Saltillo, Coah., a 25 de enero de 2014

 Entrevista a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, en el programa Territorio RCG MMS Marcos Martínez Soriano 

Conductor Marcos Martínez Soriano (MMS): Buenos días. Estamos con la secretaria de Desarrollo Social del gobierno federal, la licenciada Rosario Robles, vieja conocida. Bienvenida a RCG; reciba el saludo de Roberto, nuestro jefe. Y que sea bienvenida a Coahuila, como siempre.
Rosario Robles Berlanga (RRB): Muchísimas gracias Marcos. Me da mucho gusto estar aquí, en la tierra de mis padres. MMS: Oiga secretaria, vamos a empezar con temas escabrosos.
RRB: ¡Ah, caray!
MMS: Usted fue a Michoacán hace unos días y les llevó 3 mil millones de pesos, porque tienen un problema ahí de autodefensas y demás, y aquí mil 500. ¿Por qué? ¿No nos quiere? ¿Es su tierra?
RRB: No, claro que los queremos, pero todos los recursos se distribuyen en función de poblaciones, en función de carencias y de rezagos, los que tienen que ver con desarrollo social, y Coahuila es un estado muy próspero, que tiene un grado de marginación mucho menor al que tiene Michoacán. Entonces, la distribución de los recursos es en función de esos indicadores. MMS: Pero ese corazón coahuilense ¿no late con fuerza para dejarnos más recursos?
RRB: Mucho, de tal manera que el día de hoy quedamos con el gobernador de que, además de las dos ciudades que formaban parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que son Torreón y Saltillo, porque concentran el 50 por ciento de la población que está en condición de pobreza extrema alimentaria, vamos a ir a las 59 comunidades uila ; que sepa Coahuila que el gobierno federal, que el presidente Enrique Peña Nieto, también la está escuchando y vamos a trabajar conjuntamente para abatir los indicadores de pobreza en estas 59 comunidades.
MMS: Vamos a hacer una poco de cifras. Tenemos 65 mil personas en Oportunidades; tenemos 280 mil en el Programa Alimentario, necesitamos 10 mil ó 20 mil más. La felicito, en un año de la Cruzada Contra el Hambre, usted, de 7 millones de pobres alimentarios, ya atiende a 3 millones, es un logro del presidente Peña impresionante, pero en Coahuila, en números ¿Cuánto vamos a subir? 
RRB: Tenemos que ir a esta estrategia. Afortunadamente contamos aquí en Coahuila con este mapa que el gobierno ya tiene. En algunos estados estamos trabajando el nivel de precisión. Le decía al gobernador Moreira que sería muy importante que esta estrategia fuera conocida por otros estados, que exportara este modelo, que me parece muy positivo, porque nos permite ir con tiros de precisión. El gobernador ya me está diciendo qué familia, qué nombre, qué apellido y en dónde están. Y eso, conjuntamente con recursos federales, estatales y municipales, porque ahora los municipios van a estar obligados a que los recursos que tienen del Fondo de Infraestructura Social, los canalicen hacia esas personas, familias e indicadores. Vamos a sumar sinergias y vamos a estar dando resultados muy pronto. Y en las ciudades, trabajando conjuntamente Gobernación, con el Programa de Prevención a la Violencia y el Delito; Sedatu, con su Programa Hábitat, y nosotros con la Cruzada Nacional Contra el Hambre, conjuntando esfuerzos para ir a esos polígonos de mucha pobreza en las ciudades, que además son los mismos polígonos de violencia y delincuencia en los que tenemos que trabajar.
MMS: ¿No nos afecta que no tengamos alta marginalidad? ¿De hecho tenemos en pobreza extrema muy pocos también. ¿No nos afecta eso en el reparto de Sedesol?
RRB: Absolutamente, pero no es un reparto que hace Sedesol. Es un reparto que hace el Congreso de la Unión, la Cámara de Diputados, y estos recursos que son de combate a la pobreza tienen que ir destinados a los estados que tienen este problema en una mayor proporción, pero hizo un cambio muy importante el presidente Peña en el marco de la Reforma Hacendaria, de la Ley de Coordinación Fiscal: antes, si un municipio mejoraba sus indicadores, se le quitaba dinero; ahora logramos que si un municipio mejora sus indicadores no se le quite dinero y se premie su esfuerzo. Eso va ir generando una dinámica positiva. No va a ser un incentivo perverso, sino un incentivo que favorezca, no que te mantengas en la pobreza para que tengas más dinero como municipio, sino que salgas adelante porque de todos modos vas a seguir teniendo recursos.
MMS: Cuando a usted la nombraron en el Gabinete, quizá fui uno de los pocos sorprendidos y cuando se llevó a Javier Guerrero, también dije son iguales, son gente que se preocupan por los que no tienen, sin menoscabo del gobernador Moreira, que es una persona muy solidaria con quien no tiene. Me da mucho gusto. ¿La llevaron a Arteaga?
RRB: Estuve en Arteaga, en la Universidad, en esté magnífico edificio que tiene ahora la Universidad. 
MMS: ¿Vio cómo ha cambiado?
RRB: Sí, como no, por supuesto, y mañana voy a ir a la Sierra de Artega, porque ahí está la raíz.
MMS: Ahí les pegó muy fuerte la nieve.
RRB: La nevada.
MMS: ¿De qué parte de Arteaga es su mamá?
RRB: Mi madre es de Arteaga, de San Antonio de las Alazanas, ni más ni menos, en la Sierra de Arteaga.
MMS: Hermoso, muy tranquilo. Qué bueno que se da cuando menos un día para descansar.
RRB: Sí, pues ya aproveché para quedarme aquí, saludar a la familia, saludar a mis tíos e ir a la Sierra y regresar mañana en la tarde para estar lista para trabajar el lunes en la mañana. MMS: Me da gusto que venga y hasta que se destape, porque hoy en la tarde usted dijo que tenía s
RRB: No, era una broma.
MMS: .
RRB: ¡Claro! Porque la Constitución coahuilense, yo siempre digo que la Constitución coahuilense nos reconoce a la primera generación, pero no, fue una broma; que no se me pongan nerviosos.
MMS: Estamos platicando con una mujer, que gobernó el Distrito Federal, después de Cuauhtémoc Cárdenas, no fue una tarea fácil, eran unos zapatos muy grandes que llenar, lo hizo muy bien. Y ?
RRB: No, fue una broma.
MMS: Ya sé que fue una broma. Finalmente y nada más por no dejar y ya que estamos en este ámbito, le deseo lo mejor, de parte de nuestra empresa, de Coahuila, de la gente que trabaja en RCG, de mi jefe Don Roberto Casimiro González. Que Dios la bendiga. Que le vaya muy bien.
Mi pregunta es ésta: Hace poco, aquí en Coahuila tuvimos un delegado, Nicolás Bellizia, un hombre excelente, trabajador; yo lo conocí personalmente, lo vi trabajar, sin agravio a Emilio Mendoza, que es un excelente hombre, y se fue enmedio de una elección, quizá acusado de su pasado priísta. Usted tuvo un pasado perredista, usted , pero aquí en Saltillo, particularmente el Desarrollo Social, esta manejado por el líder del PAN del estado de Coahuila y en marzo él va a dejar el PAN y se va a ir a la Dirección de Desarrollo Municipal de Desarrollo Social
 ¿Cuál es su opinión como política de que esto suceda? RRB: Yo creo que cuando un partido gana un gobierno, tiene derecho a que el proyecto por el que la gente votó se aplique y, por supuesto, poner a sus hombres y a sus mujeres; era el mismo argumento que yo decía en el caso de los delegados, que los delegados tengan una militancia partidaria, en este caso muchos del PRI, es totalmente razonable y lógico, porque el PRI fue el que ganó la Presidencia de la República y el presidente Peña se rodea de gente que comparte ese proyecto y esa visión.
El único llamado que he hecho a todos, y particularmente empezando por nuestra Secretaría, hemos firmado convenios con gobernadores de todos los signos políticos; con gobernadores del PRD, del PAN, por supuesto con todos los gobernadores del PRI, hemos trabajado de manera coordinada y siempre insisto que en esta lucha, en esta causa que tiene que ver con la igualdad y con una prosperidad de los mexicanos, lo único que nos debe motivar es México. Esa es la bandera, esa es la camiseta y eso es por lo que estamos trabajando y eso es para lo que nos puso el presidente Peña Nieto. Creo que un gran mensaje que mandó al ponerme al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, sin pertenecer a su partido, al que respeto muchísimo, es decirle a la gente: no vamos a utilizar partidariamente la política social; vamos a usarla y vamos a trabajar para combatir la pobreza y la desigualdad.
MMS: Y es un ejemplo que debieran seguir otros políticos.
RRB: Probablemente. Finalmente la militancia en un partido político es legítima. Lo único es que los recursos públicos no tienen signo partidario y tienen que ir a lo que tienen que ir. ¿Cuál es la ventaja? Que ahora la Sedesol va a poder, de alguna manera, dar seguimiento al ejercicio de los recursos que van a tener en esta materia los municipios, de tal forma que vayan, no con criterios políticos, sino con criterios sociales.
MMS: Que pongan a al que quieran, que ustedes revisarán que no lo desvíen.
RRB: Así es, y eso va para todos.
MMS: Rosario Robles, gracias por estar con nosotros.
RRB: Muchísimas gracias.
oo0oo.