Cochoapa el Grande, Gro., a 8 de enero de 2014

Palabras de Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Social, durante su intervención en el encuentro con comunidades indígenas, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto.

Muchas gracias, señor presidente Enrique Peña Nieto. Señor gobernador, Ángel Aguirre Rivero. Señor presidente municipal de Cochoapa el Grande, Luciano Moreno López.
Estimados compañeros del gabinete legal y ampliado.
Estimados presidentes municipales, senadores, diputada Eufrosina, y a todos los que hoy nos acompañan.
En agosto pasado, señor presidente, visitamos este municipio la contadora Nuvia Mayorga, el subsecretario Javier Guerrero y una servidora. Y vinimos a este mismo lugar y le dijimos a la gente que veníamos a nombre del presidente Enrique Peña Nieto.
Que en Cochoapa el Grande impulsaríamos la Cruzada Nacional Contra el Hambre; que aquí se llevaría a cabo el proyecto de comedores comunitarios; que a través de CDI y de Sedatu se impulsaría la construcción de vivienda; que se trabajaría para ampliar la cobertura de los programas sociales, y la gente nos veía con interés, pero también con la misma desconfianza de tantas veces que han escuchado promesas que no han sido cumplidas.
Hoy estamos aquí, viendo a la gente de frente, con la cara en alto, porque hemos cumplido. Usted nos instruyó para que en el mes de diciembre, en el estado de Guerrero, particularmente en la costa chica y en la montaña guerrerense, hubiera 500 comedores comunitarios, y a pesar de la contingencia y de lo que esto representó, en el mes de diciembre 500 comedores comunitarios estaban y están funcionando en el estado de Guerrero.
¡Cumplimos, señor presidente! Y esto es muy importante decirlo aquí, en este municipio, que es muy simbólico por las razones que ya se han dicho: porque es el municipio más pobre del país; porque es mayoritariamente indígena; porque, al igual que muchos otros municipios del estado, sufrió los embates de los fenómenos naturales Ingrid y Manuel porque es la primera vez que está aquí, en este municipio, un presidente de la República, y porque todo este trabajo lo hemos hecho con la gente, desde abajo, a partir de sus asambleas, construyendo sus comités comunitarios, porque así usted nos ha instruido que construyamos la política social.
Aquí están los participantes de los comités comunitarios, hombres y mujeres; sobre todo mujeres, hay que decirlo, que están incorporando su esfuerzo, su voluntad, su trabajo, a favor de su comunidad.
En esta tarea, señor presidente, hemos trabajado de la mano con la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y, quiero decirlo de manera muy especial, con nuestro Ejército y con la Marina.
Son ellos, estas dos instituciones, a las que les estamos profundamente agradecidos, los que capacitan a las mujeres para cocinar en los comedores comunitarios, las acompañan durante una semana y después se queda el comedor en manos de estas mujeres y en manos de la comunidad.
Hoy, estos 500 comedores que están ubicados en 491 localidades de 36 municipios de la costa chica, de la montaña, de la costa grande y en Acapulco, atienden diariamente a 60 mil derechohabientes y en este esfuerzo comunitario participan más de 10 mil mujeres y hombres sumándose a este gran esfuerzo.
En un rato más usted visitará uno de estos comedores y podrá constatar, presidente, la felicidad, como ya lo ha hecho en otros lados, de estos niños, de estas niñas, de sus madres y de los adultos mayores que apenas hace unos meses no podían ejercer su derecho a la alimentación.
Pero, además de ello, señor presidente, iniciamos una nueva etapa incorporando en los comedores comunitarios los huertos comunitarios, los proyectos de traspatio, así como los talleres para estimulación temprana de niños y niñas, que nos permitan seguir favoreciendo en mejores condiciones el crecimiento de la niñez de aquí, de la montaña.
Quiero informarle también que aquí se ha desarrollado un gran esfuerzo en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre: hemos abierto tres tiendas más de Liconsa y, de 109 beneficiarios de la leche subsidiada, fortificada, de Liconsa, hoy tenemos 909 beneficiarios a partir de la apertura de estas tres nuevas tiendas.
Tenemos cobertura universal en el Programa de Adultos Mayores en Cochoapa el Grande, y el 70 por ciento de las jefas de familia están ya registradas en el Seguro que usted comprometió para que, si ellas llegan a faltar, sus hijos estén protegidos.
Señor presidente: Usted nos instruyó para que rompiéramos la lógica individual y asistencialista de la política social; que dejara de ser una política de ventanilla y se construyera con la gente en el territorio, ahí donde están los que menos tienen. Hemos recorrido la montaña de Guerrero no sólo por la contingencia, sino desde antes, porque ese es el compromiso: el de acreditar que su gobierno está vinculado y tiene como principal causa la de los más pobres de este país.
Aquí, la montaña de Guerrero, es uno de los espacios de mayor intervención de su gobierno a través de la vivienda mejorada; a través del agua potable; a través del Programa Oportunidades, que aquí se ha ampliado considerablemente hasta alcanzar una cobertura casi total; aquí estamos ya trabajando y entregando a 300 familias la tarjeta SINHambre para que adquieran productos en las tiendas Diconsa, productos de primera necesidad.
El alcalde Luciano y también el gobernador han sido nuestros principales aliados en esta lucha y en este trabajo que hemos realizado aquí en el municipio y por lo cual les estamos muy agradecidos.
Aquí hemos trabajado de la mano porque esa ha sido su instrucción, y todos los que aquí estamos somos testigos, presidente, de que los olvidados, los marginados de siempre, hoy tienen un aliado muy importante en el presidente de la República, comprometido; un presidente comprometido con su prosperidad y su felicidad.
Muchas gracias.
ooOoo