A casi tres años de la creación del Programa Seguro de Vida para Jefas de Familia, más de 22 mil niñas, niños, y adolescentes en situación de orfandad materna han sido beneficiados con apoyos económicos, que van de 315 pesos hasta mil 942 pesos, para continuar sus estudios hasta el nivel superior, lo que contribuye en la reducción de la deserción y rezago educativo, aseguró el subsecretario de Desarrollo Social y Humano, Ernesto Nemer Alvarez.

El funcionario señaló que actualmente más de 6 millones de madres jefas de familia cuentan con el respaldo de la política social que coordina el secretario José Antonio Meade, para que en caso de que lamentablemente llegaran a fallecer, sus hijos permanezcan estudiando para garantizar el derecho a la educación.

Resaltó que durante el 2015 se establecieron alianzas con el Seguro Popular, Prospera Programa de Inclusión Social, el Registro Nacional de Población e Identificación Personal (Renapo), el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), la Secretaría de Salud (SS), la Secretaría de Gobernación (Segob), el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), así como con los gobiernos estatales y municipales; la Conferencia Anual de Municipios de México (CONAMM) y la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM), entre otros, para difundir los beneficios del programa e identificar a los niños y jóvenes que requieran del seguro para continuar estudiando.

México, D. F., 26 de diciembre de 2015