Tlapa de Comonfort, Gro., a 24 de septiembre de 2013

Mensaje de Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Social, pronunciado en Tlapa de Comonfort, Gro., ante los habitantes de la montaña afectados por la tormenta tropical “Manuel”.

 En primer lugar decirles que compartimos su dolor, su indignación, su desesperación.
La entendemos perfectamente bien. Y estamos aquí como hemos estado en todas las partes del estado de Guerrero, porque este fenómeno climático, las lluvias relacionadas con Manuel y con Ingrid, golpearon de manera brutal a todo Guerrero. Es el estado más afectado del país.
Pero no sólo… El país, 23 estados del país, estuvieron en situación de contingencia y como gobierno federal tuvimos que asumir nuestra responsabilidad a nivel nacional, porque como ustedes habían dicho, aquí no hay distingos. Aquí todos somos mexicanos y todos tenemos que hacer. Y por eso estamos aquí.
Pero sí quiero, en primer lugar, aclararles que hemos llegado con apoyos a La Montaña.
Lo hemos hecho a través de los mecanismos que nos marca la ley, que nos marca el sistema de protección civil que es el que se habilita para todas estas circunstancias, y es a través de los presidentes municipales. Ahorita le vamos a pedir al gobierno del estado y también a la contadora Nuvia Mayorga, que es responsable de la CDI, que demos un informe. Hoy mismo, en una conferencia, hoy en la mañana, reconocía que particularmente Cochoapa y Metlatónoc nos ha sido muy difícil llegar por la incomunicación de los caminos; por aire era prácticamente imposible llegar.
Pero sí les quiero decir, primero, que el acontecimiento histórico de que estemos aquí no es la primera vez.
Por lo menos Nuvia Mayorga, Javier Guerrero y su servidora, antes de que sucediera todo esto, y lo pueden corroborar las autoridades que aquí están, hemos estado en Cochoapa, hemos estado en Metatlónoc, hemos estado en Malinaltepec, hemos estado en San Luis Acatlán, estuvimos aquí en Tlapa, hemos estado en (ininteligible), hemos estado trabajando de manera prioritaria en la montaña de Guerrero, porque sabemos que es la zona más pobre del país y de esta entidad. Hemos instalado comités comunitarios, comedores comunitarios; hemos tenido una red de unidades móviles de salud que, de alguna manera, ante esta contingencia, permitieron que quienes ahí estaban pudieran tener alimentos.
Desde luego, que esto no es suficiente, porque hemos tenido, en primer lugar, la primera tarea, porque además a quienes nos nombró el presidente Enrique Peña Nieto, a una servidora y al secretario de Comunicaciones y Transportes, llegamos, desde el primer día, el lunes estábamos a primera hora, atendiendo en Guerrero la emergencia. No hemos salido de Guerrero, no hemos descansado un solo día, porque queremos ir a todos lados. Hemos ido a Costa Chica, a Costa Grande, hemos ido a la parte de Tierra Caliente cuyas afectaciones son también muy importantes. Todos saben, porque ha sido motivo de los medios nacionales, el caso de La Pintada, donde la mitad de un pueblo se quedó enterrada en un alud.
Y hemos hablado con esas mujeres. Y aquí decían que yo soy mujer.
Soy mujer y soy madre. No soy indígena, pero eso no me hace menos, me hace igual. Soy mujer y soy madre. He oído testimonios de mujeres que perdieron a sus hijos en este alud. Y se culpan. Y aquí nadie es culpable, estamos hablando de un desastre natural que nos dolió y ante el cual tenemos que actuar unidos. Aquí no se trata de diferencias políticas. Esas las discutimos después. Aquí no se trata de ajustes de cuentas. Hoy nos tenemos que dar la mano, todos, porque la contingencia reclama de todos la unidad y el trabajo.
Es cierto y lo decía… no estoy mintiendo porque hoy en la mañana me hicieron dos entrevistas en los medios y les dije: h emos llegado a cabeceras municipales, en la parte sobre todo de La Montaña y en la Costa Grande. Los caminos, las carreteras, los puentes en Guerrero están devastados. No solamente es aquí, tenemos comunidades aisladas. Cuando ustedes hablan de Acapulco, como una manera de decir que han privilegiado a Acapulco. Si ustedes vieran la zona de la ribera, de los ríos, del Papagayo, de La Sabana, donde la gente no tiene ni con qué vivir. ¿Tienen menos derechos? Claro que no. Tenemos todos los mismos derechos siempre, que de por sí tienen una condición precaria, pero igual que ellos los compañeros de Coyuca de Benítez, Atoyac, Coyuca de Catalán, Tecpan, toda la parte de la costa chica y esta parte de la montaña.
Estamos frente a una situación que requiere el esfuerzo de todos y yo por eso me parece extraordinario, verdaderamente agradezco, Abel, el trabajo de diagnóstico que ustedes han hecho. Nos sirve muchísimo, nos ahorra mucho tiempo, nos permite actuar de manera inmediata, y por supuesto que estamos absolutamente de acuerdo en que las comunidades participen.
Quiero decirles que toda la instalación de los comedores comunitarios, 105 que llevamos entre Costa Chica y La Montaña, ha sido por las asambleas; tenemos las actas de las asambleas y tenemos a los comités de los comedores comunitarios organizados.
Creemos profundamente en la organización de la gente, creemos profundamente en que el proceso se tiene que dar desde abajo. Entonces, en eso estamos hermanados.
Desde luego que todavía hay mucho qué hacer, pero eso no quiere decir que no hayamos hecho nada. Por ejemplo, ustedes me hablan que nosotros hemos sido indiferentes frente a sus muertos, frente a sus lesionados.
Hay lugares a los que no hemos podido llegar, pero a donde hemos podido llegar, como Cochoapa, rescatamos a cuatro heridos que están siendo atendidos en un hospital en Acapulco. Hemos tenido que evacuar a más de dos mil personas teniendo sólo 20 helicópteros. Ustedes cuestionan al Ejército y el Ejército está desplegado en todo Guerrero trabajando y no solo eso, ya tuvimos, y el día de hoy les están haciendo un homenaje, la caída de cinco personas de la Policía Federal que estaban rescatando. Las últimas imágenes que tenemos de ellos son rescatando gente. Yo creo que tenemos que respetarnos entre todos, porque todos estamos poniendo nuestro granito de arena; estamos trabajando y tenemos que trabajar todavía más. Yo no quisiera abrumarlos con la información.
Es importante que la conozcan: hemos distribuido a las presidencias municipales despensas, que son simplemente para el momento. Sabemos que eso no resuelve.
Y el día de hoy está en Guerrero nuestro subsecretario de Agricultura, porque sabemos que toda esta región, además de las casas que tenemos que reconstruir, el tema de la tierra y los cultivos será muy importante. Ya lo habíamos visto en Malinaltepec, cuando estuvimos en la comunidad, que con relación a la otra tromba, ya habían perdido sus cultivos de café, de maíz, de plátano. Imagínense, nosotros que hemos recorrido esta región, por supuesto que inmediatamente pensamos que los cultivos se habían perdido, y por eso, antes de cualquier cosa, y ahí también nos pueden ayudar mucho, en hacer los censos, en tener una relación, que en el caso del maíz se pueda aplicar el seguro inmediatamente y en el caso de los otros cultivos, particularmente el café que es muy importante en esta zona, podamos entrar con programas emergentes de apoyo.
El presidente Enrique Peña ha estado tres veces en Guerrero, fue a La Pintada, en la Tierra Caliente, porque ahí se va a rehacer el pueblo.
Yo les pido que no crean en rumores. A nadie se le piensa reubicar ni en la costa ni en la sierra.
Aquí son sus comunidades, éstas son sus tierras, son sus peublos originarios; sabemos perfectamente bien que aquí está el arraigo, que aquí están las raíces, está la historia de todos estos pueblos y de todas estas comunidades. A nadie se le piensa reubicar. No tienen por qué decirnos que no están dispuestos a enfrentar algo que ni siquiera hemos pensado. Les juro que nosotros ahorita lo que hemos pensado es cómo hacemos llegar alimentos, cómo salvamos vidas, y ya vendrá la reconstrucción.
Porque tenemos que ir por etapas, lo primero es lo primero, aquí mismo están hablando de comunidades que no están comiendo porque no hemos podido llegar. Y después ya ubicaremos las casas que tenemos que reconstruir. Quiero que sepan que tenemos instrucción del presidente Enrique Peña Nieto de que el censo se haga casa por casa; que no haya ninguna intermediación de líderes, ni políticos ni de otra naturaleza, porque también hay quienes se autonombran líderes de la comunidad y nosotros vamos a ir a la casa, a la vivienda; ahí vamos a levantar el censo y ahí se van a definir los programas de apoyo para cada familia de la montaña de Guerrero, sin intermediación de ningún tipo. (Aplausos).
No queremos intermediarismos de ningún tipo: ni de líderes, ni de diputados ni de senadores ni de nadie. Yo, afortunadamente, y pueden estar tranquilos, no soy de Guerrero, así es que no puedo tener ninguna candidatura aquí, así que en ese sentido pueden estar bastante tranquilos. (Aplausos) Estamos aquí trabajando porque es nuestra obligación, porque es el compromiso que tenemos, el compromiso con quienes menos tienen. Yo les quiero decir lo siguiente: Vamos a trabajar y le estoy pidiendo al subsecretario Javier Guerrero, subsecretario que trabaja conmigo en la Secretaría de Desarrollo Social, para que en cada comunidad, con el método que nos hemos dado, que es de asamblea, se puedan establecer los mecanismos de supervisión de todos los apoyos que vayan llegando y la definición de las prioridades que queremos atender, bajo la idea… y quiero aquí que sea muy claro: la secretaria de Desarrollo Social no puede ir a todas las comunidades.
A mí me toca organizar que la ayuda llegue a todas las comunidades. Si yo me meto ocho horas en llegar a una comunidad, ya perdimos vidas.
Ya perdimos muchos lugares a los que tenemos que organizar, por eso necesitamos ir aterrizando la estrategia, la organización a nivel central, para que cada municipio vaya aterrizando y vaya llegando a esas comunidades. Por eso nos tenemos que dar las manos todos.
 Hemos llegado a la mayoría de los municipios de la montaña con apoyos, con despensas. Queremos avanzar en la estrategia de comedores comunitarios, porque hay muchos comedores que tenemos que habilitar porque algunos se quedaron ya sin víveres por la contingencia, para que pueda comer por el momento toda la gente de esa comunidad. Y estamos, ahorita le voy a pedir que hable a la contadora Nuvia, que los albergues y toda la infraestructura que tenemos de la Comisión de Pueblos Indígenas, que se ponga también ahorita a disposición.
Quiero que sepan que por supuesto vamos a hacer la relación de daños de la infraestructura de las escuelas, y son las primeras que tenemos que rehabilitar para que nuestros niños regresen a clases.
La infraestructura de centros de salud que también, por lo que aquí se informa, muchos quedaron dañados. Tenemos que habilitar los caminos, porque si no podemos llegar ¿cómo rehabilitamos escuelas y centros de salud? Si no podemos, si no tenemos caminos para llegar… tenemos que rehabilitar esos caminos. (Aplausos).
No es una tarea de corto plazo. No quiero engañarlos ni que sientan que esto lo vamos a realizar y a tener resultados en corto plazo. Tenemos que empezar a trabajar ya, pero es una tarea titánica, pero si la hacemos entre otros estoy absolutamente segura de que muy pronto podremos decir que hemos avanzado en esta situación de contingencia. Yo veo a las mujeres a los ojos, y me gusta mucho, porque además soy mujer, y veo el dolor. Mucha mujer que sé que es madre y padre.
Es el sostén de sus hogares, y sé de la angustia que sienten cuando me lo platican, porque me lo platican, de saber que sus hijos no tienen qué comer.
Lo sé, y créanme que vamos a hacer un esfuerzo todavía mayor del que estamos haciendo. Por eso le he pedido a Javier Guerrero que se quede aquí instalado en toda esta parte de la montaña, de manera permanente, para que tengan ustedes un canal directo con la secretaria de Desarrollo Social, un canal directo con el Gobierno de la República y en particular con el presidente Enrique Peña Nieto. Aquí Javier Guerrero estará para atenderlos, para escucharlos y para con ustedes ir a las comunidades y poder tener un diagnóstico todavía más preciso. Aquí está, para que lo conozcan. (Aplausos)
Sé además que el gobierno del estado, particularmente a través de Laura del Rocío, del DIF, ha estado presente. Aquí está Ernesto, presente, desde Tlapa, desplegando toda una estrategia hacua la montana. Y también aquí la Comisión de los Pueblos Indígenas. Se viene el delegado de la CDI, viene Marcelo Tecolata y Mirna Aragón, para que esté de manera permanente aquí. Presidente municipal, nos ayudaría con tener un espacio ahí en la presidencia municipal donde esté nuestra gente, que pueda ahí estar, que la gente sepa que ahí tiene un canal y que ahí estaremos nosotros.
Ya el presidente municipal de Tlapa nos ayuda en este sentido. Víctor Aguirre está y está también nuestro responsable de toda la región, aquí en la montaña. Creánme que lo sabemos, que esto… ¿Perdón? Lo cambian, dice Ernesto, no hay problema. Pero insisto, es momento de darnos la mano. Es momento de trabajar juntos, a través del Consejo, a través de los presidentes municipales, a través de las ONG, a través de la Cruz Roja, todos tenemos que entrar, y a través de las asambleas, porque no hay mayor autoridad en una comunidad que su asamblea.
Ahí está el pueblo, y si tenemos paz en el pueblo, no habrá problema de que hagamos asambleas. Entonces, simplemente quiero reiterarles el apoyo, el respaldo. Se quedan aquí todos estos funcionarios. Vamos a supervisar, porque aquí lo que ustedes están diciendo es que las despensas que nosotros llevamos a las presidencias municipales, no llegaron a todos lados. Vamos a supervisar qué está pasando.
También les digo, Nuvia y Javier Guerrero estuvieron en El Tejocote. No es cierto que no hayamos estado, estuvimos en El Tejocote, ellos estuvieron, estuvieron con el presidente municipal de Malinaltepec, que desesperado les decía he podido visitar ocho de más de 100 comunidades. En Tlacoapan quiero decirles que desde el primer día el presidente Peña fue a Chilpancingo, gente que vive en Chilpancingo, que tiene familiares o que es de ese municipio se le acercó.
Al día siguiente mandamos el helicóptero con víveres y demás a la cabecera. Faltan las comunidades, Tenemos que ir a las comunidades, faltan las comunidades, pero como ésta faltan muchas. Entonces, aquí estamos, dando la cara. No tenemos nada que esconder porque sabemos que hemos trabajado al nivel que hemos podido, 24 horas, al máximo de nuestras posibilidades y de nuestras capacidades.
Pero la incomunicación de muchas comunidades mos rebasan, a todos: a las presidencias municipales, a los gobiernos estatales, a todos. Por eso tenemos que trabajar de manera unificada.
Yo les pido que el Consejo esté en comunicación con Javier Guerrero, con la gente de la Comisión de Pueblos Indígenas y yo estaré viniendo de manera constante a supervisar todo este trabajo que aquí acordemos. Y les pido que nos sigan apoyando, en levantar, ahí donde ustedes tienen acceso, en levantar el censo de los daños para que podamos actuar de manera mucho más rápida y eficaz.
El presidente ha decretado que apoyemos a las comunidades en la parte agrícola, en la parte de vivienda, en donde la vivienda se haya destruido o sea inhabitable, porque hay lugares donde aparentemente la vivienda está en pei, pero está ya muy dañada, ha mandatado para que hagamos un censo, para que las familias que hayan perdido sus enseres también tengan un apoyo para recuperar sus colchones, sus mesas, sus sillas y vamos a ir casa por casa.
Y quiero decirles algo: lo que a mí más me admira, y por eso, yo creo que este estado se llama Guerrero, es la fortaleza, la fuerza, el temple, la capacidad de mantenerse de pie.
Yo les garantizo y les doy mi palabra de mujer que vamos a ir a la reconstrucción y que vamos a salir adelante, y que lo vamos a hacer con ustedes, con los pueblos y con las comunidades.
Muchas gracias. (Aplausos)
ooOoo