Ante corresponsales extranjeros acreditados en México, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, afirmó que la solución al desafío de la pobreza en México, por parte del gobierno de la República, es a través del crecimiento económico, la generación de empleos y la mejor distribución del ingreso.

Tras señalar que se han realizado las reformas necesarias para generar una plataforma productiva en el país, la titular de la Sedesol explicó que se forja una política social de nueva generación que vincula lo social con lo productivo, con un enfoque de derechos, para avanzar en el tema de la pobreza y la desigualdad, dejando atrás la lógica asistencialista que sólo contenía la pobreza, para involucrar a la sociedad en proyectos productivos, como la agricultura familiar y comunitaria.

“Mientras las estrategias sean sólo de contención y no se vinculen a opciones productivas, no vamos a dar el salto; tenemos que ir a esta nueva lógica de dar las herramientas para que la gente tenga mayor capacidad productiva”, sostuvo la secretaria Robles Berlanga, al hacer un breve análisis de la política de desarrollo social instrumentada este año.

Puntualizó la funcionaria federal que los indígenas siguen siendo una asignatura pendiente en la agenda nacional, “pero a través de la Cruzada Nacional Contra el Hambre trabajamos con cada una de las familias y comunidades indígenas para aumentar sus capacidades, “resaltando sus riquezas étnicas y culturales, porque allí hay un gran potencial que se ha desperdiciado”.

Mencionó como ejemplo el caso de las artesanías, donde hemos dado instrucciones al Fondo Nacional para el Fomento a las Artesanías (Fonart) para hacer una verdadera industria, “para que ya no se vean como parte del folclor, sino como una actividad que realmente puede generar ingresos muy importantes para gran parte de la población”.

Al informar que en 2014 se incrementarán los recursos de los programa sociales federales, la secretaria de Estado aseguró que se seguirá trabajando en los programas sociales, con énfasis en los 7.01 millones de mexicanos en pobreza extrema alimentaria, a través de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

En el caso de Guerrero, explicó, al finalizar 2013 se habrán instalado 500 comedores comunitarios, y a nivel nacional “vamos por mil comedores comunitarios este año; en 2014 instalaremos 500 en las fronteras norte y sur, y mil comedores más en Chiapas, Veracruz, Puebla y el Estado de México, por ser las entidades que concentran el mayor número de población en pobreza extrema alimentaria”.

Robles Berlanga mencionó que como parte de esta política de nueva generación, se fortalece el Programa Oportunidades al dotarlo del vínculo productivo y la perspectiva de género como herramientas necesarias para salir de la pobreza, ya que 45 por ciento de sus beneficiarios tiene tierras que pueden ser aprovechadas en huertos de traspatio y agricultura familiar.

Como parte de este rediseño, indicó, desde las secretarías de Economía y la de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) se dará prioridad a los beneficiarios de Oportunidades para que puedan desarrollar sus proyectos y generar ingresos.

“El país tiene que crecer para modificar sustancialmente las cifras de pobreza y pobreza extrema; si no hay empleo, si no hay incorporación a la economía formal; si no hay opciones productivas para casi la mitad de la población mexicana, evidentemente no vamos a cambiar sus condiciones. Entonces, el primer reto ha sido generar la plataforma para alcanzar el crecimiento”, puntualizó.

Hoy, agregó, Liconsa y Diconsa llegan tanto a los ámbitos rurales como urbanos, donde 700 mil personas han sido incorporadas al programa de Abasto Social de Leche, y con la red de tiendas y tiendas móviles del Programa de Abasto Rural Diconsa, se llevan productos de primera necesidad a precios preferenciales, a las comunidades más apartadas del país.

Finalmente, detalló la secretaria Robles Berlanga que el Programa Seguro Jefas de Familia brinda ya certeza a 1.7 millones de madres, además de que con la Pensión para Adultos Mayores (+65), se incorporaron 2 millones de personas, alcanzando un universo de 5 millones de personas adultas mayores que ya reciben una pensión mensual.

091213 RRB CORRESPONSALES EXTRANJEROS 02jpg
  Descarga esta información en formato PDF