MÉXICO, D. F., a 3 de febrero de 2015. A dos años de puesta en marcha la Cruzada Nacional Contra el hambre, la participación social ha logrado la integración de 63 mil 782 Comités Comunitarios, los cuales han creado 63 mil 782 planes de desarrollo en 895 municipios, afirmó el subsecretario de Desarrollo Comunitario y Participación Social de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Javier Guerrero García.

La parte más visible del trabajo social son los Comedores Comunitarios, que a la fecha suman 3 mil 839 instalaciones en el país, donde 66 mil 576 personas participan voluntariamente en la preparación de alimentos (17 por comedor) para atender con dos raciones diarias de alimentación a 398 mil 322 derechohabientes (57 por ciento mujeres), para un promedio de 104 personas por comedor, agregó el subsecretario de la Sedesol.

Guerrero García destacó que al cierre de 2014 se alcanzó la meta de 3 mil 839 comedores funcionando en 351 municipios de 17 estados, con una inversión de mil 900 millones de pesos.

Durante la conferencia de prensa “Participación Social para el Desarrollo Comunitario”, efectuada en las instalaciones de la Sedesol, el subsecretario Guerrero García explicó:

La participación ciudadana es el componente más importante para el desempeño de la política social, ya que sin ella, la política social se limita al asistencialismo. Se trata, dijo, de que los individuos se conviertan en derechohabientes sociales.

Más que un cambio de conceptos, detalló, se trata de un cambio de actitudes individuales y de las instituciones públicas, toda vez que el derechohabiente social participa para hacer realidad los derechos sociales y humanos, y las instituciones reconocen su obligación de responder a las demandas y trabajar conjuntamente con los individuos y sus comunidades. Es formar ciudadanía, es decir, sujetos activos de derechos.

La participación social, continuó, coadyuva a la correcta ejecución de los programas, al cambiar el enfoque de ventanilla o mesa de atención por el acercamiento a la comunidad y el acompañamiento de las asambleas donde se debaten carencias y planes comunitarios de desarrollo, lo que culmina en compromisos de corresponsabilidad. Para decirlo brevemente: la participación agrega valor a la política social.

La participación social se materializa en la conformación de Comités Comunitarios, estructura organizada local (cuadra, localidad, barrio, colonia, ejido) constituida por residentes de dicho espacio, quienes serán electos democráticamente en asamblea comunitaria.

Para su formación, se firmaron convenios con instituciones de educación superior para que a través del servicio social, los jóvenes participen como promotores sociales, promoviendo el asambleísmo mediante un trabajo de planeación donde se identifican zona de pobreza y carencia alimentaria.

Tras la identificación de demandas y su priorización, se elaboran planes de desarrollo comunitario y demandas que se presentan a los tres ámbitos de gobierno mediante las comisiones intersecretariales municipales, estatales y federal.

La labor realizada llevó a este equipo de promoción social de 8 mil 494 jóvenes a la conformación, durante 2014, de 15 mil 655 Comités Comunitarios y de 63 mil 782 planes de desarrollo comunitario, en el marco de la colaboración con 42 instituciones universitarias.

La acumulación de logros al cierre del segundo año de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, consolidó la operación de 63 mil 782 Comités Comunitarios, con similar número de planes comunitarios, en 895 municipios; y se registró la participación de 63 instituciones públicas de educación universitaria en 31 entidades federativas.

CASI CUATRO MIL COMEDORES COMUNITARIOS

Al referirse a los comedores, Javier Guerrero García mencionó que la Sedesol instrumentó el Programa de Comedores Comunitarios, un modelo gradual que busca el desarrollo de procesos de organización comunitaria y el diseño de procedimientos para involucrar a la población y responsabilizarla en la operación de los comedores, para coadyuvar a la estrategia de política pública desarrollada a través de SinHambre, que tiene el objetivo de superar la pobreza extrema de alimentación.

Los Comedores Comunitarios brindan solución a las necesidades de los estratos de población con mayores carencias en relación al acceso al consumo de alimentos nutritivos y a la transformación de hábitos alimenticios para una vida saludable, explicó el subsecretario de la Sedesol.

A través de un convenio, Diconsa abastece con 3.3 toneladas mensuales a cada uno de los comedores instalados, para atender hasta a 120 beneficiarios de lunes a viernes con dos raciones de alimento al día.

La capacitación del personal voluntario de los equipos de preparación de alimentos de los comedores, se realizan por personal de intendencia (cocineras) de la Secretaria de Marina (Semar) y la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), y jóvenes estudiantes de las licenciaturas de gastronomía y artes culinarias.

Los menús están diseñados para cumplir con la Norma Oficial Mexicana (NOM) de contenido calórico y proteínico por ración, y son enriquecidos con productos de la localidad que mejoran sus hábitos alimenticios, así como en la recuperación de los saberes comunitarios.

Los Comedores Comunitarios están dentro de la estructura comunitaria y conforman 3 mil 839 Comités Comunitarios, para igual número de comedores. Son 66 mil 576 las personas que participan en los equipos de preparación de alimentos (17 por comedor), de los cuales 64 mil 427 son mujeres (96.8 por ciento) y 2 mil 142 hombres.

En los comedores se atienden con dos raciones diarias de alimentación a 398 mil 322 derechohabientes (57 por ciento de mujeres), para un promedio de 104 personas por comedor.

Recalcó que al cierre de 2014 se alcanzó la meta de 3 mil 839 comedores en 351 municipios de 17 estados, con una inversión de mil 900 millones de pesos.

A futuro, señaló Guerrero García, se busca la consolidación del modelo del Programa de Comedores Comunitarios, la mejora de los menús al incorporar productos de la región; la asociación de los comedores con proyectos productivos.

Con una inversión de 20 millones de pesos, 200 comunidades donde se tienen comedores de comunitarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre en la Región de la Montaña en Guerrero, reciben apoyos para establecer huertos y/o granjas, para producir hortalizas, huevo y carne para el consumo de la gente que acude al comedor. A la fecha están terminados el cien por ciento en la parte de granja de aves ponedoras de huevo; en la parte de hortalizas falta instalar 20, las cuales concluirán en 15 días.


03715 2jpg