La Ley General de Desarrollo Social establece el derecho de la población mexicana a acceder de manera efectiva a los servicios de salud; sin embargo, gran parte de los mexicanos no puede ejercerlo y se encuentra en condiciones de carencia por acceso a estos servicios, que son uno de los indicadores que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) toma en cuenta para la medición multidimensional de la pobreza.

Por ello, y con base en su carácter integral, la Cruzada Nacional Contra el Hambre que puso en marcha el gobierno de la República el 21 de enero de 2013, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) realiza acciones y estrategias de bienestar a través de sus programas sociales.

De este modo, y en el marco de la política social de nueva generación del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y que encabeza la secretaria Rosario Robles Berlanga, la Sedesol lleva a cabo diversas acciones para contribuir al mejoramiento del acceso de los mexicanos a los servicios de bienestar.

Destacan las acciones para promover los derechos humanos y sociales de las personas adultas mayores, ya que en el marco de la Red Social del Programa Pensión para Adultos Mayores, al tercer trimestre de 2013 los gestores voluntarios llevaron a cabo 815 mil 885 acciones para fomentar la participación social mediante actividades relacionadas con la promoción de los derechos humanos, el desarrollo personal y los cuidados del bienestar.

Asimismo, 2.6 millones de mexicanos fueron incorporados al Seguro Popular y, en lo que va de 2014, se han realizado 4 mil 806 caravanas de servicios, en beneficio de 1.8 millones de personas.

En cuanto a las zonas prioritarias, resalta la aprobación de 52 obras de infraestructura en 25 municipios ubicados en doce estados del país.
Por otra parte, alrededor del 19 por ciento de los proyectos apoyados por el Programa de Coinversión Social (PCS) a cargo del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) proporcionaban servicios de a los grupos en situación de vulnerabilidad y rezago.

Finalmente, en lo que se refiere al acceso al Paquete Básico Garantizado de Salud a las familias beneficiarias del Programa Oportunidades, el 98 por ciento de las familias beneficiarias estuvo en control médico.

Además, se otorgaron 44.9 millones de consultas, de las que 7.1 millones correspondieron a menores de hasta cinco años; 1.8 millones, a menores de cinco años con desnutrición; 1.6 millones, a mujeres embarazadas, y 36.2 millones, a los demás integrantes de las familias. El promedio mensual de consultas proporcionadas fue de 3.7 millones.