México, D. F., a 01 de agosto de 2013
La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, afirmó que es necesario fortalecer la visión de Estado para definir líneas que permitan cambios y romper inercias, a fin de poder construir un México incluyente y en paz, sin desigualdades y dentro de la formalidad.

Durante la inauguración del foro “Retos y perspectivas frente a la Medición Multidimensional de la Pobreza 2012”, efectuada en la Antigua Escuela de Jurisprudencia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la titular de la Sedesol destacó que se mantendrán los programas de transferencias económicas condicionadas, pero vinculados con salidas productivas formales.
Reconoció que en México hay una tendencia histórica que provoca que casi la mitad de la población se encuentre en condiciones de pobreza, por lo que es necesario analizar los modelos económico y social de las últimas décadas para encontrar soluciones a esa problemática.

Enfatizó que las cifras dadas a conocer por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) no son evaluaciones de la Sedesol ni de los gobiernos, así como tampoco la pobreza es un tema exclusivo de la Sedesol. 

“El Coneval no evalúa a una secretaría o a un gobierno, sino a todas la política económica y social”, lo que nos lleva a la conclusión de que es necesario hacer un cambio significativo, porque sabemos que si hay crecimiento económico, empleos, movilidad social y distribución del ingreso, no hay pobreza. Definitivamente, no podemos seguir como estamos”, dijo la funcionaria federal.

Con la presencia del rector de la UNAM, José Narro Robles; del secretario ejecutivo del Coneval, Gonzalo Hernández Licona, y del coordinador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo de la máxima casa de estudios, Rolando Cordera, la secretaria de Estado fue clara al señalar que los programas de transferencias monetarias condicionadas han sido insuficientes, a pesar de los multimillonarios recursos que manejan.

“Son programas exitosos de formación de capital humano, pero no han dado resultados cualitativos porque no se encuentran vinculados a las opciones, a las salidas productivas que permitan a esos niños, a esos jóvenes que ya pudieron estudiar, continuar con sus estudios o incorporarse al mercado laboral dentro de la formalidad”, agregó.

Por eso, explicó, estamos trabajando en una visión de coordinación institucional que convierta al territorio en el eje centro de la política pública, trabajando a partir de los indicadores mostrados por el Coneval, donde se ven avances en salud y en carencia de alimentación, pero retrocesos en seguridad social.

Es necesario, concluyó, fortalecer una visión de Estado para definir líneas de acción que permitan realizar cambios y romper inercias, a fin de lograr la meta propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, de construir un México incluyente, un México en paz, sin desigualdades y dentro de la formalidad.

En el discurso de inauguración, el rector José Narro destacó que México no es un país pobre y que sus problemas tienen solución, pero nos hemos centrado en los programas y en las políticas, por lo que celebró que en esta ocasión las secretarías de Hacienda y de Desarrollo Social no estén a la defensiva y hablen de ponerse de acuerdo para transformar el modelo económico y social que ha tenido avances, aunque no los suficientes como para crear una política de Estado.