Uno de los principales retos en el sur y el sureste del país es la creación de empleos. Durante 2015, la Sedesol logró ampliar el acceso a actividades remuneradas por medio del Programa de Empleo Temporal, mismo que benefició a más de 26 mil guerrerenses. Al mismo tiempo, promovió 294 proyectos productivos los cuales impulsan la creatividad y emprendimiento de quienes más lo necesitan. Entre ellos destacan microempresas productoras de miel y condimentos, así como panaderías.

La entidad también alcanzó su meta en la operación de estancias infantiles con un total de 297, las cuales permiten que madres y padres solteros  puedan continuar con sus estudios o buscar oportunidades para formar parte de la fuerza laboral. Mientras tanto, sus hijos reciben estimulación temprana y despliegan sus capacidades de pensamiento, lenguaje y creatividad, que influyen decisivamente en su desarrollo. 

Asimismo, la labor conjunta entre el gobierno y la sociedad civil se ha convertido en un factor determinante para contribuir a una verdadera inclusión social. A través del Programa de Coinversión Social, este año se logró beneficiar a mil 540 personas por medio de proyectos que variaron desde cursos de lenguaje alternativo para personas con discapacidades hasta talleres para la elaboración de artesanías enfocadas a las mujeres indígenas.

Cabe destacar también el trabajo que la secretaría realizó durante 2015 en el combate a la carencia alimentaria en este estado.

La Sedesol seguirá trabajando y focalizando sus esfuerzos para garantizar el combate a las carencias sociales a través del empoderamiento de la sociedad en el ejercicio de sus derechos sociales. Durante los próximos dos años, la Sedesol abrirá al menos 200 nuevos comedores comunitarios en Guerrero y trabajará de la mano del gobierno estatal y la sociedad civil para seguir impulsando acciones en favor de las personas más vulnerables en el estado.