Acapulco, Gro., a 16 de septiembre de 2013

Por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, las secretarias de la Defensa Nacional, de Desarrollo Social y de Comunicaciones y Transportes, conjuntamente con la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, instrumentaron acciones inmediatas de ayuda humanitaria en el estado de Guerrero, en apoyo a las familias afectadas por los meteoros “Ingrid” y “Manuel”.

Acompañados de altos mandos del Ejército mexicano, los titulares de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga; de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y de la CDI, Nuvia Mayorga, coordinan las acciones de apoyo a la población damnificada.

Tras sobrevolar el municipio de Acapulco y la zona conocida como la montaña, Robles Berlanga afirmó que ordenó a las delegaciones de la dependencia en los estados de Jalisco, Colima, Michoacán, Hidalgo, San Luis Potosí, Puebla, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Tamaulipas, disponer lo necesario para ayudar a la población afectada por el huracán “Ingrid”, en el Golfo de México, y la tormenta tropical “Manuel”, en la costa del Pacífico.

Después del sobrevuelo por las zonas afectadas en Guerrero, la secretaria Robles Berlanga dio a conocer que se instrumenta de inmediato el apoyo a las familias que perdieron techos y muros en sus casas; la alimentación y cobijo en los albergues y la instrumentación del Programa de Empleo Temporal Inmediato, para que la gente comience con la limpieza de calles y casas.

De la misma manera, las delegaciones de la Sedesol en las demás entidades afectadas implementaron estrategias para llevar ayuda humanitaria, principalmente a las poblaciones incomunicadas por deslaves o cortes en los caminos, así como proporcionar cobijo, agua y alimento a las familias que han sido trasladadas a los albergues por vivir en zonas inundado o que se consideran de riesgo por estar cerca de ríos, arroyos o cuerpos de agua que pudieran desbordarse.

“Es necesario que todo el personal de las delegaciones esté alerta y comience a la brevedad el trabajo necesario para apoyar a la población, a fin de que las precipitaciones no pongan en mayor riesgo la vida de los habitantes de esas entidades ni afecten su patrimonio familiar”, dijo la titular de la Sedesol, quien reiteró su llamado a activar acciones preventivas y a disponer lo necesario para atender las necesidades de quienes ya han sido afectados.

Hasta el momento, las delegaciones de la Sedesol trabajan coordinadamente con otras instancias federales, así como con las estatales y municipales, en las acciones determinadas por los Sistemas Estatales de Protección Civil, que coordinan los trabajos a realizar por cada una de las dependencias de los tres órdenes de gobierno.

Lo importante, señaló la titular de la Sedesol, es que el trabajo se realice en forma coordinada, como un sólo equipo, y que se evite la duplicidad de esfuerzos, garantizando que todo se haga con oportunidad y efectividad.

Las delegaciones de la Sedesol trabajan desde hace varios días, por disposición de Robles Berlanga, en coordinación con las direcciones de Protección Civil de los estados y de los municipios, principalmente en los lugares donde se registra la mayor concentración de lluvias para evaluar los daños y apoyar a las familias afectadas.

La funcionaria federal explicó que uno de los programas que se aplican en casos de pérdidas por desastres naturales es el de Empleo Temporal Inmediato (PETI), por lo que se verifican las zonas afectadas para hacer un cálculo aproximado y dar respuesta a las necesidades de la población.

Por lo pronto, han comenzado a instalarse las mesas de apoyo para atender a las familias afectadas, al tiempo que el personal de la Sedesol continuará en alerta permanente, toda vez que se estima que seguirán las lluvias en los próximos días, ocasionadas por los remanentes de los dos fenómenos meteorológicos.