Al señalar que los gobernantes deben trabajar para los que menos tienen, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, hizo un llamado a “dejar de lado las diferencias y a pensar en el bienestar de todos”, ya que en la Cruzada Nacional Contra el Hambre “no hay camisetas ni colores; el único color, la única camiseta, es la de México, donde todos tenemos derechos”.

Al asegurar que “los principales enemigos son el hambre, la pobreza y la desigualdad en que aún viven millones de mexicanos”, la funcionaria federal enfatizó que en la Cruzada trabajamos para que todos quienes se encuentran en condiciones de pobreza extrema y carencia alimentaria puedan tener un ingreso a partir de sus propias capacidades productivas, vertiente sobre la cual se sustenta la política social de nueva generación. 

Al relanzar los trabajos de la estrategia puesta en marcha por el presidente Enrique Peña Nieto y supervisar los avances de los programas sociales en este municipio ubicado en las faldas del volcán Malinche, que cobija a cerca de 4 mil personas que se encuentran en pobreza extrema y carencia alimentaria, la titular de la Sedesol enfatizó que las obras de la Cruzada pueden no verse, pero sí son sentidas por la gente.

En el evento realizado en la plaza principal, acompañada del gobernador Mariano González Zarur, la secretaria de Estado señaló que lo más importante es que las personas comienzan a vivir de manera más digna y con mayor bienestar.

“A veces, en el corto plazo, no se ve lo que se está haciendo, porque no son obras faraónicas; son pequeñas obras que cambian la vida cotidiana de las personas, y aquí están quienes ya saben leer y escribir; quienes tienen mejores viviendas y mayor bienestar y dignidad; quienes tienen sus huertos y granjas; aquí están las personas que están viendo estos pequeños cambios, que tardan en mostrarse y sentirse, pero al final ese momento llega”, sostuvo ante cientos de beneficiarios.

Recordó a la población de esta comunidad que el del presidente Enrique Peña Nieto es un gobierno cercano a la gente, incluyente, que puso el dedo en la llaga al reconocer al hambre y a la pobreza extrema como los adversarios contra los que tenemos que luchar. Por eso estamos trabajando en la Cruzada Nacional Contra el Hambre que aquí, en San Pablo del Monte, ya está dando resultados”, señaló la funcionaria federal.

“La gente nos dice que no quiere dádivas, que no quiere que le demos; lo que quiere es tener un empleo, un ingreso digno, un proyecto productivo, un trabajo, y eso es lo que vamos a estar haciendo en los próximos seis años. Por eso el presidente Peña Nieto quiere grandes reformas: para que el país crezca y haya menos pobreza en México. ¡Para eso estamos trabajando!”

Al tomar la protesta al Comité Comunitario de San Pablo del Monte, la responsable de la política social exhortó a sus integrantes a convertirse en los portavoces de sus comunidades; los garantes de que las cosas se están haciendo de manera diferente, donde la vigilancia y participación ciudadana son fundamentales para el éxito de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, ya que la pobreza sólo podrá derrotarse si existen convergencia y sinergia entre autoridades y comunidades, dejando a un lado los colores partidistas.

La ciudadanía es el corazón de la Cruzada, agregó. “Si claudica en su esfuerzo por movilizar voluntades; si se debilita su coraje por vencer obstáculos, o si compromete su honradez, todo el edificio que hemos construido para combatir la pobreza extrema y el hambre se vendrá abajo”.

“Hoy se respiran nuevos tiempos de diálogo, de construcción de acuerdos y de esperanza. La Cruzada Nacional Contra el Hambre se ha convertido en un espacio donde estamos cultivando una coordinación que no existía y que tanta falta hacía a la democracia para darle eficacia”, enfatizó Rosario Robles.

La titular de la Sedesol explicó que el principal instrumento de coordinación entre los diferentes órdenes de gobierno son los Acuerdos Integrales para el Desarrollo Social Incluyente, suscritos ya con 31 entidades federativas, de acuerdo con las instrucciones presidenciales de actuar con apertura, con respeto absoluto a la autonomía de las entidades y los municipios.

En su intervención, el gobernador Mariano González Zarur afirmó que su administración apuesta a la coordinación con el gobierno federal, a la comunicación y a la pluralidad, y no a ser “un gobierno faccioso”, por lo que ha cumplido cada una de las indicaciones de los programas sociales que tienen como fin llevar bienestar a quienes menos tienen.

A su vez, el presidente municipal de San Pablo del Monte, José Hilario Salas, mencionó que juntos, en un pacto social, gobierno y sociedad avanzan en la Cruzada Nacional Contra el Hambre para saber qué hace falta a las familias y cómo ayudar a quienes se encuentran en pobreza extrema y carencia alimentaria.

En este mismo acto, la titular de la Sedesol y el gobernador de Tlaxcala hicieron entrega de pisos firmes, techos seguros y certificados del Instituto Tlaxcalteca para la Educación de los Adultos.

Posteriormente, en el Polideportivo Municipal de Carmen Tequexquitla, Rosario Robles puso en marcha el prerregistro de beneficiarias del programa Seguro de Vida para Jefas de Familia y la afiliación al Programa de Pensión para Adultos Mayores.

También dio el banderazo de salida a una unidad móvil de Diconsa, que llegará a los lugares más remotos del estado con productos de la canasta básica, con un descuento de hasta el 20 por ciento con relación a los precios del mercado. 

Asimismo, tomó la protesta de ley a los integrantes del Capítulo Tlaxcala del Consejo Nacional de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, a quienes dijo que el objetivo es reducir en 50 por ciento las transferencias económicas a las familias y sumar a sus integrantes en actividades productivas, para que tengan ingresos que les permitan salir de la pobreza. 

Finalmente, en la Casa de la Cultura, la secretaria Robles Berlanga y el rector de la Universidad Tecnológica del Estado de Tlaxcala, José Luis González Cuéllar, firmaron un convenio de colaboración para que los estudiantes realicen su servicio social en actividades de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, además de otorgar asesoría científica y técnica por parte de los académicos e investigadores de esta casa de estudios. 

 Descarga esta información en formato PDF