comer.
JA: Exacto.  
RR: Pero hemos trabajado muy de la mano con la Secretaría de Agricultura, para que busquemos la vocación productiva y estemos apoyando también y despertando esa capacidad productiva que sí tienen las familias.
Por ejemplo en Martín de Cuilapan en Guerrero, donde iniciamos, realmente es sorprendente ver que de las piedras, porque literalmente tú ves el terreno ya es de las piedras, ahorita se está produciendo melón y sandía. Las mujeres pusieron sus invernaderos de jitomate, ya no se van a Sinaloa o a Sonora a ser jornaleras, y así en cada lugar estamos tratando de encontrar una vía productiva, que apenas está empezando a desarrollarse, no te digo que ya es la totalidad, pero es una salida que nosotros queremos encontrar.
Pero también tenemos que pensar en toda la política social, la de los 53 millones de pobres, en esa tienes que plantearte la vinculación productiva como la única vía para realmente romper con la condición de la pobreza.
JA: Qué bueno que tocaste ese tema, y además te quisiéramos invitar a continuar con esta conversación, porque hoy nos ocupa un tema que nos llena de indignación y de pesar, el saber que en nuestro país puede haber esta noche una familia que no tiene para comer, y que se esta avanzando en una tarea compleja, que no se había dado en mucho tiempo.
Qué bueno que nos planteas estos resultados, un año después, pero todavía tenemos 53 millones de personas bajo la línea de pobreza, ese también es un tema serio, te invitamos a seguir conversando sobre qué se hace, qué podemos hacer todos, si ésta es sólo una tarea asistencialista o es sólo una tarea de Gobierno.
En fin, creo que hay mucha intensión de que las cosas sean diferentes. 
RR: Así es, en eso estamos trabajando Javier y por supuesto que encantada de que podamos platicar el nuevo viraje que le estamos dando a los programas sociales del gobierno.
JA: Rosario Robles muchísimas gracias.
RR: Gracias a ti Javier, buenas noches.